top of page

Incertidumbre en las negociaciones de paz con el ELN: delegación del gobierno exige a Petro decisiones ante proceso paralelo en Nariño

Por: Katerin Erazo, Periodista


Foto tomada de: Caracol Radio


Colombia, un país marcado por décadas de conflicto armado interno, ha enfrentado numerosos desafíos en su búsqueda constante de la paz. Sin embargo, uno de los capítulos más recientes y complejos en este camino hacia la reconciliación ha sido la mesa de diálogos entre el Gobierno Nacional y el Ejército de Liberación Nacional (ELN

Después de más de dos meses de intensas negociaciones, la mesa de diálogos con el ELN ha sido sacudida por una profunda crisis. La jefatura de la delegación del Gobierno Nacional en estas conversaciones ha solicitado al presidente Gustavo Petro que tome una decisión crucial sobre la continuidad del proceso con el Frente Comuneros del Sur, un componente clave que ha sido el detonante de las tensiones en la mesa de negociaciones.


En un comunicado conjunto emitido por Vera Grabe, jefa negociadora, e Iván Cepeda, delegado del Ejecutivo, se expresa la necesidad urgente de que el Gobierno defina su postura respecto a este frente particular del ELN. La solicitud plantea tres posibles caminos: continuar desarrollando los trabajos de la mesa nacional de diálogos con el ELN, establecer una mesa de diálogo con la estructura de Nariño, o determinar la autonomía de esta última para llevar a cabo un proceso independiente.




Este llamado se produce luego de que la delegación de diálogos del ELN solicitara al Gobierno la suspensión de las conversaciones con el Frente Comuneros del Sur. La situación actual es compleja: el proceso de paz está estancado, con el ELN negándose a continuar dialogando hasta que el Gobierno suspenda los diálogos regionales con este frente específico del departamento de Nariño, los cuales se iniciaron en 2023 y han sido identificados como los presuntos culpables del estancamiento de los avances en la Mesa Nacional.


El comandante del Frente Comuneros del Sur, conocido como 'HH', ha expresado en una entrevista reciente su posición de autonomía y su desvinculación con la mesa de diálogo nacional. 'HH' afirma que su estructura es capaz de plantear un proceso de paz desde su territorio, y que no se siente representado en las negociaciones a nivel nacional. Esta postura revela una compleja dinámica dentro del ELN, donde diferentes frentes de guerra mantienen un alto grado de autonomía.


La situación en el departamento de Nariño es especialmente delicada. 'HH' ha logrado acumular suficiente poder en su zona de influencia en el centro del departamento, lo que le ha permitido romper las comunicaciones con el Comando Central (COCE), la máxima autoridad del ELN. Esta división interna ha creado un escenario en el que el Frente Comuneros del Sur busca establecer un proceso de paz independiente, al margen de la mesa de diálogo nacional.

Desde febrero de este año, cuando se reveló que el Gobierno adelantaba un proceso paralelo con este frente sin el consentimiento de la comandancia del ELN, la mesa de diálogos de paz ha enfrentado una grave crisis. El séptimo ciclo de diálogos se ha visto interrumpido, con reuniones extraordinarias entre las delegaciones de ambas partes en un intento por encontrar soluciones a las crecientes tensiones.


Es importante destacar que el ELN ha sido firme en su postura respecto a los diálogos con el Frente Comuneros del Sur. A través de un comunicado emitido el pasado 19 de abril, la delegación de diálogos del ELN insistió en la exigencia de poner fin a este proceso regional. Según el ELN, la salida de la crisis del proceso de paz pasa por el retorno del Gobierno al cumplimiento de los Acuerdos de la Mesa con el ELN, en lugar de continuar con negociaciones paralelas con un frente disidente.


La situación en la mesa de diálogos entre el Gobierno colombiano y el ELN es crítica y altamente compleja. La crisis desencadenada por los diálogos con el Frente Comuneros del Sur representa un desafío significativo para la estabilidad y la continuación del proceso de paz en Colombia. En un momento crucial para el país, la capacidad de las partes para encontrar soluciones consensuadas y reanudar el camino hacia la reconciliación será determinante para el futuro de Colombia y su búsqueda de una paz duradera.

Commentaires


bottom of page