• Laura Natali Cano Murillo

Hay un nuevo candidato presidencia con el aval del Partido Verde Oxígeno

Por: Laura Cano

Periodista Pares


El tablero electoral de las fichas que competirán por la presidencia continúan configurándose; entran unos salen otros. Esta vez los movimientos estuvieron al interior del Partido Verde Oxígeno, el cual le dio el aval al exgobernador de Boyacá, Carlos Amaya, para participar en la consulta de marzo dentro de la Coalición Centro Esperanza.


Hay que recordar que en dicha consulta también participarían: Alejandro Gaviria, por la Alianza Social Independiente (ASI); Sergio Fajardo, por el movimiento Compromiso Ciudadano; Jorge Robledo, por Dignidad; Juan Manuel Galán, por el Nuevo Liberalismo; Carlos Amaya, por el sector de la Alianza Verde y Juan Fernando Cristo, que va como independiente.


Esta decisión se comunicó en la convención Somos Verde Esperanza, allí Ingrid Betancourt, fundadora del Partido dijo que: “A nombre de Verde Oxígeno le entregó a Carlos Amaya un árbol que va a crecer mucho porque lo vamos a cuidar entre todos”.


Con esto, cabe mencionar dos cosas. Por un lado, sobre la carrera política de Amaya, quien inició en cargos de elección popular desde 2010, cuando fue elegido como representante a la Cámara por Boyacá, siendo el más joven de Colombia, pues para ese momento tenía 25 años. En 2015, con 30 años de edad, fue candidato a la Gobernación de Boyacá por el partido Alianza Verde, salió como vencedor en esa contienda y, de nuevo, se convirtió en el gobernador más joven.


Durante su periodo en la Gobernación (2016-2019) fue elegido como el mandatario regional más destacado, según Cifras y Conceptos. Además, finalizó su mandato como el gobernador con la mejor imagen favorable, según encuesta del Centro Nacional de Consultoría para el noticiero CM&.


Así las cosas, la Coalición, en el marco de la Convención Somos Verde Esperanza, dijo a través de un comunicado: “Expresamos nuestro apoyo al ingeniero Cralos Andrés Amaya Rodríguez como nuestro candidato, con miras a la consulta que realizará esta coalición en marzo de 2022, para definir un aspirante único a la presidencia de la República. Con la convicción de que será el próximo presidente, toda vez que estamos convencidos de quien será quien lleve a cabo los cambios que necesita el país para empezar a caminar por una senda de paz política sostenida y de desarrollo económico estable”.


Por otra parte, hay que traer a colación que hace tan solo un par de días el Consejo Nacional Electoral (CNE) le devolvió la personería jurídica al partido Verde Oxígeno lo que posibilitó que hoy se le dé el aval a Amaya. Esto vino luego de que Ingrid Betancourt solicitará a finales de octubre la restitución de la personería jurídica de su partido, el mismo por el que ella fue candidata a la presidencia para las elecciones de 2002, mismo año en el que fue secuestrada por las Farc y en el que desapareció su partido.



La decisión del CNE llegó luego de que la Corte Constitucional determinara que el Nuevo Liberalismo tenía derecho a la personería jurídica, pues el partido había perdido la posibilidad de ejercer política de manera violenta. Así las cosas, bajo este mismo argumento se dio vía libre a Verde Oxígeno para que participe de las contiendas tanto presidenciales, como al Congreso.


Es preciso aclarar que, como lo afirmó en La W antes de que le fuera devuelta la personería jurídica a Verde Oxígeno, Betancuort señaló no aspirar a la presidencia, y que en cuanto a al Congreso, ante la posibilidad de la personería, que ya es un hecho, optarían por una alianza con el Nuevo Liberalismo para Bogotá.


No obstante, para la presidencia sus apuestas son a través de la Coalición de la Esperanza, y en eso vale la pena señalar que “ desde hace varios meses atrás, Angélica Lozano y miembros del partido Verde estaban en acercamientos con Betancourt para participar en la contienda electoral, como candidata, garante o asesora del proceso. Estas conversaciones resultaron recientemente en la vocería de Betancourt del Cónclave del Centro Esperanza, así como en la inclusión del nuevo partido Verde Oxígeno dentro de esta coalición”, como explicó Esteban Salazar de coordinador de la Línea de Democracia y Gobernabilidad de Pares.


Hay que resaltar que el pasado 12 de noviembre la Alianza Verde tomó la decisión de que las personas militantes del partido apoyarán al candidato alternativo a la presidencia que más se acercará a los intereses de individuales, lo que llevó a que el partido se quedará sin candidatura oficial,y Carlos Amaya, quien se perfilaba como precandidato del movimiento, tuviera que barajar sus opciones, decidiendose por la Coalición de la Esperanza y, ahora, contando con este aval.


No obstante, como indica Salazar, “El partido Verde Oxígeno no tiene votantes, ni bases, ni nada. Es una fachada para garantizar el aval presidencial, sin estructura y votos dentro del nuevo partido”. Así las cosas, faltaría ver cómo será la campaña de Carlos Amaya y qué alcanza a obtener con los caminos que ha tomado su candidatura.