«Hay nueve generales detrás de este aparato criminal»

Por: Redacción Pares


Las interceptaciones y seguimientos ilegales por cuenta de la inteligencia militar contra organizaciones sociales, políticos, periodistas y magistrados están al servicio de dirigentes del uribismo y de una red de corrupción de militares con bandas delincuenciales, como el Clan del Golfo y la Oficina de Envigado, así lo señaló este miércoles el senador Iván Cepeda, durante el debate que se llevó a cabo este miércoles en la Comisión Segunda de Senado.


“El debate que hemos planteado desde la oposición tiene que ver con este aparato criminal de inteligencia que, como se sabe, buscaba hacerle daño a los líderes de oposición, a periodistas, magistrados, defensores de derechos humanos y al proceso de paz. También hemos señalado que este aparato de inteligencia ilegal está vinculado a la ‘Operación Bastón’ que ha puesto al descubierto un entramado de corrupción que vincula a cerca de 300 oficiales y suboficiales del ejército y al menos a 16 generales con políticos, el Clan del Golfo y la Oficina de Envigado, para desvirtuar y ocultar estas denuncias que se estaban produciendo en el ejército sobre corrupción y violaciones de derechos humanos”, señaló Cepeda.


En este sentido, se estableció que nueve (9) generales están detrás de esas acciones ilegales, que serán denunciadas penalmente y expuestos ante instancias internacionales. Algunos de los altos oficiales comprometidos son:

  1. General Eduardo Quirós: tuvo que salir del Ejército al revelarse la investigación de Semana, jefe del Comando de Apoyo de Combate de Contrainteligencia Militar, CACIM participó de la persecución contra quienes estaban filtrando información a periodistas sobre corrup