“Hay futuro si hay verdad”: sobre el informe final de la Comisión de la Verdad

Por: Walter Aldana

Político social alternativo


Con ese título, y en búsqueda de la verdad verdadera, un grupo de 11 comisionadas y comisionados se dieron a la tarea, desde hace tres años y en el marco del Sistema Integral de Verdad, Justicia y no Repetición, de escuchar, en más de 500 municipios de la patria, a las víctimas del conflicto armado interno.

El Padre Jesuita Francisco de Roux y nuestra querida y aguerrida Alejandra Miller, exsecretaria de gobierno del departamento del Cauca, junto a los demás comisionados, recorrieron juntos caminos, valles, ríos y montañas, escuchando atentamente el corazón arrugado de las víctimas por lo crudo de los relatos y las experiencias con relación a las acciones criminales de actores armados paramilitares, institucionales y demás grupos ilegales como las FARC o el ELN.

Esta Comisión de la Verdad, así como la JEP y la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas, fue pactada en el Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, firmado en el Teatro Colón el día 24 de noviembre del 2016.

A la par de la implementación de reformas necesarias para volver al cauce del diálogo, la concertación y la ampliación de nuestra democracia, se desarrolla el necesario esfuerzo de conocer, por dolorosas que sean, las barbaridades cometidas en el marco de la guerra; siempre bajo la guía de esa preciosa frase pronunciada por el presidente Santos en la firma del Acuerdo: "prefiero una paz imperfecta, que una guerra perfecta".

Dicen que los conflictos armados con el paso del tiempo se degradan, se pierde el respeto a los no combatientes. Esto sucedió en Colombia y se lee en las cifras del horror: el 80% de las víctimas son civiles, hombres, mujeres, niños, niñas y personas mayores, asesinados, violadas, desaparecidos, amenazados, desplazadas, etc.

Lo dado a conocer el pasado martes 28 de junio es solo uno de los 10 capítulos que contiene el informe. Según el diario El Espectador: "El documento, que fue entregado de manos del presidente de la Comisión, padre Francisco de Roux, al presidente electo Gustavo Petro, fue el de Síntesis, Hallazgos y Recomendaciones, que recoge en gran medida el trabajo de poco más de tres años de mandato de esa entidad".

Y es en ese camino, que no es de solo reseñar como notario, que se atreve la Comisión a recomendar respetuosamente, según Colombia +20 : "entre otros aspectos crear un Ministerio de la Paz, regular los ascensos de militares, acabar con el prohibicionismo en la lucha contra el narcotráfico y concertar una política de memoria".

Ciertamente, hay futuro, si hay verdad, y en Colombia la verdad histórica comenzó a reconocerse el pasado 19 de junio, para hacer de nuestra nación una potencia de vida.

 

*Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad de la persona que ha sido autora y no necesariamente representan la posición de la Fundación Paz & Reconciliación al respecto.