top of page
  • Línea gobernabilidad y democracia

Hacienda, Agricultura y Minas los ministerios ganadores; Defensa el perdedor en aprobación del PGN

Por: Daniela Garzón y Nataly Triana, Investigadora Nacional y Asistente de Investigación

Línea Democracia y Gobernabilidad


En las plenarias del Senado y la Cámara de Representantes se aprobó el articulado del proyecto de ley del Presupuesto General de la Nación (PGN) para 2023, por un monto de $405,6 billones de pesos. Este proyecto obtuvo luz verde faltando dos días para el plazo límite de aprobación.


El Presupuesto General de la Nación es, de acuerdo con el Ministerio de Hacienda, el instrumento de manejo financiero más importante de la política fiscal del país, en el que se registra el gasto público, su financiación y las reglas bajo las cuales se hará su ejecución. El Gobierno lo presenta cada año al Congreso para su discusión y aprobación.


El primer proyecto de presupuesto para 2023 fue presentado por el gobierno de Iván Duque, el 29 de julio de 2022, por un valor de $391,4 billones, 39 billones más que el de 2022. Sin embargo, con la llegada del gobierno Petro, se hicieron modificaciones que hoy implican otros $14 billones más.


Los $14 billones se desagregan en un aumento de $3 billones en gastos de funcionamiento y $11,2 billones en gastos de inversión que tendrán como objetivo la formalización de los predios privados, los subsidios de energía y gas, la implementación de programas de paz, el fortalecimiento de las capacidades instaladas de los servicios de salud e inmunización y el fortalecimiento de la educación superior a través de ICETEX. El presupuesto quedó consignado así para 2023 de la siguiente manera:



Este presupuesto, comparado al de 2022, es 15,1% mayor, lo que significa un aumento significativo teniendo en cuenta que en el de 2022 frente al de 2021, la variación fue de 5,3%. El aumento se justificó por el desfinanciamiento que hay en carteras como la de Salud y por las presiones económicas que sufre el país debido a la postandemia, la inflación y el déficit existente en el Fondo de Estabilización de Precios de Combustible (FEPC)


Es especialmente por esta última razón que, particularmente, el Ministerio de Hacienda duplicará su presupuesto con respecto a 2022, cuando fue de $24,3 billones, en este caso pasaría a $48,7 billones aproximadamente.


Esperando aún la sanción presidencial y tomando en consideración la ponencia para segundo debate que se radicó en la Cámara de Representantes, las carteras más beneficiadas por los cambios entre el presupuesto presentado por Duque y el que Petro logró aprobar, en cuanto al aumento en dinero total asignado son las de Hacienda, Minas y Energía, Salud y Protección Social, Educación, Vivienda, Agricultura y Deporte. En contraste, se vieron afectadas las carteras de Ambiente, Tecnologías de la Información y la Comunicación, Trabajo y Defensa.


Si se mira porcentualmente, los cambios fueron especialmente significativos del proyecto de presupuesto presentado en julio por el gobierno saliente al actual para los ministerios de Deporte, Agricultura, Cultura, Minas y Energía, Ciencia, Transporte, y Vivienda. Los aumentos porcentuales para estas carteras con respecto a lo contemplado por el gobierno Duque fueron de entre el 18 y el 45%.


Al comparar el presupuesto aprobado para el siguiente año con el del año anterior, porcentualmente algunas de las entidades que contarán con más recursos son la Presidencia de la República, el Ministerio de Hacienda, el Ministerio de Cultura, el de Minas y Energía, el de Ciencia y el de Salud.


Es notorio también el aumento entre 2022 y 2023 que tendrá el servicio de la deuda pública, pues pasará de un poco más de $68 billones a $72 billones, un aumento del 5,6%. En cuanto al aumento que recibirá en el presupuesto el Ministerio de Hacienda, hay que decir que gran parte del mismo irá destinado a inversión, lo que a juicio de La Silla Vacía significa un manejo de “la caja menor” del país que le permitirá al gobierno Petro juego con las instituciones y los políticos.


También hay que resaltar las reducciones para carteras importantes como la de Defensa, que sin tener en cuenta otras instituciones del sector, es de más de $164.000 millones, con respecto a lo planteado por el gobierno Duque. A su vez, la cartera de Tecnologías de la Información no recibirá casi $13.000 millones de lo presupuestado por el gobierno anterior. Llama la atención también la reducción del presupuesto del Min Ambiente, que será de casi $2.000 millones.


No hubo cambios entre lo propuesto por Duque y Petro para las carteras de Comercio, Industria y Turismo, ni para el Departamento de Prosperidad Social.


Al hacer la evaluación por sectores que incluyen otras instituciones además de los ministerios, el top 5 de los que quedaron con mayores asignaciones son:



Pasado el primer escollo económico en el Congreso, que era la aprobación de un sustancial aumento del presupuesto general para 2023, para el primer año en pleno del gobierno Petro quedará por delante la discusión de la reforma tributaria, en la que ya se oyen voces disidentes, como la del Partido Liberal, que, haciendo parte de la bancada de gobierno, ha dicho que no la votará.


El trámite en el Congreso de la República de los proyectos clave del Gobierno Nacional empieza a poner a prueba la “aplanadora” parlamentaria, pues los acuerdos meramente burocráticos que se han hecho con partidos como el Conservador, el Liberal y la U, hacen que cada vez que se deba aprobar un proyecto importante aumente la presión de estos por obtener más beneficios en las carteras y los sectores en su control.

bottom of page