top of page

Gobiernistas y opositores salen a las calles

Por: Katerin Erazo, Periodista



El pasado 14 y 15 de febrero hubo marchas tanto a favor como en contra de las reformas que el Gobierno Nacional ha venido radicando en el Congreso.


Las movilizaciones del 14 de febrero fueron convocadas por el mismo Gustavo Petro y cerraron con una alocución del primer mandatario desde su balcón en la Casa de Nariño. Fue la primera vez en la historia reciente del país en que un presidente da un discurso desde el balcón de su palacio presidencial para la ciudadanía que salió a apoyarlo.


Las autoridades aseguraron que se realizaron 126 actividades relacionadas con este evento en 28 departamentos y Bogotá. Según el jefe de Servicio de la Policía, 28 mil personas asistieron a las actividades realizadas a través de 21 marchas, 17 concentraciones, tres movilizaciones y una asamblea.


Alrededor de dos mil personas participaron en la movilización que se hizo en la capital, donde se observó una aglomeración de la ciudadanía en las calles. Sin embargo, al punto final del encuentro en Bogotá, en la Plaza de las Armas de la Casa de Nariño, apenas hasta las 3:00 p.m. empezaron a llegar las personas para escuchar el discurso de Gustavo Petro, que duró aproximadamente hora y media, discurso en el que no solo apoyó sus reformas, sino en general su proyecto de Gobierno.


“Millones de personas votaron por el cambio. No puede ser de mentira”, dijo Gustavo Petro ante la multitud que llegó a la plaza para escucharlo.


Al día siguiente, 15 de febrero, fue el turno para la oposición, la cual, aunque inicialmente tenía programada su marcha el día anterior, desde las 9:30 a.m. se reunió en las calles para marchar en contra del gobierno Petro. Según las autoridades, aproximadamente 47 mil personas en todo el país participaron en esta movilización y la Policía reportó 50 actividades a través de 18 concentraciones, 18 marchas, siete asambleas, seis movilizaciones y un bloqueo.


Un dato interesante fue que, a diferencia de la primera marcha, en Bogotá se pudo observar que alrededor de las 3:00 p.m. se fueron dispersando las personas que participaron en la marcha de la oposición, es decir que para las 5:00 p.m en la Plaza de Bolívar ya no se encontraba ni la mitad de los manifestantes que salieron en la mañana.

Cabe resaltar que ambas marchas se llevaron a cabo de manera pacífica, a pesar de que se hayan reportado algunas confrontaciones en contra de la prensa y otros ciudadanos presentes, hechos que se presentaron en ciudades como Medellín y que fueron controlados por el Esmad.


En Bogotá se registraron algunas agresiones verbales en contra de unos docentes del Cauca que han estado en huelga durante 23 días en la Plaza de Bolívar. Ante esto, el presidente se pronunció y dijo: “le gritan asesinos a los maestros del Cauca cuando es a ellos a quienes han asesinado”.


Según Isaac Morales, coordinador de la Línea Convivencia y Seguridad Ciudadana de la Fundación Paz & Reconciliación (Pares), a pesar de que se registraron este tipo de agresiones no físicas, sino verbales, en el marco de la democracia se debe celebrar que las movilizaciones en términos generales se llevaron de manera pacífica, teniendo en cuenta otras marchas que se han llevado en contra de otros gobiernos.


En este misma línea se pronunció el director de Pares, León Valencia, quien aseguró que estas movilizaciones evidenciaron que hay mayor democracia en el gobierno Petro.


Finalmente, para Morales, estos dos días fueron jornadas de movilización muy “flojas” en comparación con otras movilizaciones sociales que ha vivido el país en otros años. El coordinador dijo que un balance que podría darse es que la oposición está aprendiendo a movilizarse, teniendo en cuenta que es la primera vez que la oposición es de derecha. Además, aseguró que el papel del presidente no es convocar marchas a favor de sus propuestas, sino más bien llamar al diálogo nacional para disminuir esas expresiones de oposición que han sonado últimamente.

Comments


bottom of page