• Redacción Pares

Frente Alfonso Cano aceptó llamado a la Paz Total

Por: Katerin Erazo, Periodista


Comandantes del Frente Alfonso Cano de la Segunda Marquetalia, disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), aceptaron el llamado a la Paz Total que hizo el presidente Gustavo Petro.


Este grupo armado manifestó su intención de acogerse al diálogo para pactar un cese al fuego multilateral y de esta manera poder lograr la paz en el país, en especial, en el departamento de Nariño, donde han estado operado.


El Bloque Occidental Alfonso Cano es un grupo armado PosFarc que hace presencia en los municipios Barbacoas, Magüí Payán, Roberto Payán y Tumaco, el cual fue creado tras la ruptura de los mandos superiores del Frente Oliver Sinisterra a finales del año 2019.


El anuncio que realizaron fue por medio de un vídeo en el que uno de los comandantes dijo: “por medio de la presente, anunciamos nuestro total apoyo a la propuesta del señor presidente (…) estas palabras de manera directa y respetuosamente también queremos que lleguen al doctor Danilo Rueda, Alto Comisionado para la Paz y a Álvaro Leyva, Canciller de Colombia”.

En el comunicado mencionaron el acogimiento que tuvieron con el proceso de paz liderado por el Gobierno del expresidente Juan Manuel Santos. Sin embargo, resaltaron que este no siguió por “buen camino”, debido a los incumplimientos del expresidente Iván Duque, los cuales desataron una nueva ola de violencia en Colombia que, según este grupo armado, hizo que retomaran las armas “como defensa para sus vidas”.


Los guerrilleros añadieron que se acogerán al cese multilateral llamado por el Gobierno, el cual ven como un gran beneficio para acabar la guerra indiscriminada que se sigue viviendo.

Según Francisco Daza, investigador nacional de la Línea Paz, Posconflicto y Derechos Humanos de la Fundación Paz & Reconciliación (Pares), varias incógnitas dejan estas intenciones del cese multilateral anunciado por el frente Alfonso Cano, ya que este es un “cese al fuego parcial”, pues entre los diferentes grupos armados se siguen atacando en el marco de las disputas por los territorios.

En un artículo escrito por Daza llamado ¿Es posible hacer y mantener un cese al fuego unilateral?, el investigador menciona que se deben tener en cuenta las verdaderas intenciones y voluntades de estos grupos armados y asimismo conocer el rol que tendrían las Fuerzas Militares entorno a este cese al fuego.

Cabe añadir que La Segunda Marquetalia no ha sido la única disidencia de las FARC que anunció su intención de acogerse al diálogo con el fin de pactar el cese al fuego multilateral. El pasado 28 de septiembre, el frente Iván Ríos manifestó su voluntad de sumarse al llamado del Gobierno Nacional. En esta misma fecha, Danilo Rueda, Alto Comisionado para la Paz, confirmó que, además de estas disidencias, por lo menos otros 10 grupos armados ilegales se sumaron a la propuesta de Paz Total de Gustavo Petro.

Para Francisco Daza, los anuncios de acogimiento al cese al fuego de las disidencias se estarían dando por un beneficio percibido por parte de estos grupos, debido a que estarían esperando un reconocimiento político para tomar la misma ruta que se está tomando con el ELN.

Sin embargo, aún se han registrado grupos que no han mostrado su intención de unirse a la Paz Total, ya que en el sur del departamento de Arauca, actores armados han hostigado a la comunidad recientemente. Por ello, Danilo Rueda y las mismas comunidades han pedido el cese de las operaciones armadas.


Históricamente en Colombia los cese al fuego han tenido tres momentos. El primero fue durante las primeras negociaciones de paz con las guerrillas en los años 80 y 90; un segundo momento fue nuevamente con este grupo armado (FARC) durante los diálogos de La Habana en 2014; finalmente, según Germán Valencia, columnista de Pares, estamos en el tercer momento en el que se espera que todos los grupos armados aún activos, acepten el llamado de la política Paz Total que el nuevo Gobierno de Petro ha venido trabajando.