Frente al hambre, renta básica progresiva ¡Ya!

Por: Luis Eduardo Celis. Columnista Pares.


Las cifras de pobreza extrema y vulnerabilidad social han crecido en medio de la pandemia en curso y con perspectivas de empeorar en un clima de incertidumbre. Esto se traduce en sufrimiento para millones de personas que no tienen ingresos o por lo menos.no tienen los suficientes para satisfacer necesidades básicas. Esa carencia significa hambre, física hambre que en un país con tantos recursos naturales y riqueza concentrada en unas pocas manos, es una afrenta.


Esta semana se reunió una cumbre por la renta básica. Este grupo de ciudadanos y parlamentarios promueven un proyecto de ley que será radicado este martes 16 de marzo -buena fecha que nos recuerda que en 1781 se levantaron los comuneros ante las imposiciones de la corona Española- para buscar que el Congreso de la Republica, legisle a favor de los millones que la están pasando muy mal, desde antes de la pandemia y mucho peor en medio de la pandemia.


Son muchos los aspectos técnicos a precisar sobre a qué familias debe ir esta renta básica, que en principio se propone como focalizada a los que están en la situación de mayor necesidad, pero que de manera progresiva debería cubrir al cien por ciento de familias que según unos criterios claros de necesidades y carencia de ingresos, lo requieran.


Hay recursos públicos para financiar una renta básica, que debe ser lo suficiente para cubrir la alimentación de una familia, recursos que deben ir más allá de los que hoy se asignan en programas sociales que tienen una cobertura muy limitada en numero de familias a las que llegan y que realmente debe tener una asignación que debe rondar entre los seiscientos mil pesos para una persona, y según el numero de integrantes de la familia debe ir