Buscar

Fiscal Jaimes será denunciado por prevaricato

Por: Redacción Pares.


En la mañana de este viernes, y tras conocerse la solicitud de preclusión que presentó el fiscal Gabriel Jaimes en el caso en el que se investiga al expresidente Álvaro Uribe Vélez por manipulación de testigos, el senador Iván Cepeda y el exfiscal general Eduardo Montealgre anunciaron a través de rueda de prensa que presentarán denuncia penal ante la Fiscalía General de la Nación contra el fiscal Gabriel Ramón Jaimes, por haber incurrido -presuntamente- en prevaricato por acción y omisión. Algunas de las conductas contrarias al ordenamiento jurídico del fiscal Jaimes, son las siguientes:


i) favorecer los intereses del procesado, al punto que, apartándose de su deber legal y constitucional, ha fungido de facto, como abogado defensor de Álvaro Uribe; ii) las posiciones de la Fiscalía, son un espejo de las argumentaciones del imputado y su defensa; iii) ha pretendido invalidar, de facto, lo actuado por la Sala Especial de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia, al repetir la práctica de pruebas; retrotrayendo el proceso, a fases superadas por ese Alto Tribunal; beneficiando con estas irregularidades a la parte imputada del proceso, el exsenador Álvaro Uribe.


El senador Cepeda señaló durante la rueda de prensa que esta acción, aun cuando procesados por el mismo caso como Diego Cadena y Álvaro Hernán Prada están siendo llamados a responder ante la justicia, es un premio para Álvaro Uribe Vélez, quien a pesar de ser implicado en este caso como uno de los autores más relevantes, ha logrado evadir la justicia.


Por otra parte, recordó que durante los años en el que se ha llevado este caso el expresidente ha presentado, por lo menos, 24 falsos testigos en contra de Cepeda, de los cuales dos se han retractado, uno de ellos Carlos Enrique Areiza, quien luego de su retractación en el 2018 fue asesinado en Bello, Antioquia. Por otra parte, contra diez de estos presuntos falsos testigos se ha compulsado copias del acto inhibitorio de la Corte Suprema de Justicia del 16 de febrero de 2016.


A esto se suman otra serie de cuestionamiento sobre el proceso que se le ha adelantado a Uribe, sin que, como denuncia Cepeda, el fiscal Gabriel Jaimes haya iniciado alguna investigación al respecto, “por el contrario, este ha llevado y utilizado testigos falsos al proceso como Hilda Niño y Juan Carlos ‘el tuso` Sierra, quienes han sido traídos para mentir también en contra de Eduardo Montealegre y Jorge Perdomo”.


Por su parte, el abogadoReinaldo Villalba, quien ha llevado la defensa de Iván Cepeda, aseguró que: “la decisión de dar preclusión la tengo que calificar de temeraria; el camino de la impunidad sigue su curso, pero el cual puede ser frenado, como esperamos, por los jueces de la república”.


A esto, se sumó que durante la rueda de prensa también participó el exfiscal Eduardo Montealgre, quien, hay que recordar, interpuso en julio del año pasado junto al exvicefiscal, Jorge Perdomo, una denuncia ante la Corte Suprema de Justicia por la responsabilidad que Álvaro Uribe Vélez tendría respecto a las masacres de El Aro y La Granja y el asesinato de Jesús María Valle.


El exfuncionario afirmó que la decisión tomada hoy por el fiscal Gabriel Jaimes es un claro desafio y afrenta al Estado de derecho, además indicó, como lo hicieron Cepeda y Villalba, que esta constituye una conducta que podría ser considerada como prevaricato, pues se desconocieron elementos probatorios y evidencias que se han destapado en el proceso contra Álvaro Uribe Vélez.


“Además de que existen más de 30 elementos probatorios y evidencias contra el expresidente, también Gabriel Jaimes desconoce la prueba practicada por la Corte Suprema de Justicia, lo que es un claro desvío de sus funciones durante la investigación que le correspondió a la Fiscalía General, pues el trabajo se enfocó en recoger evidencias que solo favorecían, supuestamente, al expresidente, habiendo un claro sesgo político”, concluyó el exfiscal.



Una decisión de solicitar preclusión en el presente caso, indicó la defensa del senador Cepeda, equivale a un cínico desconocimiento de la realidad procesal, en la que figura, entre otros muchos elementos, la circunstancias de que el representante Álvaro Hernán Prada, y el abogado de reconocidos narcotraficantes, Diego Cadena, están el uno ad portas de un juicio y el otro siendo enjuiciado. Mientras estos presuntos cómplices de quien figura como el presunto determinador de graves delitos, están siendo llamados a responder ante la justicia, al autor principal se le busca premiar con un intento de preclusión, enfatizaron los abogados.