top of page

Fútbol nacional, un retrato de la discriminación

Por: Daniela Quintero. Redacción Pares

Tras una serie de denuncias por acoso sexual y laboral contra futbolistas de la Liga profesional femenina por parte de miembros del cuerpo técnico de la Federación Colombiana de Fútbol – FCF, se rumoró la cancelación del seleccionado femenino de mayores y de la Liga profesional de fútbol femenino.


Este miércoles la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) confirmó que solamente se armará un plantel para la competencia sub-23. Hay indignación frente a la abierta discriminación económica y el maltrato que han sufrido las jugadoras.


El presidente de la FCF, Ramón Jesurún, aseguró que esto es una consecuencia de la inversión a la selección femenina, que generó pocas ganancias y sí perdidas. Según él, se decide quedarse con un solo plantel para promover las generaciones más jóvenes.


Como reacción a la decisión del ente rector del fútbol, las jugadoras dieron una rueda de prensa rechazando la decisión de la FCF. Ellas no se habían pronunciado en conjunto desde que la Fiscalía General abrió una investigación contra Didier Luna y Sigifredo Alonso Peña, exintegrantes del cuerpo técnico; pero sí habían estado circulando testimonios de la fisioterapeuta, Carolina Rozo, que declaró en contra de Luna; y también por parte de algunas de las denunciantes.


¿Qué dicen las deportistas?


«Tenemos las pruebas del pago de tiquetes por parte nuestra a convocatorias que la Federación tenía que pagar. Falta de viáticos nacionales cuando a los futbolistas masculinos sí les dan. Desprotección de salud con jugadoras como yo, que residimos en Estados Unidos”, expresó Melissa Ortiz, jugadora de la Selección.


También agregó que tras el premio del mundial de Canadá 2015, la Federación se comprometió a pagarles 10 millones de pesos y todavía les debe 3 millones. De esta manera, las futbolistas decidieron dar a conocer a la opinión pública las pruebas que delatan los manejos desiguales por parte de los directivos de la Federación Colombiana de Fútbol entre hombres y mujeres.


La FCF expresó que va a mantener “un torneo sub-23. Felices de que apoyen un semillero para las mujeres que están creciendo (…) pero a los 24 años nos van a decir adiós o les van a decir adiós a ellas, entonces en qué momento vamos a generar una afición, en qué momento vamos a hacer un cambio”, dijo por su parte, Oriánica Velásquez, otra futbolista de la Liga de Mayores.


Por su parte, Yoreli Rincón, referente del fútbol femenino nacional, expresó que todo el plantel femenino sabía que esta medida se iba a tomar. “Después de todo lo que hemos venido diciendo a ellos nunca le gustó que les reclamáramos absolutamente nada, pero éramos unas niñas de 15 o 16 años y les gustaba que trabajáramos gratis”, relató la futbolista a RCN Radio.


“Ahora que tenemos 25 años y hemos logrado todo por el país (…) y estamos exigiendo solo unos pequeños derechos lo más fácil para ellos es hacernos a un lado”, agregó. Según han manifestado las deportistas desde la semana pasada, esta situación no es nueva. Ellas habían denunciado los hechos con sus mismas directivas, pero el proceso quedó archivado y no se les prestó la atención necesaria.

“Estos son los simples derechos (que pedimos) que nos den unos viáticos que nos paguen mientras estamos con la selección”, agregó Rincón.


«La Federación les está dando la espalda»


La Fundación Paz y Reconciliación-Pares habló con Martha Ordoñez Vera, activista por la defensa de las mujeres y ex consejera Presidencial para la Equidad de la Mujer, quien señaló que la decisión de la Federación de Fútbol de eliminar la liga profesional de Fútbol causa indignación.


“No es fácil entender cómo hace unos meses las mujeres futbolistas del país ganan el principal torneo de clubes en el continente, demuestran que están en un alto nivel de competencia y la respuesta de la Federación y del mundo del fútbol en general es darles la espalda. Definitivamente esto es una clara muestra de discriminación e invisibilización de las capacidades de las mujeres, es una decisión basada en discriminación por género”, aseguró.


La Selección de mujeres en Colombia fue fundada oficialmente en el año 2016 y actualmente está compuesta por futbolistas de los 25 clubes femeninos y otras que juegan a nivel internacional.

En el torneo nacional los equipos que han salido victoriosos son Independiente Santa Fe y el Atlético Huila que se coronaron como campeones de la liga femenina. En tanto, en el 2018 el segundo equipo mencionado, ganó la Copa Libertadores de América.


La experta dijo que la sociedad por lo general no valora muchas de las actividades de las mujeres. Por ejemplo, el público no asistió a los estadios de partidos femeninos, la prensa y medios de comunicación nunca hicieron el cubrimiento y seguimiento, los patrocinadores nunca se hicieron presentes.


“El deporte es un claro ejemplo y en el caso de la Liga femenina hay que decir que se dejaron completamente solas a estas mujeres valientes, profesionales y competitivas”, aseguró.


Un dato adicional es que esta es una situación que se vive en todo el mundo deportivo. De acuerdo con Ordoñez hay investigaciones sobre inversión en publicidad en las que se estableció que de los 62 mil millones que se invierten en patrocinio para el deporte en el mundo, sólo el 0,4% se destina a pauta para competiciones femeninas, porque se considera que no tienen audiencia y no generan interés.


Llegó el respaldo de los colegas


El martes los jugadores de la selección masculina se pronunciaron brindando respaldo a sus colegas. En un comunicado de cuatro puntos condenaron “cualquier acto que vulnere la integridad física, mental o emocional de una mujer”.


También expresaron que estarán atentos a las investigaciones pertinentes, por los organismos judiciales ante los casos denunciados por acoso sexual y laboral.


“El fútbol femenino debe seguir creciendo y desarrollándose con todas las garantias y en todas las categorias, y para eso siempre tendrán los directivos y las jugadoras todo nuestro apoyo”, reza el corto texto. Sin embargo, este jueves ya se sabe que el fútbol de la liga de mayores femenina llegó a su fin.


Por su lado, el periodista deportivo Antonio Casale, dijo en el mismo medio radial que “es una obligación de la Conmebol tener una liga femenina. Es que no es que si quieren, es que toca. Eso está planteado en el manual de la FIFA”. “Lo que plantearon ayer fue que mujeres mayores de 23 años no pueden jugar en Colombia”, sentenció.


Por lo pronto, se espera que la Conmebol se pronuncie frente al tema, aunque los expertos aseguran que la decisión ya está tomada. Por ahora, hay 400 mujeres de más de 25 años que quedaron desempleadas ya que los contratos con los clubes de fútbol ya no serían válidos.

Comments


bottom of page