• Redacción Pares

ETCR Antonio Nariño, el camino de la reconciliación

Por: Redacción Pares


El Municipio de Icononzo, se encuentra ubicado a 124 Km (tres horas aproximadamente) de la ciudad de Bogotá, en el costado oriental del Departamento del Tolima, subregión del Sumapaz; lo componen 30 veredas en una extensión de 23.886 hectáreas. En la actualidad cuenta con una población de 10.057 habitantes. Su economía gira en torno a la agricultura, particularmente café y frutales. Además de ganadería. El Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación ETCR, Antonio Nariño, es un terreno de 14 hectáreas, que se ha ido concibiendo como una población pese a lo quebrado de la zona. Los ETCR para excombatientes de las Farc, se han convertido en lugares de encuentro y reconciliación nacional.


En la actualidad este espacio avanza en la consolidación de las cooperativas: Cooperativa Multiactiva Emprendamos Paz – EMPREMPAZ-, Cooperativa Multiactiva Agropecuaria del Común -COOPAGROC-, Cooperativa Multiactiva del Común Tejiendo Paz -COOPTEJPAZ. La Asociación de Mujeres Farianas de Antonio Nariño – ASOMUFAN y la Cooperativa Multiactiva Integradora de campesinos y reincorporados COOMICER ubicada en el casco urbano del municipio.




Voceros del ETCR Antonio Nariño han reiterado su compromiso de mantenerse en la legalidad y manifestaron que confían en poder concretar sus proyectos de vida. En el ETCR hay 60 niños. Cuenta con 4 barrios, hotel, biblioteca y guardería. Fotos: Sergio Saavedra.

En general la visión de la justicia transicional parte de la idea de una promesa para resolver lo que según la ONU define como los problemas derivados de un pasado de abusos a gran escala y garantizar de esta forma una nueva nación. Esta promesa se fundamenta en los tres pilares de la verdad: la justicia, la reparación y las garantías de no repetición atravesadas con los valores de la reconciliación y el perdón reconociendo la centralidad del dolor de las víctimas.


En ese sentido, consideranmiembros del ETC consideran que el verdadero reto de la paz no está en la reimplantación del Estado, sino en una convivencia entretejida con una paz en pequeña escala y entendida como la capacidad de vivir con otros en el espacio de la vida cotidiana y las relaciones cara a cara, para así crear nociones del futuro conjunto.

Las relaciones entre la población reincorporada de las FARC ubicada en el ETCR Antonio Nariño y las comunidades aledañas a este son fluidas. Cabe resaltar que el trabajo realizado por la Asociación de Mujeres Farianas Antonio Nariño – ASOMUFAN en torno a los temas de equidad de género ha calado de manera positiva en las comunidades especialmente las mujeres externas al ETCR.

Proyectos de sacha inchi, porcicultura, tilapia roja, aguacate hass, confecciones y turismo. Próximamente se desarrollará un proyecto de ganadería con el apoyo de la comunidad internacional. Fotos: Pares.

Así las cosas, a la fecha han logrado posicionar este tema a través de la política pública de género impulsada por el ETCR en el municipio. Es notoria la noción de futuros posibles, dado que las alianzas realizadas tanto en el tema productivo, de agremiación y de incidencia política, se sustentan bajo una mirada prospectiva y en lógica de arraigo territorial.