• Laura Natali Cano Murillo

«Esta crítica subida del dólar afecta al ciudadano de a pie»

Por: Laura Cano, periodista Pares.


Desde la semana pasada las alarmas por los niveles que podía alcanzar el dólar se encendieron, luego que este terminará el pasado viernes con un valor de $3.584, lo que representó un aumento de $62, esto frente a la Tasa Representativa de Mercado (pesos colombianos por dólar) que fue de $3.522.

Esto provocó un nerviosismo económico que hoy da resultados; un precio del dólar cercano a los $4.000, presentando una subida 220 pesos y llegando a los 3.804 pesos, esto respecto a la TRM definida para hoy: 3.584 pesos.


Causas y consecuencias


Hablamos con el analista económico José Roberto Acosta, quien nos nombró dos puntos importantes para tener en cuenta en esta situación:

1. El mayor ingreso de divisas en el país se debe a la exportación de petróleo; Colombia depende mucho de la exportación de crudo y este tuvo un desplome en su precio de 70 dólares. Al generarse la mitad de lo que se estimaba se provoca una escasez de dólar que hace que su precio empiece a incrementarse.

2. El plan fiscal de mediano plazo del Gobierno y de Ecopetrol estimaba un precio promedio para todo el 2020 de alrededor 62 dólares. La realidad es que el crudo Brent se estima con un precio de 36 dólares, lo que provoca que las finanzas de Ecopetrol y el plan fiscal de mediano plazo se descuadren totalmente, obligando a una búsqueda de recursos adicionales como una reforma tributaria, una reforma que ante la falta de gobernabilidad del Gobierno difícilmente se pueda tramitar ante el Congreso. Así que, por la falta de generación de divisas, por el descuadre de las finanzas públicas esta caída del precio del petróleo voltea el precio del dólar y también el presupuesto general de la nación.


Esto plantea un panorama muy poco alentador para el sector público y privado, y a su vez a los colombianos del común, pues esto llevaría a un incremento de la deuda externa que dispararía el precio de las divisas y por ese mismo camino una hueco financiero que comprometerían una futura estabilidad. Además, la relación de esta situación económica representa para las empresas una baja sostenibilidad dada la subida del dólar, afectando directamente la ampliación de estas en el país y a su vez la generación de empleo que estas representan en Colombia.


Por esa misma línea, otro de las problemas que representa este contexto es el posible incremento en la canasta familiar, dado que productos como frutas, granos y concentrados para animales tendrían un incremento, lo que a su vez tendría injerencia en el precio de proteínas como pollo y carne de res y cerdo, pues la subida de los concentrados encarecería este tipo de productos. Esto recalca que la subida del dólar no solo afecta al sector empresarial, pues la dinámica que genera este en la cotidianidad representa una problemática en las movimientos económicos colectivos e individuales.


Por otro lado, otro de los escenarios que no se ven con mucho optimismo frente a esta situación son las exportaciones, Acosta afirma que: “aunque por cada dólar se van a recibir más pesos y al exportador eso lo pone contento, se está notando una restricción de los mercados internacionales. Tal vez vendamos menos flores, cueros y manufacturas y haya una tendencia a la baja de la compra de petróleo colombiano y si el volumen de esas ventas decrecen, contrarrestaría la generación de ingresos para el país”.

Este incremento en el dólar afectará la canasta familiar, dado que productos como frutas, granos y concentrados para animales tendrían un incremento, lo que a su vez tendría injerencia en el precio de proteínas como pollo y carne de res y cerdo, pues la subida de los concentrados encarecería este tipo de productos.

A pesar de esto, podría generarse un posible escenario positivo, pues al haber una subida en el dólar y por ende en las compras internacionales, esto podría promover mayores dinámicas en las economías nacionales, “haciendo que la oferta empiece a reaccionar un poco para suplir el aumento de la demanda agregada que ha venido siendo robusta en los últimos años y ha mantenido el crecimiento. Así que esperemos que esa capacidad reaccione positivamente y el aumento de precios solo se vean en productos importados y no en lo que podemos producir localmente”, agregó José Roberto.


¿Qué pasa con el Coronavirus?


Uno de los puntos a los que muchos análisis han llegado, es que uno de los mayores responsables de la subida del dólar que ahora afecta a muchos países de la región tiene que ver con la propagación del COVID-19, pues el miedo al contagio ha paralizado principalmente el turismo internacional, una de las actividades que más producen ingresos mundialmente; ejemplo de esto es la actual situación que vive Italia, en donde las medidas de aislamiento han generado vacíos en ciudades como Venecia, una de las más atractivas para los visitantes que llegan a dicho país.


Por otro lado, el virus también ha provocado que se frene la demanda mundial del petróleo. Por ejemplo, China está dejando de comprar petróleo colombiano, sumándose a la batalla petrolera entre Arabia Saudita y Rusia que afectó la semana pasada la unidad de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), la cual buscaba un recorte de la producción de crudo para poder sostener los precios, esto dado los efectos económicos producidos por el Coronavirus.


José Roberto Acosta concluye diciendo que a nivel nacional “la principalmente medida del Estado colombiano es el papel que juega el Banco de la República, pues este posee hoy cerca de 53.000 millones de dólares en reservas internacionales, de esas reservas podrían llegar a desacomodarse en la medida que la subida del dólar supere unos niveles técnicos que obligan al Banco de la República a salir a vender”.