• Redacción Pares

Es preocupante el sufrimiento del personal sanitario

Por: Redacción Pares


Este domingo, el Gobierno Nacional a través del ministro de Salud, Fernando Ruiz, lamentó y expresó su pesar por la muerte el sábado de dos de sus colegas que fallecieron en el ejercicio de sus funciones. Se trata del joven médico de 33 años Carlos Fabián Nieto y del doctor William Gutiérrez de 59 años, quienes laboraban, según el ministro, en dos de las instituciones médicas más reputadas de la capital colombiana.


Por su parte, Tedros Adhanom Gebreyesus.director de la Organización Mundial de la Salud. también habló sobre el personal sanitario que está sufriendo de manera exacerbada las consecuencias de estar en primera línea del frente de la respuesta al coronavirus.


Personal sanitario en riesgo y lecciones para el futuro


Tedros también tuvo palabras para el personal sanitario que está sufriendo de manera exacerbada las consecuencias de estar en primera línea del frente de la respuesta al coronavirus.


“Estamos particularmente preocupados por la gran cantidad de infecciones reportadas entre los trabajadores de la salud. En algunos países hay informes de más del 10% de los trabajadores de la salud infectados. Esta es una tendencia alarmante”, afirmó antes de señalar que, además, “cuando los trabajadores de la salud están en riesgo, todos estamos en riesgo”.


Para el líder de esta agencia de la ONU la gran lección de esta pandemia ha de ser la de observar y aprender las deficiencias de todos los sistemas sanitarios, porque por lo que se ha visto ahora ningún país es inmune.


“Países que tienen sistemas sanitarios fuertes han sido sorprendidos por esta pandemia. Esto demuestra que todo sistema tiene deficiencias y que debemos tener la humildad de ver hasta qué punto nuestro sistema está preparado, donde están las deficiencias y cómo podemos mejorarlos en el futuro”, afirmó.


Esa lección no debe ser solo para los países en desarrollo, sino también para los países desarrollados, ya que la falta de preparación el sistema público de salud y de todo el sistema de salud se observa en todos los países, insistió.


“Este es el motivo por el que la Organización Mundial de la Salud aboga por la sanidad universal, y sistemas sanitarios fuertes, especialmente de la sanidad primaria. Se necesita una fuerte preparación para prevenir los brotes, la mejor opción, y si suceden para diagnosticarlos pronto, responder pronto y detenerlos tan pronto sea posible”, explicó.


Las consecuencias de esa falta de preparación es precisamente lo que está sucediendo con el personal médico y con la falta de preparación para las pandemias.


“El riesgo de nuestros profesionales de la salud es porque tenemos sistemas débiles. El motivo por el que no detectamos los brotes fácil o rápidamente es porque tenemos sistemas débiles”, concluyó.