¿Es efectiva la medida de aislar a los adultos mayores?

Por: Juan Manuel Torres Erazo. Coordinador Pares-Pacífico


En medio del frenesí informativo a raíz de la declaración del COVID-19 como una pandemia de alcance global y de las crisis que ha desatado en cada uno de los países afectados, la evidencia ha permitido llegar a un consenso sobre algo: la población de mayor edad es la más propensas a desarrollar complicaciones médicas al infectarse con el nuevo coronavirus y es en este grupo poblacional donde se han concentrado la mayoría de muertes.


Lo anterior cobra relevancia en un país como Colombia que está envejeciéndose a pasos agigantados según los resultados del último censo realizado por el Dane en el 2018. Urgen medidas que involucren a toda la población, por ejemplo confinarse o ponerse en cuarentena para protegernos en conjunto.


Por otro lado, la Organización Mundial de la Salud –OMS- dice que cualquier persona puede contagiarse sin importar la edad, algunas no llegan a presentar ningún síntoma y la mayoría (cerca del 80,0 %) se recupera sin acudir a ningún tratamiento. Sin embargo, advierte la OMS: “las personas mayores y las que padecen afecciones médicas subyacentes, como hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes, tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave.” En cuanto al porcentaje de muertes varía según cada país, lo único claro, es que la mayoría de casos fatales ocurren en quienes tienen edades avanzadas.


¿Qué decisiones se han tomado para protegerlos?