Equipo por Colombia: ¿Nació del uribismo, volverá al uribismo?

Por: León Valencia


La idea fue de Álvaro Uribe. Con su visión y su astucia, empezó a reunir en el Ubérrimo a los exalcaldes de las principales ciudades y a connotados miembros de los Clanes Políticos con el afán de buscar una nueva alianza para acudir a las elecciones de 2022. Entendía que el uribismo estaba en un declive irreparable y había recibido una lección enorme en las elecciones locales de 2019 cuando el voto urbano, el voto de opinión, se expresó con fuerza a favor de las izquierdas.

Para enfrentar estas dos realidades: la decadencia de su propio movimiento y la indiferencia del voto urbano frente a las derechas, Uribe quería armar una gran coalición en la que eventualmente no sería el uribismo puro y duro el que pusiera el candidato presidencial. Quería correrse un poco al centro del espectro político y tener a su lado a líderes que en algún momento habían cautivado a los electores de las grandes ciudades.

No le dio resultado, porque varios de los convocados se dieron cuenta de que el Uribismo, acosado por los malos resultados del gobierno Duque, por los líos judiciales del expresidente y por los anhelos de cambio que se sentían en el país, podía restar más que agregar a una alternativa política para frenar el ascenso de las izquierdas.

Los exalcaldes y líderes políticos de centro derecha empezaron a reunirse por aparte de Uribe y armaron lo que ahora se llama Equipo por Colombia y al principio se llamó Coalición de la Experiencia. Fue una buena decisión que mantuvieron cuando el Centro Democrático definió a Oscar Iván Zuluaga como su candidato y este pidió ingresar a la coalición y fue rechazado. En la inscripción de la consulta quedaron entonces: David Barguil, por el Partido Conservador; Alejandro Char y Fico Gutiérrez, por firmas; Enrique Peñalosa, por el Partido de la U; y Aydeé Lizarazo, por el Partido Mira.

Muchos analistas dan por sentado que esta coalición pasará a segunda vuelta. Dada la experiencia de las elecciones de 2018 señalan que las mayores posibilidades de saltar a la segunda vuelta la tienen los candidatos que proceden de consultas y creen que en las elecciones de marzo Equipo por Colombia conjugará bien el voto de las maquinarias con el voto de opinión y atraerá, además, el voto de simpatizantes de candidatos de la derecha que no estarán en consultas. Con esto, se harán a más de cinco millones de votos y sacarán un candidato fuerte para competir en primera vuelta.

Ahora bien, no son pocos los escollos que tienen en su camino para este desenlace feliz. El primero de todos es el enorme escándalo que afronta Alex Char y su clan político. En las encuestas este candidato disputa un cabeza a cabeza con Fico Gutiérrez y para nadie es un secreto el poder que tiene en la Costa Atlántica y la enorme cantidad de dinero que mueve.

Las acusaciones de Aida Merlano a los Char van desde la compra de votos, hasta la complicidad en su fuga y el secuestro e intento de asesinato. Son, desde luego, señalamientos de una prófuga de la justicia colombiana anclada en la Venezuela de Maduro. Pero las historias de los Char que, independientemente de lo dicho por Merlano, hemos forjado en centros de investigación como @parescolombia, dan cuenta de la corrupción indiscutible de este conglomerado político.

Alex Char se defiende acusando a Aida Merlano de mentir y de hacer parte de un complot político urdido por la izquierda. El resto de la coalición guarda silencio o apoya a los Char. El debate continuará hasta marzo y, más allá, si Char gana la consulta. Ya la Coalición Centro Esperanza alzó la voz para pedir que Char renuncie a su candidatura.

El otro problema grande de Equipo por Colombia es la dispersión de los candidatos de las derechas y de los votantes de esta corriente política. Por fuera de la consulta está el Centro Democrático y su candidato Oscar Iván Zuluaga; Rodolfo Hernández, que es quien más ha crecido en las encuestas en las últimas semanas; y el candidato de Colombia Justa Libres. Esto puede significar que - aún si los lideres de estas fuerzas llaman a interferir en la consulta- la coalición obtenga un número menor de votos que los alcanzados por el Pacto Histórico y la Coalición Centro Esperanza, lo cual sería un mal mensaje para la carrera de primera vuelta.

En un escenario donde Equipo por Colombia saque una baja votación en la consulta, será muy grande la tentación de recurrir a una alianza con el Uribismo en primera vuelta. Ya David Barguil habla con vehemencia de esta posibilidad y muchos de los dirigentes del Uribismo inconformes con la designación de Oscar Iván Zuluaga hablan de lo mismo. Sería el retorno al origen de esta coalición de centro derecha.