En una democracia, la libertad de cátedra se respeta

Por: Daniela Quintero. Redacción Pares

El representante uribista a la Cámara de Representantes, Edward Rodríguez, radicó este martes en el Congreso un polémico proyecto de ley que busca vigilar y castigar a los docentes que “politicen” sus clases. Sin embargo, expertos aseguran que esta propuesta va en contra de la Libertad de Cátedra, y se convierte en un riesgo inminente a un derecho fundamental protegido ampliamente por la Corte Constitucional.


“No más odios, ni ideologías a nuestros estudiantes! Radicamos proyecto que propone limitar la libertad de cátedra en colegios. !Los estudiantes merecen espacios libres de adoctrinamiento y sesgo ideológico!”, expresó Rodríguez en su cuenta de Twitter. Según el funcionario, los maestros han utilizado su rol de enseñanza para ideologizar a sus alumnos, por lo tanto, la metodología debería ser limitada.


En apoyo al congresista se sumó el jefe de su bancada, el senador y expresidente Álvaro Uribe, quien señaló que “el adoctrinamiento político de algunos profesores hace daño al estudiante, a la democracia y a la ciencia.”


De acuerdo con la sentencia T-588/98 proferida por la Corte Constitucional, la libertad de cátedra es un derecho que tiene el docente, quien además posee independencia del ciclo o nivel de estudios en los que desempeñe.