top of page

¿En qué consiste el mecanismo de monitoreo y verificación del cese al fuego con el ELN?

Por: Katerin Erazo, Periodista


En un importante avance hacia la consolidación de la paz en Colombia, se han dado pasos significativos para establecer un cese al fuego bilateral con el Ejército de Liberación Nacional (ELN). Después de la firma de los acuerdos entre negociadores del ELN y el Gobierno Nacional, en el marco del cierre del tercer ciclo de negociaciones de paz, se ha decidido incluir la participación de la sociedad en el proceso y garantizar un cese al fuego efectivo.


El senador Iván Cepeda, quien forma parte de la delegación de Gobierno y ha estado involucrado en estos diálogos, reveló detalles sobre quiénes serán los encargados de vigilar y asegurar el cumplimiento de los acuerdos alcanzados. Cepeda destacó que el comandante de las Fuerzas Militares entregó instrucciones claras a sus tropas el pasado 12 de junio sobre cómo actuar durante el período de cese al fuego.


Según informó el senador a medios de comunicación, se establecerá un mecanismo de monitoreo compuesto por miembros del Ejército Nacional y del ELN, con la participación de delegados de la ONU. Este equipo trabajará en estrecha comunicación para evitar posibles enfrentamientos entre las Fuerzas Militares y los frentes de esta guerrilla. El mecanismo de monitoreo y verificación, respaldado también por las comunidades, estará encargado de observar y constatar cualquier violación al cese al fuego pactado. En caso de que se detecten tales violaciones, la mesa de diálogos será la encargada de abordar la situación y determinar las consecuencias correspondientes.


Cepeda subrayó la importancia de la transparencia en el proceso, señalando que todas las acciones realizadas por el ELN y las Fuerzas Militares deben ser informadas sin excepción. En particular, en el caso de los secuestros, enfatizó que no puede haber ocultamiento de información que afecte a la comunidad. El mecanismo de monitoreo debe ser informado sobre cualquier acción que involucre a la población civil y la privación de libertad, a fin de encontrar una solución adecuada para cada situación.


El senador también aclaró que un cese al fuego bilateral es un proceso que requiere cambios graduales. A medida que avanza el cese, se irán estableciendo prohibiciones más estrictas. Aunque todos anhelamos el fin de toda forma de violencia entre el ELN y el Estado Colombiano, es importante proceder gradualmente y fortalecer progresivamente el cese al fuego.


Según Francisco Daza, investigador de la Línea Paz, Posconflicto y Derechos Humanos de la Fundación Paz & Reconciliación (Pares), es importante considerar un aspecto adicional en este cese al fuego. Daza sugiere que se alcance un acuerdo para prevenir acciones del ELN durante las elecciones locales que se llevarán a cabo en octubre. Aunque el cese al fuego propone la suspensión de acciones armadas entre el Estado y este grupo armado, Daza mencionó que sería positivo que parte de los acuerdos contemplara la suspensión de acciones del ELN durante el proceso electoral.


Daza también explicó que existen obstáculos relacionados con este cese al fuego, como las dinámicas de disputa armada en diferentes zonas del país donde el ELN ha sido protagonista. Actualmente, se observa una disputa en Nariño con la Segunda Marquetalia, lo cual ha ocasionado accidentes por minas antipersona y ha llevado al desplazamiento y confinamiento de la población civil.


El investigador de Pares destacó que es probable que la iglesia y la sociedad civil participen en los mecanismos de monitoreo como garantes. Además, se desconoce si el Comité Nacional de Participación designará alguna delegación para participar en el mecanismo de monitoreo y verificación. Además, enfatizó en la importancia de contar con la participación activa de la sociedad civil en el mecanismo de monitoreo, ya que esta la que sufre directamente el impacto de la guerra, las disputas armadas y las acciones bélicas del ELN. Específicamente, mencionó que la población civil de áreas donde el ELN tiene mayor presencia territorial, como Nariño, Sur del Cauca, Argelia, Chocó, Arauca y Norte de Santander, debe poder participar de manera activa en estos procesos.


El cese al fuego contempla una primera fase de alistamiento, que comenzó el 09 de junio y se extenderá hasta el 05 de julio, durante la cual se están llevando a cabo los preparativos necesarios. A partir del 06 de julio, se darán las órdenes de suspensión de las operaciones ofensivas, y el 03 de agosto, de acuerdo con el tercer ciclo llevado a cabo en La Habana, el mecanismo de cese al fuego y sus componentes entrarán en pleno funcionamiento, con una duración prevista de seis meses.


Cabe recordar que este no sería el primer mecanismo de monitoreo implementado en el país. Después del histórico Acuerdo de Paz firmado en 2016 entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), se estableció un sistema de verificación para asegurar el cumplimiento de los compromisos adquiridos por ambas partes. Dicho mecanismo de monitoreo estuvo compuesto por algunos componentes pilares:


Comisión de Monitoreo y Verificación (MM&V): esta comisión fue creada para supervisar el cumplimiento de los compromisos acordados. Estuvo compuesta por representantes del Gobierno, las FARC y la misión de las Naciones Unidas en Colombia.


Mecanismos de monitoreo local: se establecieron equipos de monitoreo locales en diferentes áreas del país. Estos equipos estaban integrados por miembros de las FARC, representantes del Gobierno, y observadores internacionales o de la ONU. Su función era verificar el cumplimiento del cese al fuego en el terreno.


Informes y reuniones: la Comisión de Monitoreo y Verificación recibía informes periódicos de los equipos de monitoreo locales y de otras fuentes relevantes. Estos informes proporcionaban detalles sobre incidentes, violaciones o situaciones problemáticas relacionadas con el cese al fuego. Además, se llevaban a cabo reuniones regulares para analizar y abordar estas cuestiones.

Mecanismo Tripartito de Monitoreo y Verificación (MTMV): este mecanismo se creó para resolver disputas o incumplimientos reportados y fue conformado por representantes del Gobierno, las FARC y la misión de la ONU.


Para Francisco Daza, los mecanismos de monitoreo implementados con las FARC demostraron ser efectivos, ya que finalmente se logró la firma del Acuerdo de Paz con dicho grupo armado. Daza señaló que estos mecanismos y el cese al fuego son una manera de evaluar la disposición de las partes involucradas. Esto sugiere que es factible aplicar este tipo de mecanismos ahora con el ELN.


La paz en Colombia sigue siendo un desafío, pero los avances logrados hasta ahora demuestran que es posible alcanzar acuerdos y construir un futuro mejor para todos los colombianos. El compromiso de todas las partes, la participación activa de la sociedad y la voluntad de diálogo son los pilares sobre los cuales se construye un camino hacia la reconciliación y la paz duradera.

El cese al fuego con el ELN representa una nueva oportunidad para avanzar en la construcción de un país en paz. El mecanismo de monitoreo será fundamental para asegurar que se cumplan los compromisos adquiridos y para abordar cualquier situación que pueda surgir a lo largo del proceso.

Comments


bottom of page