En medio de un limbo jurídico, desde 13 de noviembre empezó a regir la Ley de Garantías