top of page

EMC de las FARC a un paso más cerca de unirse a la Paz Total

Por: Katerin Erazo, Periodista


El Gobierno y el Estado Mayor Central de las FARC liderado por Iván Mordisco iniciarán formalmente una mesa de diálogo en los próximos días, en un intento por poner fin a décadas de conflicto armado en el país.


El Alto Comisionado de Paz, Danilo Rueda, anunció que el diálogo con el Estado Mayor Central de las FARC (EMC) ha concluido su fase de exploración, luego de que los altos comandantes de esta organización se reunieron con miembros del Gobierno el pasado 10 de abril en las Sabanas del Yarí, encuentro que fue posible gracias a la suspensión temporal de las órdenes de captura que la Fiscalía había emitido contra 19 miembros de esa organización (Ver: Gobierno y Estado Mayor Central de las FARC iniciarán negociaciones de paz).


A esta reunión asistió el Alto Comisionado de Paz, Danilo Rueda, miembros de su equipo de trabajo y delegaciones de acompañantes y observadores de organizaciones multilaterales del cuerpo diplomático acreditado en Colombia y de sectores de fe.


En esta fase, el Estado Mayor Central de las FARC comunicó que designará a cinco de sus miembros para integrar el Mecanismo de Veeduría, Monitoreo y Verificación (MVMV) nacional, el cual será instalado formalmente el próximo 26 de abril.

Francisco Daza, investigador nacional de la Línea Paz, Posconflicto y Derechos Humanos de la

Fundación Paz & Reconciliación (Pares), explicó que el MVMV es una estructura integrada por múltiples actores institucionales de cooperación internacional y la iglesia. El propósito del MVMV es acercarse a territorios específicos y verificar si se está cumpliendo o no con los ceses al fuego.


Cabe añadir que el EMC el pasado 03 de abril había anunciado, a través de un video, que iniciaron la cumbre de mandos en algún lugar de los Llanos del Yarí. Este encuentro reunió a los hombres que lideran los 23 frentes que hacen presencia en diferentes lugares de Colombia. En esta reunión interna, al parecer, se definieron los puntos que ellos pondrían sobre la mesa que se instalará con el Gobierno.


En el video se observó a seis comandantes sentados en una mesa en medio de dos banderas. Mientras de fondo suena el himno de la extinta guerrilla, un hombre lee un comunicado en el que expresan su “voluntad política para buscar la paz con justicia social” y piden reciprocidad de las autoridades colombianas. Aunque la reunión estaba prevista para febrero, hubo demoras en la suspensión de las órdenes de captura de varios de los comandantes por parte de la Fiscalía General de la Nación.


La posibilidad de realizar esta reunión estaba dentro de los acuerdos a los que llegó el gobierno de Gustavo Petro con esta organización durante la fase exploratoria. En el registro audiovisual aparece Néstor Gregorio Vera, conocido como Iván Mordisco, quien lidera esta facción de las disidencias y fue el primer comandante que anunció que se apartaba de lo que estaban negociando sus compañeros en La Habana, a través de un comunicado, el 06 de julio de 2016, cuatro meses antes de la firma del Acuerdo.


El próximo domingo 16 de abril, desde el departamento del Caquetá, se espera que el grupo armado presente las conclusiones de estos días de reunión que tuvieron y también revele los nombres de los voceros para poder pasar de la fase de exploración a la etapa formal de diálogo.

En el inicio de las negociaciones formales se darán a conocer las metodologías de diálogo y los mecanismos de participación, y se nombrarán a quienes integrarán la delegación negociadora por parte del Estado Colombiano. Danilo Rueda aseguró que las negociaciones se llevarán a cabo en un lugar que aún no ha sido determinado y que contarán con la mediación de un grupo de países amigos de la región.


Según el investigador nacional de Pares, Francisco Daza, la metodología que podría utilizarse en este diálogo es la implementación de mesas territoriales. Esto significa que, a diferencia de la mesa de diálogo que se está llevando a cabo con el ELN, esta mesa podría desarrollarse en Colombia. Daza destacó que es probable que se realicen conversaciones en la mesa sobre cuestiones territoriales, pero habría que ver si eso implica que al ser territorial haya participación de la sociedad civil, sin embargo, es algo que aún no se ha confirmado.


El Alto Comisionado para la Paz, Danilo Rueda, destacó la importancia de la mesa de negociaciones como una oportunidad única para poner fin a la violencia en el país. “Estamos comprometidos a lograr una paz duradera para Colombia, y creemos que este proceso de negociación es un paso crucial en esa dirección”, afirmó Rueda.


El anuncio de las negociaciones llega después de años de esfuerzos por parte del Gobierno para llegar a un acuerdo de paz con las FARC. Cabe recordar que en 2016 se firmó un acuerdo histórico que buscaba poner fin al conflicto armado y establecer una paz duradera en el país. Sin embargo, el acuerdo no fue firmado por el Estado Mayor Central de las FARC.


Francisco Daza explicó que la mesa de diálogo con el grupo armado EMC posiblemente se basará en algunos puntos del Acuerdo de 2016. Según Daza, el EMC podría tomar algunas partes del Acuerdo con las que no estaban completamente de acuerdo y, a partir de ahí, se establecerían algunos puntos de discusión. Además, mencionó que es probable que se expongan las razones por las que no estuvieron de acuerdo con ciertos temas del acuerdo de ese entonces.


Este grupo armado, anteriormente conocido como la disidencia de la línea de “Gentil Duarte” según informes previos de la Fundación Paz & Reconciliación (Pares), cuenta con varias comandancias lideradas por importantes figuras de las antiguas FARC, como alias “Iván Mordisco”. Dentro del EMC hay diversas comandancias, entre las que se encuentra alias “John Mechas”, quien lidera el Frente 33 y alias "El Mocho”, quien al parecer está a cargo del Comando Coordinador de Occidente, que es una confederación de diferentes frentes y columnas que operan en el Cauca, incluyendo la Columna Móvil Dagoberto Ramos y el Frente Carlos Patiño.

Además de las columnas mencionadas anteriormente, hay otros grupos dentro del Estado Mayor Central (EMC). El frente Carolina Ramírez, que opera en Putumayo, y el Frente 10, activo en Arauca. El Frente 33 está presente en el Catatumbo, mientras que los Frentes 36 y 18 operan en el nordeste antioqueño. Estos son considerados los principales grupos dentro del EMC.

El proceso de negociación será largo y complejo, y se espera que se aborden una amplia gama de temas, desde la reintegración de los combatientes a la sociedad hasta el desarrollo económico de las regiones afectadas por el conflicto. Sin embargo, el hecho de que ambas partes estén dispuestas a sentarse a la mesa de negociación es un paso importante.


Cabe destacar que la próxima mesa de diálogo con el EMC sería la segunda negociación formal con grupos armados en el gobierno de Petro, ya que la primera se lleva a cabo actualmente con el ELN y está por iniciar su tercer ciclo. Según el investigador nacional de Pares, esta mesa se diferenciará de la del ELN por su impacto a nivel territorial. Aunque ambos grupos comparten algunas zonas de presencia, el EMC tiene una presencia hegemónica en diferentes partes del país. Por esta razón, se espera que los avances en las voluntades de este grupo se reflejen en el territorio. Además, se espera una nueva agenda que represente un acuerdo 2.0. Esto se diferencia del ELN, que viene con un “pliego” de hace muchos años frente al cual no se movía.

El anuncio de la mesa de negociaciones fue bien recibido por la comunidad internacional, que expresó su apoyo al proceso de paz en Colombia. La ONU afirmó que está dispuesta a proporcionar todo el apoyo necesario para ayudar a ambas partes a alcanzar un acuerdo de paz sostenible y duradero.


Por último, el investigador nacional Francisco Daza afirmó que el futuro de la mesa de diálogo dependerá de la voluntad real del Estado Mayor Central (EMC) de participar en un proceso de paz total a través de una salida negociada. Asimismo, destacó que la mesa tendrá garantías y futuro siempre y cuando existan bases claras sobre las solicitudes del Gobierno a este grupo armado. Sin embargo, el futuro de la mesa dependerá no solo de la voluntad, sino de los hechos y de la evidencia de que el EMC realmente desee cesar la violencia en las zonas donde tenga presencia.

Comments


bottom of page