top of page

El tiempo se agota para las reformas sociales de Petro

Por: Katerin Erazo, Periodista


Foto tomada de: Radio Nacional y Semana


A medida que el reloj avanza inexorablemente, las esperanzas del Gobierno de Gustavo Petro de implementar reformas sociales transformadoras se ven cada vez más amenazadas. Con el plazo límite del 20 de junio a la vuelta de la esquina, la presión sobre el Congreso de la República para debatir y aprobar los proyectos de ley que afectarán profundamente el sistema de salud y el régimen pensional de millones de colombianos se intensifica.


Las reformas en cuestión representan cambios estructurales significativos que reflejan la ambición de transformación del país que Petro prometió al asumir la Presidencia. Sin embargo, hasta el momento, su realización ha sido esquiva. Para evitar un naufragio político, estas reformas deben completar su trámite con éxito antes de la fecha límite mencionada anteriormente, lo que deja menos de tres meses para lograrlo. Esta semana se revelará como decisiva, marcando el tono de la relación entre el Gobierno y el Congreso para el resto del período legislativo.


El primero en enfrentar la prueba del debate será el proyecto de Reforma a la Salud, programado para discutirse por primera vez en el año en la Comisión Séptima del Senado durante la mañana de este martes. En tanto, la Reforma Pensional, que enfrentará su debate crucial sobre el contenido del proyecto en la plenaria del Senado más tarde este mismo día, también está bajo escrutinio.


El informe reciente de la empresa consultora Vali Consultores destaca dos opciones que el Gobierno podría considerar para rescatar las reformas. La primera es modificar el cuórum en el Senado, reduciendo el número de senadores necesarios para tomar decisiones, lo que potencialmente podría ayudar a recuperar mayorías favorables al Gobierno. Sin embargo, este camino está plagado de obstáculos éticos, ya que varios senadores se enfrentan a recusaciones debido a posibles conflictos de interés.


La segunda opción para revivir las reformas se presenta a través de una ponencia alternativa presentada por el senador Fabián Díaz, del Partido Verde. Aunque la propuesta ha sido criticada, podría servir como un punto intermedio para los senadores que desean cambios en el sistema de salud pero no están satisfechos con la propuesta gubernamental.


La sesión de este martes será crucial para determinar el destino de las reformas. Si bien el Gobierno aún enfrenta obstáculos significativos, la esperanza persiste en algunos círculos políticos. Sin embargo, el tiempo apremia y las estrategias de la oposición para obstaculizar el progreso legislativo son evidentes.


En última instancia, el resultado de estas batallas legislativas determinará el legado político del presidente Petro y tendrá profundas implicaciones para el futuro del sistema de salud y el régimen pensional de Colombia. Con tanto en juego, la atención del país está firmemente centrada en el Congreso mientras se acerca el plazo límite.


Según Juan Alejandro Pérez, investigador de la Línea Democracia y Gobernabilidad de la Fundación Paz & Reconciliación (Pares), la reforma a la salud ha avanzado: hoy, como se ha mencionado anteriormente, se ha llevado a cabo la sesión de la Comisión Séptima del Senado y en este se anunció oficialmente la reforma. Ahora, queda esperar su agendamiento para el debate.


Además, Pérez señaló que el desafío principal en la Reforma de la Salud radica en los ocho congresistas que ya han mostrado su posición firme al firmar la ponencia de archivo. Aunque se ha propuesto una ponencia alternativa presentada por el senador del Partido Verde, Fabián Díaz, algunos congresistas consideran que se asemeja demasiado al texto original y buscan un enfoque completamente nuevo. En cuanto a la Reforma Pensional, se busca acelerar el debate lo máximo posible dada la necesidad de cumplir con los plazos. Aunque esta reforma puede generar consensos, su cronograma también está ajustado.


Finalmente, Pérez enfatizó la urgencia de reformar el sistema de salud en Colombia debido al enorme déficit existente en las EPS y los problemas de corrupción. El investigador de Pares mencionó que es crucial seguir insistiendo en la construcción conjunta de una reforma incluso en caso de que el proceso actual fracase. Respecto a la reforma pensional, dijo que donde solo uno de cada cuatro adultos mayores logra pensionarse, se plantea la posibilidad de establecer un pilar solidario para garantizar al menos una pensión básica para este grupo vulnerable.


Aunque ya hay un proyecto en el Congreso al respecto, es importante seguir su evolución y considerar reformas más amplias para garantizar un sistema pensional más equitativo y justo para todos los ciudadanos.

Comments


bottom of page