El negocio del agua potable en Maicao

Por: José Galindo, enlace territorial, Camilo Díaz Suárez, Investigador Nacional y Ernesto Medrano, Asistente de Investigación.


En el departamento de la Guajira la prestación de los servicios públicos y la corrupción se han convertido en un matrimonio ideal, en el cual el único actor que no se beneficia es la ciudadanía. El agua potable se ha convertido en un lujo para los maicaeros, quienes tienen que recurrir al abastecimiento por medio de carrotanques para asegurarse el líquido vital.

Si bien las condiciones geográficas del departamento de La Guajira dificultan la extracción y suministro de agua potable, por tratarse de un terreno árido, el problema del agua no es el único que aqueja al departamento. Lo mismo ocurre con la cobertura del alcantarillado.

Gráfico 1. Cobertura de servicios públicos en Maicao, La Guajira y Colombia

Elaboración por: Fundación Paz & Reconciliación. Fuente: Censo Nacional del DANE.

Pero, ¿cuál ha sido el recorrido de este problema?


El problema del agua potable en Maicao y en el departamento de la Guajira ha sido histórico. Sin embargo, en el 2000, el alcalde Álvaro Luis Guerrero abrió un proceso de licitación para la prestación del servicio de agua potable y saneamiento básico en el municipio de Maicao, con el fin de asegurar de manera definitiva soluciones a la ciudadanía. Una vez se adelantó el proceso de licitación en el 2000, se presentó un único proponente llamado Unión Temporal AQA Maicao.


Para conocer cómo se mueve el negocio del agua en Maicao, también puedes escuchar este podcast.



Irregularidades en el contrato


En el marco del proceso licitatorio, la empresa Aguas de la Península S.A, E.S.P obtuvo el contrato para la prestación de los servicios de agua potable y saneamiento básico, pese a que no participó del proceso de licitación. De hecho, en el marco del proceso licitatorio solo se presentó un oferente, la Unión Temporal AQA Maicao, a pesar de no cumplir con las características y requisitos de tiempo y experiencia requeridos.


Resulta que, de acuerdo con el contrato de concesión, el 28 de diciembre se celebró la adjudicación del contrato para la provisión del servicio de agua potable y saneamiento básico en el municipio de Maicao, en la cual, la Unión Temporal AQA Maicao, se encargaría de la prestación del servicio.


Imagen No 1. Contrato de concesión

Tomado de: Contrato de concesión No. 003 de 2000. Este documento fue compartido por fuentes territoriales de Pares.

Una vez obtenido el contrato de concesión, la Unión Temporal AQA Maicao creó la empresa de servicios públicos Aguas de la Península, para que esta última cumpliera las veces de concesionaria y celebrara el contrato de operación del servicio de agua potable y alcantarillado. Es decir, crearon una nueva empresa con la cual se celebraría el contrato para la prestación del servicio de agua y alcantarillado en el municipio.


Imagen No 2. Contrato de concesión

Tomado de: Contrato de concesión No. 003 de 2000. Este documento fue compartido por fuentes territoriales de Pares.

Son tantas las irregularidades en cómo se llevó a cabo el proceso de selección de la concesionaria, que la empresa Aguas de la Península fue creada por medio de escritura pública el mismo día en el que se seleccionó a AQA Maicao tras el proceso de licitación, como única empresa oferente. A pesar de esto, en el contrato de adjudicación se establece que la entidad concedente (la alcaldía) reconoce a la empresa Aguas de la Península como el concesionario.


Imagen No 3. Contrato de concesión No. 003 de 2000

Tomado de: Contrato de concesión No. 003 de 2000. Este documento fue compartido por fuentes territoriales de Pares.

De acuerdo con la información del Registro Único Empresarial, la empresa Aguas de la Península fue matriculada el 29 de diciembre de 2000, lo que significa que la empresa fue creada y registrada un día después de la fecha final del proceso licitatorio, por medio del cual se había seleccionado a la Unión Temporal AQA Maicao.


Imagen No 4. Registro mercantil empresa Aguas de la Península


Denuncia ante Procuraduría


La Procuraduría General de la Nación ha recibido reiteradas denuncias por la mala prestación del servicio de agua potable y alcantarillado en Maicao. De acuerdo con la más reciente, el municipio suscribió el contrato de concesión No 003/2000 con la empresa AGUAS DE LA PENÍNSULA S.A. E.S.P. el día veintiocho (28) de diciembre del año 2000, cuyo objeto es, asumir por cuenta y riesgo propio la financiación, operación, administración y prestación de los servicios públicos domiciliarios de acueducto y alcantarillado y sus actividades complementarias, así como la construcción, rehabilitación, optimización, expansión, reposición y mantenimiento de los sistemas destinados a la gestión y prestación de los mismos servicios públicos, por un valor INDETERMINADO, y por un plazo de treinta (30) años.


Imagen No 5. Plazo del contrato de concesión

Tomado de: Contrato de concesión No. 003 de 2000. Este documento fue compartido por fuentes territoriales de Pares.

La cláusula 40 del contrato establece que la empresa concesionaria recibirá el 79% de los recursos destinados al municipio para la prestación del servicio de agua potable y saneamiento básico. Esto significa que la empresa Aguas de la Península tiene aseguradas las transferencias estatales del Sistema General de Participaciones, durante los 30 años que establece la concesión, para la oportuna prestación de los servicios contratados.


Modificaciones al contrato


A pesar de tener asegurados los recursos para la prestación de los servicios de agua potable y saneamiento básico en Maicao, la empresa Aguas de la Península realizó 12 modificaciones al contrato 003 de 2000, desde la suscripción del mismo. En ellas, la empresa logró, incluso, autorizaciones para utilizar los recursos del Sistema General de Participaciones – SGP – para el pago de gastos de funcionamiento, como lo son el pago de nómina, gasolina para los vehículos y hasta el pago de la interventoría.


Imagen No 6. Acta modificatoria No. 6 de 2004

Tomado de: Acta modificatoria No. 6 de 2004. Este documento fue compartido por fuentes territoriales de Pares.

Adicionalmente, el acta modificatoria No. 6 del 2004 establece las condiciones para que la empresa pueda hacer un uso excepcional de los recursos del SGP, dentro de las cuales se establece que “hasta tanto se obtenga la capacidad total de suministro de 300 litro/segundo” la empresa prestadora recibirá las transferencias nacionales y podrá usarlas para pagar gastos de operación. Sin embargo, de acuerdo con datos del Ministerio de Vivienda, en 2013 la demanda de agua en Maicao era de 380 litros/segundos. Lo que quiere decir que el rezago en la prestación del servicio es un buen negocio para la empresa, pues nueve años después, el requerimiento técnico aún no ha sido satisfecho.


Para los organismos de control y vigilancia no es un secreto la mala prestación del servicio de agua potable y saneamiento básico en Maicao. De acuerdo con el informe integral del 2017, presentado por la Superintendencia de Servicios Públicos, se establece que la empresa Aguas de la Península no cumple con el indicador de continuidad de la prestación del servicio contratado.


Conforme a las inversiones proyectadas para el cumplimiento con el objeto contractual, la Superintendencia de Servicios Públicos ha reconocido que el operador no ha cumplido con las condiciones del contrato, a pesar de recibir transferencias directas de la Nación.


Imagen No 7. Informe integral de la Superintendencia de Servicios Públicos 2017

Fuente: Superintendencia de Servicios Públicos

Calidad del agua


Dentro de los compromisos adquiridos por la empresa prestadora del servicio de agua potable en Maicao se establece en el contrato que esta garantizará la calidad del agua potable en el marco de la normatividad y los requerimientos técnicos estipulados.


Imagen No 8. Parágrafo del contrato sobre la calidad del agua potable

Tomado de: Contrato de concesión No. 003 de 2000. Este documento fue compartido por fuentes territoriales de Pares.

De acuerdo con el informe presentado por el Instituto Nacional de Salud (INS), en Maicao el Índice de Riesgo para la Calidad de Agua Potable – IRCA – supera con creces el nivel aceptable, que se ubica entre 0 y 5. Sin embargo, el IRCA en Maicao es de 58,79, lo que quiere decir que el nivel de riesgo es alto.


Tabla 1. Riesgo para la calidad del agua potable - IRCA

Elaboración por: Fundación Paz & Reconciliación. Fuente: Instituto Nacional de Salud (INS)

Además de las irregularidades en el proceso licitatorio, las excesivas modificaciones al contrato, la baja calidad del agua y el incumplimiento en la continuidad de la prestación del servicio de agua potable, su suma que la cobertura es insuficiente para el municipio. En Maicao se estima que la población supere los 185.000 habitantes, tras el fenómeno migratorio que ha golpeado al municipio fronterizo.


Evaluación de la consultoría


La empresa Zoluciones realizó un análisis completo sobre la prestación del servicio de agua potable y saneamiento básico. En este se detectaron diferentes irregularidades en la solución de agua para el municipio de Maicao, y se realizan siete (7) recomendaciones. Entre ellas, se destaca la renegociación del contrato para excluir la posibilidad de que los recursos públicos del SGP sean empleados para la operación de la empresa o para el pago de la interventoría.


Imagen No 9. Recomendaciones de la Consultora Zoluciones

Fuente: Empresa Zoluciones

Planta de tratamiento de aguas residuales


En 2016 se inauguró la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) del proyecto de vivienda Nuevo Amanecer, con el objetivo de garantizar el efectivo tratamiento de las aguas residuales y propender por un medio ambiente sano para el municipio y las comunidades. Sin embargo, a pesar de que la obra de infraestructura fue desarrollada por el Ministerio de Vivienda, tras la adjudicación de la operación del servicio de agua potable y alcantarillado, la empresa ha permitido la destrucción de la PTAR.


La inoperancia de las plantas de tratamiento de residuos perjudica directamente a las comunidades aledañas a estas plantas, debido a que la empresa se ha abstenido de garantizar la prestación de los servicios contratados, en virtud de que los giros a la empresa son realizados directamente desde el SGP. De acuerdo con las condiciones contractuales, los recursos del SGP deben ir a una fiducia y la fiducia debe encargarse de redireccionar los recursos a la empresa que opera los servicios.