• Línea convivencia y seguridad ciudadana

El microtráfico se fortalece en el departamento del Tolima

Por: Karen Lozano, Asistente de Investigación

Línea Convivencia y Seguridad Ciudadana


El microtráfico y narcomenudeo es el mercado ilegal del cual se valen las estructuras delincuenciales para poder distribuir y comercializar drogas a distintas comunas o barrios de las ciudades y municipios del país en pequeñas cantidades, esto con el fin de obtener grandes ganancias económicas. Según Ávila y Pérez (2012), como se citó en Londoño (2013), el narcomenudeo es uno de los principales potencializadores de inseguridad y violencia en las ciudades. De hecho, algunos expertos ven estos mercados como los principales generadores de la criminalidad urbana. A raíz de este mercado se derivan las disputas territoriales entre grupos delincuenciales, debido a que cada uno quiere tener control total sobre la zona en la que opera sin tener ningún tipo de competencia. El microtráfico en Colombia ha desatado una ola de homicidios e inseguridad que tiene en vilo a los ciudadanos.

El panorama a nivel nacional con el fenómeno del microtráfico y el narcomenudeo es bastante preocupante, pues son muchas las estructuras delincuenciales que se han identificado como expendedoras de estupefacientes en muchas aglomeraciones y áreas metropolitanas, afectando la seguridad y convivencia. La Policía Nacional, en la realización de operativos, ha logrado golpear a varios grupos delictivos y en la mayoría de casos ha podido desmantelar a las estructuras o capturar a los cabecillas de las mismas. Según las estadísticas presentadas por el Ministerio de Justicia y del Derecho, a nivel nacional las incautaciones para 2022 han disminuido siendo 2021 el año en que se han presentado más operativos con respecto a estas, y siendo la marihuana la sustancia psicoactiva que más ha sido incautada, tal como se muestra en el siguiente gráfico:

Gráfico No. 1. Incautaciones de marihuana

Fuente: Ministerio de Justicia y del Derecho, 2022

Con respecto al microtráfico en la ciudad de Bogotá, según cifras de la Policía Nacional, la SIJIN y la DIJIN, entre 2021 y lo que va de 2022 se han incautado 5 toneladas de marihuana, 265 mil gramos de bazuco y 106 mil gramos de cocaína, convirtiendo la marihuana en la droga que más se vende y se consume en la aglomeración urbana. A corte de julio de 2022 las localidades en las que hubo operativos de incautaciones fueron: Kennedy (que presenta el mayor número de incautaciones, con un 45%), seguida de Santa Fe, Los Mártires, y Rafael Uribe. La SIJÍN señala que solo en Bogotá existen 131 puntos de expendio de drogas (El Tiempo, 2022). Estas cifras son bastante alarmantes, pues demuestra que este mercado ilegal se está fortaleciendo en toda la ciudad y las estructuras criminales van a seguir ejerciendo control sobre varios territorios, haciendo más compleja la tarea de acabar con el fenómeno del microtráfico que tanto le ha costado a los gobiernos por años. En cuanto a la disputa por territorios, esta se ha dado entre integrantes de las bandas a manera de riñas o tiroteos, tal como se vio con el caso del enfrentamiento a disparos que tuvo lugar el pasado 05 de octubre en la localidad de Ciudad Bolívar, según diversas versiones, los dos involucrados eran reconocidos por vender estupefacientes en esa localidad (BLU Radio, 2022).

De acuerdo con lo anterior y para atender este fenómeno, el gobierno anterior implementó el denominado ‘Plan 100’, de la mano con el Ministerio de Defensa, la Policía Nacional y la Fiscalía. El objeto de este programa era disminuir el microtráfico en todo el país y devolver la tranquilidad a los territorios (Asocapitales, 2021). Bajo este plan se han logrado desarticular varias estructuras u organizaciones criminales que se dedican al expendio de estupefacientes en toda la geografía nacional, logrando impactar de manera importante a este flagelo.

Uno de los temas que más ha generado preocupación entre la comunidad y las autoridades frente a las disputas por territorios que son evidentes en varios centros urbanos del país, tiene que ver con los denominados “ajustes de cuentas” o sicariatos. En el último informe de violencia homicida realizado por la Línea Convivencia y Seguridad Ciudadana de la Fundación Paz & Reconciliación (2022) en los últimos años se ha registrado una tendencia de incremento en cuanto a los homicidios ejemplarizantes en las zonas urbanas. Los homicidios ejemplarizantes son mecanismos de control social y territorial derivados de las disputas entre organizaciones delincuenciales por los mercados ilegales. En el presente año se registró una masacre en Bogotá, el caso de los cuerpos encontrados en una camioneta que estaba estacionada en el sector norte de la aglomeración urbana, para este hecho las autoridades descartaron que se tratara de un asesinato por hurto y aclararon que se podría tratar de un posible ajuste de cuentas (El Espectador, 2022). Ante este panorama, desde la Línea Convivencia y Seguridad Ciudadana de Pares se indica que las luchas entre estructuras criminales y la lucha a causa de los mercados ilegales han intensificado los homicidios ejemplarizantes durante 2021 y lo que va de 2022, esto provoca que los habitantes se sientan intranquilos e inseguros.

Tolima

Ahora bien, pasando al contexto departamental como estudio de caso, el Tolima no ha sido ajeno a la presencia de grupos delincuenciales que se dedican a la venta de estupefacientes. En lo corrido de 2022, en el departamento se han logrado legalizar capturas a integrantes y se han golpeado a estructuras delincuenciales completas, entre las estructuras desarticuladas se encuentran: Los Brothers; La Línea y La Escala, dedicadas al microtráfico.

Ibagué

La Ciudad Musical no ha sido ajena a la disputa de territorios causada por la venta de drogas. En el pasado mes de agosto, el alcalde Andrés Hurtado dio a conocer que en operaciones conjuntas con la Policía Nacional y la Fiscalía lograron la captura y desarticulación de las bandas denominadas, Los Tambores; Los Brothers; Los Master; Los del Cantor; Los Invasores; Los Caciques y Los Magos, esta última estructura, aparte de estar involucrada en la venta de drogas, también lo estaba en el hurto a comerciantes en Ibagué, Antioquia y Risaralda. Algunas de las capturas se ejecutaron bajo la operación ‘Implacables contra el delito’ de la Policía Metropolitana de Ibagué y el ‘Plan 100’, ambas estrategias han ayudado a impactar las bandas de manera eficiente. Los balances presentados por las autoridades de la ciudad, en materia de seguridad, a corte de agosto del presente año, son los siguientes: de las 73 bandas desarticuladas en la ciudad, 33 fueron por microtráfico de estupefacientes y 20 por robo en todas las modalidades (Prensa Alcaldía de Ibagué, 2022).

Otros municipios

En municipios del norte del Tolima como Venadillo, Honda y Mariquita, las disputas por territorios no cesan, lo que causa gran preocupación entre sus coterráneos. El secretario del Interior del Tolima, Alexander Tovar, dio a conocer que las estructuras que operan en esos municipios se dedican a la distribución y venta de estupefacientes, razón por la cual las disputas por el territorio se hacen presentes. Seguido a esto, Tovar informó que el tema del microtráfico en Venadillo es un tema estructural, por este motivo se han realizado varios consejos de seguridad en los que se han podido adoptar medidas que mejoren la seguridad. Del mismo modo, en Honda el homicidio de un joven mecánico de 25 años estaría relacionado con la distribución de estupefacientes; en resultados operativos, en el marco del ‘Plan Mil contra el Microtráfico’, la policía logró capturar en flagrancia a dos sujetos de 25 años que se dedicaban a la distribución de droga, la incautación correspondió a 500 gramos de marihuana, 117 gramos de base de coca y 101 gramos de bazuco.

El Espinal es un municipio que no se queda atrás, pues los hechos de inseguridad, sicariatos y delincuencia común están afectando gravemente a los espinalunos. En cuanto a los hechos de inseguridad, las autoridades señalan que están directamente relacionados con las disputas entre bandas delincuenciales, entre las que se destacan Los Caloches y Los Penagos, que han estado activas desde hace 20 años en el municipio. En el mes de septiembre se impartieron tres órdenes de captura para miembros de estas bandas que, además de estar involucrados en hechos de sicariatos, también lo estarían en acciones de microtráfico en distintos sectores del casco urbano. De la misma manera, en operativos de la SIJÍN, uniformados de la Estación de la Policía Nacional y la Fiscalía, se logró la captura de alias “Jose”, quien estaba encargado de distribuir estupefacientes en la zona urbana. A esta persona le fueron encontradas 77 bolsas plásticas transparentes que contenían 1.070 gramos de marihuana.

Como se pudo evidenciar en este artículo, el microtráfico, principalmente la venta de marihuana, ha tomado fuerza en el país y el departamento del Tolima no ha sido ajeno, pues su ubicación geográfica ha permitido que este mercado ilegal haya logrado impactar de manera importante en sus municipios. Las disputas de control por el territorio van a seguir siendo frecuentes si no se fortalecen las capacidades institucionales en contra de las estructuras criminales, por esta razón se hace pertinente que desde el Gobierno Nacional comiencen a implementar estrategias para lograr contrarrestar estas situaciones y así brindar un ambiente de tranquilidad y sectores poblacionales más seguros.

Referencias