top of page

El general Iván Ramírez, uno de los verdugos del Palacio de Justicia, seguirá libre

Por: Redacción Pares



Fotos tomadas de: Semana y cuenta de wix 001Irma Franco


Irma Franco fue uno de los 35 miembros del M-19 que entraron el 6 de noviembre de 1985 a las 11:35 de la mañana al Palacio de Justicia. La idea, descabellada, inoportuna, peligrosa, puso en peligro la vida no sólo de los que trabajaban en ese lugar sino de los 12 magistrados de la Corte Suprema que estaban amenazados por la intención firme que tenían de aprobar la extradición de mafiosos a los Estados Unidos. Hasta en la misma Comisión de la Verdad se habla de una táctica llamada “La Ratonera” en donde las Fuerzas Armadas, al saber que el comando del M-19 tenía el plan de tomarse el Palacio los dejarían entrar para encerrarlos allí y darles un golpe certero. Casi 24 horas después de combates, en donde no tuvieron jamás la intención de negociar y abrieron fuego casi que al instante, no atendiendo ni siquiera las súplicas del presidente de la Corte, Darío Reyes Echandía, quien suplicaba una y otra vez “¡No disparen, por favor, somos rehenes, soy el Presidente de la Corte!” Pero todo terminó con las llamas, las lenguas de fuego que se veían desde el centro de Bogotá. Murieron 101 personas, desaparecieron a 11.


Una de ellas fue Irma Franco. Gracias a los archivos de video se pudo comprobar que la militante del M-19 salió caminando del Palacio de Justicia y se ve incluso haciendo fila entre los detenidos que fueron a dar en la Casa del Florero. Fue un caso parecido al del magistrado Carlos Urán, a quien se ve en los archivos de video salir con vida y luego su cuerpo fue reconocido por su esposa entre los que habían caído en el cruce de balas entre el M-19 y el ejército. Por este crimen fue condenado el general Arias Cabrales quien fue el cerebro de la sangrienta retoma. Durante muchos años se mostraron las pruebas y el responsable del verdugo de Irma Franco y su desaparición, se trata del general Iván Ramírez quien fue absuelto en el 2011 “por dudas razonables” a pesar de las evidencias que lo hundían.


El pasado 19 de junio Iván Ramírez fue condenado por el Tribunal Superior de Bogotá a 31 años de cárcel. Ramírez no sólo estuvo involucrado en el holocausto del Palacio de Justicia sino que fue señalado por haber sido cercano a grupos paramilitares que asesinaron a Mario Calderón y Elsa Alvarado. Se celebró que se hubiera hecho justicia pero a las pocas horas se supo la verdad: el cumplimiento de la pena estará suspendida hasta que quede en firme. Otro de los recovecos de nuestra justicia, de nuestras leguleyadas, favorece a un criminal.

Familiares de las víctimas del palacio se deben tragar un sapo más, se hizo justicia sólo a medias. La familia de Irma Franco afirmó que, más que penas eternas para sus verdugos, lo que necesitan para poder tener paz son los restos del ser querido que, aún hoy, no los tienen.

1 則留言


clausebas5
6月20日

Las leyes en nuestro país...son el fiel reflejo de la falta de criterio y conocimiento de los CONGRESISTAS para discutir y aprobar leyes, que como lo hemos vivido a lo largo nuestra Historia so : laxas, se interpretan de acuerdo con el implicado, NO son contundentes, mucho menos ejemplarizantes. La normatividad toda una burla a la sociedad

按讚
bottom of page