El Estado colombiano no puede derrotar al Eln, ¿qué alternativas quedan?