El Ejército de Nicacio le debe explicaciones al país

Por: Sergio Saavedra. Redacción Pares


Tal y como lo advirtió hace casi un mes la Fundación Paz & Reconciliación— Pares, los nueve (9) meses que ya completa Nicacio de Jesús Martínez Espinel como comandante del Ejército Nacional, lo han ubicado en el ojo del huracán tras las constantes revelaciones sobre prácticas irregulares dentro de las Fuerzas Militares. De esta forma, los pasos del comandante continúan oscilando entre la exigencia de su salida inmediata por parte de un grueso sector de la sociedad civil, y el respaldo incondicional que ha gozado por parte del gobierno nacional.


Los silencios pesan cada vez más sobre los ‘Cuatro Soles’ de Martínez Espinel, mientras la opinión pública aguarda a que —lejos de que discursivamente el comandante del Ejército señale que se esté “cumpliendo lo que la Constitución nos dice con total y absoluto respeto por los Derechos Humanos”—; se tomen decisiones y acciones que terminen con los casos que, en la práctica, están amenazando y violando los Derechos Humanos.


Versiones apresuradas

<