top of page

El detrás de cámara del aplazamiento el acuerdo de promoción y protección de inversiones entre colombia y venezuela en cámara

Por: Oscar A. Chala, investigador de la Línea de Democracia y Gobernabilidad


Foto tomada de: La Voz de América



El 20 de febrero de 2024 la sesión plenaria de la Cámara de Representantes se decantó por aplazar la aprobación del acuerdo binacional de seguridad jurídica a las inversiones de Colombia y Venezuela, que cursa su último debate. La justificación de esta iniciativa, impulsada por la oposición en cabeza del representante José Jaime Uscátegui, del Centro Democrático, es no aprobar ningún acuerdo hasta que se haya aclarado la situación política de María Corina Machado y existan garantías para las próximas elecciones en Venezuela, que aún no poseen un calendario claro.


Este acuerdo, que fue suscrito el 3 de febrero de 2023 entre los gobiernos de Venezuela y Colombia y que debe ser aprobado por el legislativo de cada país, ya se venía cocinando desde diciembre de 2022 cuando el viceministro de Comercio Exterior, Luis Felipe Quintero Suárez, adelantó que existía un trabajo técnico alrededor de potenciales modificaciones sobre el Acuerdo de Alcance Parcial de naturaleza Comercial, firmado en 2011 y que ha buscado regular de manera normativa las relaciones comerciales entre ambos países. Esto posterior a la denuncia del tratado constitutivo de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) por parte de Hugo Chávez en 2006 y pasado el plazo de 5 años en los que cesaban las obligaciones de la CAN en Venezuela.


Este acuerdo es importante porque es uno de los esfuerzos del Gobierno nacional para la reactivación económica y comercial entre los dos países, posterior a la apertura comercial de la frontera en septiembre de 2023, y a la apertura peatonal de la misma, ocurrida en enero de 2023. Además, ha sido uno de los caballitos de batalla del ministro de Comercio, Germán Umaña Mendoza, dentro del Congreso.


El acuerdo lleva 3 debates. El primero se realizó en la Comisión Segunda del Senado, donde fue aprobado por unanimidad el 1 de marzo de 2023. Luego llegó a plenaria del Senado, donde fue aprobado el 8 de octubre de 2023 con 63 votos a favor y 6 en contra. Tras ello, siguió su curso en la Comisión Segunda de la Cámara, en la que fue aprobado con 13 votos a favor y 1 en contra. Finalmente, llegó a la plenaria de la misma corporación, en la que se estancó debido a la iniciativa de aplazamiento de la oposición.


José Jaime Uscátegui se la jugó con la carta del silencio del gobierno ante las inhabilitaciones de María Corina Machado para motivar los votos que llevaron al aplazamiento. La tesis de la ruptura democrática que vive Venezuela —argumento esgrimido por los congresistas del Centro Democrático, de Cambio Radical y otros opositores en los debates anteriores— no movió los suficientes apoyos en ambas cámaras para tumbar la iniciativa.


Sin embargo, el recrudecimiento de las sanciones, la incertidumbre frente a las fechas concretas del proceso electoral, junto con la posibilidad de ampliar las elecciones a cargos legislativos (propuesto por Nicolás Maduro a la Asamblea Nacional en los últimos meses) terminó inclinando la balanza frente al apoyo que tenía el acuerdo en ambas cámaras, enviando una voz de protesta contra el gobierno.


Intercambio comercial entre Venezuela y Colombia


Lo que se encuentra en juego con el acuerdo de promoción y protección de inversiones, en parte, es el incremento de las cifras de exportación e importación en el comercio entre Colombia y Venezuela, que sigue siendo frágil ante estas coyunturas.


Según la Cámara Colombo-Venezolana, este intercambio creció en un total del 9,3%, pasando de USD $650 millones FOB a USD $710,5 millones FOB en noviembre de 2023. Aunque las cifras no alcanzaron las proyecciones estimadas por el gobierno de USD $800 millones, el incremento plantea que existe cierta recuperación económica desde que se abrió la frontera en enero de 2023.


Este incremento se ha visto reflejado tanto en las importaciones como en las exportaciones, siendo ambas cifras favorables para Colombia. En términos de importaciones, el incremento fue del 31%, pasando de USD $81 millones FOB a USD $108 millones FOB entre noviembre de 2022 y noviembre de 2023. De entre los productos más importados hacia Colombia, se encuentran abonos, maquinaria industrial, hierro, acero y material eléctrico.


Del mismo modo, las exportaciones crecieron un 6% en el mismo período evaluado, incrementándose de USD $568 millones FOB a USD $602 millones FOB. Frente a la balanza comercial entre Colombia y Venezuela, existe superávit que favorece a nuestro país en más de USD $495 millones FOB. De entre los productos con mayor índice de exportación hacia Venezuela se encuentran alimentos y bebidas, productos químicos, plástico y tabaco.


En la frontera las cifras del comercio también han aumentado en los últimos meses. Según cifras del Ministerio de Comercio, la actividad comercial de los 3 puentes habilitados para el transporte de carga entre ambos países (Simón Bolívar, Francisco de Paula Santander y Atanasio Girardot), sumó en total USD $310,5 millones, con un paso de 301.527 toneladas de carga entre ambos países. De ellos, USD $276,3 millones fueron exportaciones, y USD $34,1 millones fueron importaciones.

Комментарии


bottom of page