top of page

El desempeño y los retos que quedan para el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo

Por: Nataly Triana Guerrero, Asistente de Investigación

Línea Democracia y Gobernabilidad


El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (Mincomercio) ha sido uno de los pocos que ha demostrado un proceso positivo de recuperación tras el Covid-19, sin embargo, el retorno a indicadores pre-pandemia se encuentra lejano debido a la crisis de los contenedores, la guerra entre Rusia y Ucrania, y especialmente tras los desastrosos resultados del TLC con Estados Unidos.

Según el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2018-2022, las tareas fundamentales del sector comercio, industria y turismo se encontraban encaminadas al programa de Colombia Productiva que tenía el propósito de promover la productividad e implementar estrategias público privadas para el aprovechamiento de ventajas comparativas y competitivas. Este programa se circunscribió al interior del “Pacto por el emprendimiento, la formalización y la productividad: una economía dinámica, incluyente y sostenible que potencie todos nuestros talentos”.

A pesar de la relevancia de este sector en la economía del país, la asignación presupuestal concedida para este Ministerio no fue superior al 0,21% del Presupuesto General de la Nación (PGN) en promedio durante todo el cuatrienio fiscal.


Elaborado por: Línea de Democracia y Gobernabilidad. Fundación Paz & Reconciliación (Pares). Fuentes: Decreto 2467 del 2018, Decreto 2411 del 2019, Decreto 1805 del 2020 y Decreto 1793 de 2021.

Comercio, industria y turismo fue uno de los sectores más afectados por la pandemia. De acuerdo al Mincomercio, los efectos de esta crisis derivaron en que la economía colombiana se redujera en un 7% para 2020, así mismo la tasa de desempleo pasó del 10,4% al 15,7% entre 2019 y 2020.

En relación a las exportaciones, se evidenció una caída del 21,4% y una reducción del turismo en un 69,2% para 2020. Este fenómeno no fue exclusivo de Colombia, el Banco Mundial (2020) reportó que entre diciembre de 2019 y mayo de 2020 la mayor caída promedio del valor exportado se dio en la Comunidad Andina con un 23%, debido a la reducción de los precios de los productos minero energéticos y mineros en el comercio internacional.

Esta crisis también incentivó al interior del sector el fortalecimiento del comercio electrónico, el cual permitió mantener el abastecimiento de algunos hogares. De acuerdo con el Banco de la República (2022), la crisis por la pandemia significó que el 50% de los comercios adoptaran un instrumento o canal electrónico de pago y propiamente el 26,1% de estos lo hiciera como consecuencia de la pandemia. En respuesta a esta dinámica, se creó la Política Nacional de Comercio Electrónico.

A diferencia de otros sectores como cultura, el sector comercio, industria y turismo presentó una balanza positiva en la recuperación frente a los estragos de la pandemia, sin embargo, en este proceso no se ha llegado a niveles pre-pandemia. De acuerdo con el DANE, en mayo de 2022 comparado al mismo período de 2021, la producción real de la industria manufacturera aumentó 46,2%, las ventas reales 45,5% y el personal ocupado 5,9%.

De igual manera, Colombia se ha posicionado como uno de los países con mayor recuperación en el sector turismo, esto se debe en parte a que el país ha recobrado en su totalidad su capacidad aérea. De acuerdo con El Espectador, al país, para enero de 2022, llegaron 254.819 visitantes no residentes, lo que ha representado un aumento del 174,1% comparado al mismo mes del año anterior. Frente a esto, el DANE para el primer trimestre del 2022, señaló que el sector de hotelería y restaurantes creció en un 31% comparado al mismo periodo del año anterior.

En relación al balance de las importaciones y exportaciones, este no es del todo alentador, ya que a la crisis de este sector se le han sumado nuevas condiciones, como la prolongación de la crisis de los contenedores y la guerra Rusia-Ucrania, sin mencionar las dificultades propias del área, como la dependencia excesiva del transporte marítimo y las limitaciones de insumos necesarios para mantener la circulación de mercancías.

Según el presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), las exportaciones han venido en recuperación, pero no por los volúmenes, sino por los elevados precios; en cuanto a las importaciones, Colombia está importando lo necesario: materias primas, bienes intermedios, insumos y maquinaria; sin embargo, a falta de mayor crecimiento en exportaciones, se mantiene un déficit en la balanza comercial, es decir, un incremento de las importaciones sobre las exportaciones. De acuerdo con el DANE, en mayo de 2022 se registró un déficit en la balanza comercial colombiana de US$1.732,5 millones, mientras que en mayo de 2021 se presentó un déficit de US$1.011,8 millones.

Ahora bien, la balanza comercial de Colombia no será positiva bajo los resultados del TLC con Estados Unidos. Conforme a Cedetrabajo (2022), el aporte del TLC en Colombia es deficiente en generación de empleo, protección de derechos ambientales y transferencia tecnológica. Así mismo, ha sido incapaz de atraer una diversificación del mercado. Por lo pronto Colombia continúa exportando productos primarios y de manufactura que exportaba antes del tratado, mientras Estados Unidos ha sofisticado su producción y sus exportaciones, haciéndolas más costosas, en tanto su inversión en el país se ha reducido del 17% al 29% en comparación a la década anterior.

En relación a las exportaciones manufactureras, se puede decir que tras 10 años del TLC el 75% de las exportaciones se han concentrado en 3 grupos: 29% productos alimenticios, 26% productos metalúrgicos básicos y 20% productos derivados del petróleo. A lo mencionado se suma la devaluación de la moneda y el incremento del comercio informal tras el posible aumento de las tasas de interés.

Por lo pronto, el próximo Gobierno Nacional en manos de Gustavo Petro ha declarado que se abordará una renegociación de las condiciones del TLC con Estados Unidos, así mismo se evaluará la capacidad de Monómeros para reducir el impacto de la guerra entre Rusia y Ucrania en términos del abastecimiento de fertilizantes y agroquímicos al país.

Según expertos, el manejo de la crisis de los contenedores y la guerra Rusa-Ucrania requerirá también el desarrollo de nuevas capacidades productivas que puedan suplir la oferta de productos internacionales con el propósito de reducir el impacto de estas dificultades.

Hitos del sector

  • Crisis de los contenedores: es un fenómeno mundial del mercado marítimo internacional producto de las restricciones por el Covid-19 en las que se detuvo las operaciones de carga y descarga marítima del comercio internacional en algunos puertos, rompiendo la cadena logística de suministro entre todos los continentes, especialmente entre los que tienen mayores niveles de consumo. Esto llevó a que tras la lenta reactivación económica, se diera un aumento de los fletes por el uso de contenedores, es decir, los recipientes de carga que son transportados por las navieras autorizadas, lo que incidió en el abastecimiento de cada país, especialmente en el valor de los bienes de consumo. A esta situación se le suma que se ha dado tráfico marítimo por la temporada de tifones, entre otros, que han hecho que el transporte fluvial sea extremadamente costoso.



Kommentare


bottom of page