top of page

El descontento y la reactivación de la guerra urbana amenazan la Paz Total en Buenaventura

Por: Juan Manuel Torres Erazo, Coordinador

Oficina Pares Pacífico


Esta semana se presentaron los resultados de la encuesta de percepción ciudadana 2022 del Buenaventura Cómo Vamos, revelando una situación preocupante que exige una acción inmediata. Los hallazgos reflejan un desánimo generalizado e insatisfacción ciudadana, agravados por la creciente inseguridad y la reactivación de la guerra urbana que amenazan los intentos de paz en la región.


Desánimo e insatisfacción con el actuar institucional


La encuesta, realizada en diciembre de 2022 y enero de 2023, pone al descubierto una realidad dolorosa en Buenaventura. La percepción ciudadana revela un profundo descontento respecto a la situación de la ciudad y al actuar de las instituciones, tema que no puede ser ignorado. El alcalde tiene una desaprobación de su gestión enorme, del 63%; el 78% considera que ninguna institución le puede mejorar la calidad de vida; en la parte urbana le creen más a las Juntas de Acción Comunal (9%) que a la Alcaldía (1%) respecto a que realizan acciones para mejorar la calidad de vida.


El panorama económico tampoco arroja buenas noticias, ya que son más las personas que consideran que la economía ha empeorado en el último año, en comparación con aquellas que afirman que ha mejorado. Este deterioro ha llegado a dimensiones alarmantes, llevando a 4 de cada 10 hogares a renunciar a una de las tres comidas diarias en el último mes. Detrás de estas cifras se esconden situaciones de privación y angustia que afectan especialmente a los más vulnerables de la comunidad.


La inseguridad ciudadana se ha convertido en uno de los desafíos más urgentes. Un 45% de los encuestados ha manifestado sentirse inseguro en la ciudad. Sin embargo, lo más preocupante es que casi la mitad de ellos respalda la idea de hacer justicia por cuenta propia frente a las amenazas y robos perpetrados por la delincuencia. Esta falta de confianza en el sistema de justicia y la creencia en la venganza personal reflejan una fractura profunda en el tejido social, que requiere una atención inmediata.


Encuesta de percepción ciudadana Buenaventura Cómo Vamos

Las amenazas al piloto de la Paz Total

Agravando aún más la situación, se evidencia una reactivación de la guerra urbana en Buenaventura, lo cual representa una seria amenaza para el piloto de la Paz Total en la región y enciende las alarmas. El fracaso de este proyecto de paz no solo cuestionaría la gestión de la paz en la ciudad, sino también a nivel nacional. Es importante recordar la preocupante situación humanitaria en Buenaventura. La Defensoría del Pueblo tiene la responsabilidad de emitir una nueva alerta temprana que refleje con precisión todo lo que está sucediendo en el territorio. Las consecuencias de las tres guerras que azotan la ciudad son devastadoras:

  • La primera guerra se libra en el Bajo Calima entre las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), causando una prolongada crisis de refugiados.

  • La segunda guerra tiene lugar en los ríos del sur, enfrentando a la banda de Jaime Martínez contra la segunda Marquetalia, que cuenta con el apoyo del ELN. Este conflicto ha generado confinamientos, desplazamientos y ha convertido a varias localidades en pueblos fantasma.

  • La tercera guerra es una lucha urbana entre los grupos conocidos como Shottas y Espartanos, en la que el acuerdo existente carece de control efectivo por parte de la Oficina del Alto Comisionado de Paz.

Recomendaciones En respuesta a esta crisis en la confianza en las instituciones para resolver problemas urgentes, el descontento con la situación actual, la guerra que se incrementa y amenaza la paz, desde la Fundación Paz & Reconciliación (Pares) hemos identificado recomendaciones cruciales:


  • En primer lugar, es imperativo nombrar un Comisionado Regional de Paz que tenga los recursos necesarios para enfrentar los desafíos planteados por el piloto de la Paz Total en Buenaventura y que pueda atender de manera oportuna y en detalle lo que resulta del contexto tan cambiante.

  • En segundo lugar, se deben establecer las instancias de negociación con los grupos que están en la región: el Estado Mayor Central, la segunda Marquetalia y las AGC/Clan del Golfo, lo cual recae directamente en la responsabilidad del presidente Gustavo Petro. La búsqueda de diálogo y reconciliación genuina es esencial para superar esta crisis.

  • En tercer lugar, es fundamental fortalecer la participación ciudadana e involucrar a todos los sectores de la sociedad en el proceso de construcción de la paz. Destacadas figuras como la vicepresidenta Francia Márquez pueden desempeñar un papel clave en este sentido.

  • En cuarto lugar, se insta al gobierno a crear mecanismos de seguimiento territorializados que aseguren una implementación efectiva y continua de los acuerdos de paz. La paz debe dejar de ser una promesa vacía y convertirse en una realidad tangible y duradera para todos los habitantes de Buenaventura.

Por último, como sociedad no perder de vista la mala utilización del discurso de la seguridad para la temporada electoral para ganar electores y pasar por encima de las banderas de la paz y los derechos humanos.

Comments


bottom of page