El Congreso que le falló a la lucha anticorrupción

Por: Daniela Quintero. Redacción Pares

El Congreso de la República tuvo este jueves el último día de sesiones de esta legislatura, y tal como se había rumorado, muchos proyectos de ley iban a ser hundidos. Así sucedió con la ley anticorrupción y la que buscaba eliminar la cuota de manejo de las tarjetas de crédito, ambas medidas bastante polémicas.


El primer proyecto recogió más de 11.674.951 de votos tras la consulta popular celebrada el 26 de agosto del 2018, que le solicitó a los ciudadanos y ciudadanas votar a favor o en contra de siete propuestas en la lucha contra los corruptos. Sin embargo, no pasó por un poco más de 400.000 votos.


Por lo tanto, el presidente Iván Duque convocó a los promotores de la consulta y se comprometió a hacer valer el resultado de las urnas por medio de ponencias en el Congreso, pues fue muy poco lo que faltó para que hubiera sido aprobada.


El proyecto radicado en el recinto empezó a tener altibajos a lo largo de las sesiones, pero todo pareció llegar a buen puerto entre lunes y martes cuando en ambas Cámaras se dio el último debate del segundo punto del conjunto de la ley anticorrupción. Así las cosas, solamente hacía falta conciliar el texto para que pasara a sanción presidencial.


La conciliación que nunca llegó


Este lunes el texto fue aprobado en Senado con unas modificaciones y enviado a la Cámara de Representantes para que tuviera el último debate y pasar a la conciliación, este debate se realizó el martes.


Lo único que hacía falta era la postulación de un conciliador de cada organización y posterior encuentro para finiquitar el proceso, pero nunca sucedió, o más bien fue un supuesto enredo. Por parte de la Cámara alta eligieron al senador Germán Varón Cotrino, quien además fue el ponente de esta ley.


Pero lo extraño fue que de la Cámara baja se presentó el representante, Gabriel Vallejo, y cuando iban a iniciar el diálogo se percataron de que él no era el conciliador de este texto, y por lo tanto no pudo ser discutido


Ante la polémica acción, Vallejo expresó a medios que la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, fue quien le informó que debía realizar la conciliación del proyecto anticorrupción. Pero, en el lugar se dio cuenta que no tenía la potestad para revisar este proyecto.


Juanita Goebertus, representante a la Cámara había manifestado a la Fundación Paz y Reconciliación-Pares que era muy probable que terminada la legislatura no se lograra la aprobación de ninguno de los proyectos de la consulta.


“El Gobierno dejó hundir el proyecto de bajar el salario de los congresistas y ha estado dispuesto a aceptar cambios en los proyectos de declaración de renta y de rendición de cuentas, que le quitan el espíritu a los proyecto”, había dicho Goebertus.

El crimen perfecto


Por su parte, la senadora Angélica Lozano y promotora de la ley anticorrupción expresó que como tal no hay un culpable: “el crimen perfecto está en las demoras y las dilaciones. El hundimiento es sofisticado porque no queda un culpable, hubo muchas etapas” para llegar a este punto, explicó este jueves en W Radio.


También contó que a lo largo de las sesiones en Senado se presentaron 70 impedimentos en el y fueron aprobados 25. Es decir que se tenían que salir 25 congresistas. Esto hizo más demoradas las sesiones. Sin embargo, reconoció el trabajo del presidente de la organización Ernesto Macías, pese a las extremas diferencias que ambos comparten, ya que puso muchas veces la ley anticorrupción en el orden del día.


Asimismo, Varón fue un aliado desde el inicio y por eso lo nombraron conciliador. La cuestión es que así hubieran llegado de ambas cámaras tan solo tenían un día para discutir todo el texto, un tiempo muy corto para lo que estaba en juego.


En todo caso, en ambas cámaras hubo confusiones y descaros. El miércoles se jugaba el partido de fútbol de la selección Colombia en el marco de la Copa América, y en el Senado decidieron suspender la sesión, mientras que en la Cámara se dio por terminada.


Por consiguiente, cuando la cámara alta regresó a las labores se dieron cuenta que el proyecto quedaba prácticamente archivado, no había conciliador por parte de la Cámara baja y los tiempos ya eran estrechos para discutir.


Ahora, el presidente de la Cámara de Representantes, Alejandro Chacón, deberá explicar a quién designó. “El lunes se aprobó en senado, le rogamos a Chacón para que nombrara el conciliador. Le dijimos de todas las formas. Pero él insistió en pedir las actas y las memorias. Pocas veces lo proyectos se hunden en conciliación. Y por ejemplo ayer como levantaron cámara sin anunciar, pues no pudieron conciliar”, agregó Lozano.


Así las cosas, hay una opción inmediata y es que Duque convoque a sesiones extra para que el Congreso retome el debate sobre la ley anticorrupción. Esta sería la única alternativa posible y que demuestre que cumplió.


Por otro lado, está la postura de que este proyecto ya se hundió totalmente y tocaría empezar a tramitar desde ceros punto por punto. La congresista expresó que podría volver a presentarlos, con la alianza de otros partidos, pero sería un camino largo porque desde el 2015 se han intentado pasar de forma separada y ninguno ha sobrevivido a los debates.


Cuota de manejo de las tarjetas


Por otra parte, la Comisión Tercera del Senado hundió el proyecto que buscaba eliminar el cobro de la cuota de manejo a productos financieros y el cobro a los ahorradores por consultas o transferencias.


Según los detractores de la ponencia, esta vulneraba la libertad de empresa. Por su parte, el representante Álvaro Prada expresó que «no somos enemigos de los bancos, pero tampoco vamos a permitir que sigan abusando de las personas que ganan el mínimo y que pierden su plata en transacciones y cuotas de manejo».


En definitiva, expresaron que en la próxima legislatura abrirán el debate porque no es justo para los ciudadanos y ciudadanas seguir perdiendo tanto dinero en este tipo de consultas y retiros.