• Redacción Pares

Diálogo Regional Vinculante: Catatumbo

Por: Katerin Erazo, Periodista

Foto: L. Robayo

Información general

Este Diálogo Regional Vinculante se realizó en Ocaña, Norte de Santander, territorio fronterizo con Venezuela, durante los días 11 y 12 de octubre.

Principales puntos tratados durante el Diálogo

Se debatieron las propuestas relacionadas a temas como ordenamiento territorial hacia la paz, seguridad humana, seguridad alimentaria, transición energética, y convergencia regional y social.

Durante este diálogo, Roger Quintero, integrante de la Asociación de Unidad Campesina del Catatumbo, mencionó que esta Asociación ha construido sus propias propuestas, pero que no fueron ejecutadas por el anterior gobierno, demostrando la falta de voluntad por parte del Estado. Sin embargo, añadió que este nuevo gobierno liderado por Gustavo Petro les ha dado esperanza con la posibilidad de que esta vez sí cumplan lo pactado.

Quintero reveló que algunas de las preocupaciones de la comunidad giran alrededor de la educación, la construcción de vías, la protección al medio ambiente y los servicios de salud para las personas.

El gobernador de Norte de Santander, Silvano Serano, destacó los retos que tienen en materia de competitividad, turismo, productividad e innovación en esta subregión.

Por su parte, el viceministro de Relaciones Exteriores encargado, Francisco Coy, dijo: “aquí los escuchamos a todos, sus necesidades, los proyectos que quieren priorizar. Sumando las cosas, creo que nos llevamos una buena cantidad de insumos para el planteamiento del Plan Nacional de Desarrollo”.

Durante este espacio se identificaron cerca de 800 situaciones de cambio y se propusieron cerca de 2.700 acciones transformadoras.

Participantes

Un total de 1.230 personas llegaron a la sede del Algodonal de la Universidad Francisco de Paula Santander. Estas personas viajaron durante horas desde municipios como Tibú, San Calixto, Teorama, Hacarí y El Carmen, con el fin de entregar sus propuestas y dialogar las principales problemáticas que hay en el territorio.

Foto: ASCAMCAT

Dentro de los participantes, los grupos con mayor número de participación fueron los campesinos, las mujeres y los jóvenes.

Jhony Abril, vicepresidente de la Asociación Campesina del Catatumbo (ASCAMCAT), le dijo a la Fundación Paz & Reconciliación (Pares) que este espacio lo consideró como algo histórico, dado que demuestra la buena voluntad del Gobierno al escuchar a esta región, donde hay tanto abandono estatal. “Le seguimos apuntando a los encuentros, a las reuniones de este carácter para construir la verdadera paz que requiere la región del Catatumbo”, mencionó.


Sin embargo, Carmen García, de la Asociación de Madres del Catatumbo, le expresó a Pares su inconformidad con la metodología que se realizó, ya que el desplazamiento desde su territorio al lugar de encuentro fue difícil, no solo para ella, sino también para muchos campesinos y habitantes que hicieron parte de este diálogo.


Carmen García añadió que muchos de los habitantes no contaban con el conocimiento de la metodología que se puede realizar de manera virtual, ni tampoco cuentan con los recursos (celulares o computadoras) para poderla realizar, lo que les obliga a ir hasta el lugar.

Como representante del Gobierno Nacional se presentó el viceministro de Relaciones Exteriores, Francisco Coy, quien fue el encargado de recibir los 90 formularios diligenciados por los habitantes de la subregión, también contó con la participación del gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano.

Contexto de la subregión

La subregión del Catatumbo es una de las más peligrosas del país. En esta zona fronteriza con Venezuela, confluyen una serie de economías ilegales y actores violentos que buscan controlar las rentas del narcotráfico, llevando consigo múltiples violencias y muertes.

Según el artículo “Entre la espada y la pared: conflicto y coca en el Catatumbo”, escrito por la Línea de Investigación de Paz, Posconflicto y Derechos Humanos de Pares, en esta zona la guerra ha prevalecido y se ha perpetuado por más de medio siglo, pasando por el inicio de la explotación petrolera en la subregión, la época de la violencia con el bipartidismo y el conflicto armado con las guerrillas y paramilitares.

En el Catatumbo hay presencia de varios grupos armados, entre ellos están el ELN, el EPL, grupos disidentes de las FARC que no se acogieron al Acuerdo de Paz de 2016, como el Frente 33, el Bloque Suroriental o el Comando Danilo García, que hace parte de la Segunda Marquetalia; también hacen presencia Los Rastrojos y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC).


Jhony Abril, vicepresidente de ASCAMCAT, mencionó que por ello son importantes estos espacios de diálogo que indican una ruta de una posible Paz Total que impulse la lucha contra este camino de violencia que esta región ha transitado.