Desmovilizaciones del ELN: un viento a favor en el Cauca

Por: Sergio Saavedra. Redacción Pares


Ocho (8) días han transcurrido desde que la opinión pública conociera el decreto 601 que expidió el presidente Iván Duque en el que el Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, y las personas autorizadas por él, deberán verificar la voluntad real de paz y reinserción a la vida civil. Tras esta semana, el ELN ha registrado la entrega de 31 guerrilleros, todos ellos en el departamento del Cauca. El mismo departamento que por estas semanas es el epicentro de la violencia homicida en contra de líderes y lideresas.


De acuerdo con la información más reciente, el pasado domingo 3 de mayo en el corregimiento de San Juan de Micay, en una vereda conocida como Los Cedros, se llevó a cabo un operativo de la Fuerza de Despliegue Rápido No 4 que habría generado la entrega voluntaria de ‘alias Esteban (cabecilla de seguridad de alias Palermo), alias El Mocho (cabecilla de milicias) y alias ‘el Flaco (jefe político de la estructura y cabecilla de milicias con injerencia en Argelia y El Plateado, Cauca).


La primera entrega se dio el pasado miércoles 29 de abril cuando 13 hombres y cinco (5) mujeres del Frente José María Becerra del ELN se entregaran para acogerse a la desmovilización. El hecho ocurrió en San juan de Micay, al igual que el 3 de mayo, la entrega se dio después de que Fuerza de Despliegue Rápido No 4 llevara a cabo una operación.


Cabe recordar, que en esta zona de López de Micay ha sido en las últimas semanas un escenario de violencia letal. El 22 de abril fueron asesinados Jesús Albeiro Riascos y Andrés Sabino, integrantes del Consejo Comunitario Afro Renacer del Micay en el Tambo (Cauca).


La esperanza de paz, un anhelo de las comunidades


La incertidumbre sobre el devenir de las acciones que adelante el ELN o de la revisión que haga el Gobierno Nacional, en cabeza de Ceballos, es dificil de disipar. Lo cierto es que hay 136 municipios en los que hace presencia esta guerrilla y en donde las comunidades esperan que este actor armado tenga un papel proponderante en esa voluntad de paz. Vale la pena señalar que el ELN se expandió en 35 municipios más.


De hecho, el pasado 30 de abril se cumplió el mes de cese al fuego unilateral decretado por el ELN. En dicho comunicado por medio del cual dio la noticia, la guerrilla se refirió al gobierno para que retomara los diálogos con la Delegación de Diálogo presente en La Habana, para concertar un cese al fuego bilateral y temporal. El Defensor del Pueblo, Carlos Negret, señaló que este no es el momento de cerrar las puertas ni de romper los puentes, por el contrario es el momento de la esperanza de la humanidad. Colombia se merece la paz y no la guerra.


Toma mayor interés, debido a que a pesar del cese al fuego, de acuerdo con la alerta temprana N. 018-20, se registraron —entre el 23 de marzo y el 27 de abril—; 72 hechos bélicos distribuidos en 23 departamentos, para un total de 128 municipios. Hechos que implican a diferentes Grupos Armados Organizados que actúan en la región.


La Defensoría del Pueblo también señaló que, en el marco del cese al fuego, el ELN habría librado combates contra diferentes grupos armados con interposición de población civil, principalmente en el departamento del Chocó -particularmente en el municipio de Bojayá, el sur del departamento del Cauca, el Sur de Bolívar y Norte de Santander.


Pablo Beltrán, quien fuera jefe de la Delegación de Diálogos del ELN cuando estaba la mesa de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos, dijo que ELN no tendrá una ‘actitud’ de ataque sino de defensiva. Por otro lado declaró que nuestra dirección le hizo una propuesta al Gobierno, para que aprovecháramos el cese para retomar los diálogos, pero vimos altos mandos militares que siguen en operaciones ofensivas y nosotros tenemos que tomar acciones de defensa.


Cabe recordar que el pasado 18 de enero, el presidente Iván Duque, decidió levantar la mesa de negociaciones con el ELN y reactivar las órdenes de captura y las circulares rojas de Interpol contra los delegados de la guerrilla. Mesa que tuvo lugar en el gobierno Santos en 2017 en Quito (Ecuador) y que fue traslada a La Habana (Cuba) en 2018.


Cauca, un departamento donde no descansa la violencia


Por otra parte, la Defensoría hizo un especial llamado sobre el siguiente repertorio de violencia de los GAO, ya que según la entidad, departamentos como Cauca, Nariño, Bolívar, Valle del Cauca, Guaviare, entre otros, han hecho públicos sus mensajes, principalmente, mediante la circulación de comunicados y panfletos entre los cuales es común el respaldo al aislamiento con imposición de regulaciones y normas de conducta, así como amenazas de homicidio, agresión, desplazamiento forzado y restricciones a la movilidad, bajo el argumento de prevenir la propagación del contagio.


De hecho, en la última Alerta Temprana, la Defensoría señaló que en periodo comprendido entre el 23 de marzo y el 27 de abril fueron asesinadas 10 personas. Dos (2) en el departamento de Nariño, uno (1) en el departamento de Arauca y en el caso del municipio caucano se reportaron siete (7).


Ahora bien, frente al seguimiento que le ha hecho Pares al caso del departamento del Cauca, entre el 22 de abril y el 1 mayo han sido asesinadas nueve personas. El más reciente asesinato fue el pasado viernes 1 de mayo cuando hombres armados asesinaron al líder comunal Uenseslao Guerrero en zona rural de Mercaderes. Guerrero fue presidente de la JAC de la vereda Curacas de Mercaderes.

El pasado 29 de abril, se registró la masacre en la vereda El Vado, corregimiento de Mojarras, zona rural del municipio de Mercaderes, al sur del Cauca. Ese día fueron asesinados el líder comunal Álvaro Narváez Daza, su esposa María Delia Daza Rodríguez, Cristian Narváez Daza su hijo y su nieta Jenny Katherine López Narváez de 15 años.


El pasado 25 de abril Este viernes, las autoridades del Cauca confirmaron el asesinato del líder social Floro Samboní Gómez, de 56 años, agricultor y presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Loma Larga Bajo, del corregimiento de Llacuanas El crimen ocurrió en el municipio de Almaguer.


Finalmente, el pasado 22 de abril fueron asesinados el líder social Hugo de Jesús Giraldo, en Santander de Quilichao (Cauca); Jesús Albeiro Riascos y Andrés Sabino, integrantes del Consejo Comunitario Afro Renacer del Micay en el Tambo (Cauca).


Tres dificultades de un proceso de paz


Según Luis Eduardo Celis, analista y experto en temas de conflicto y paz, hay tres grandes dificultades a superar para un proceso de paz exitoso: un gobierno que tenga una oferta de negociación que pueda incluir al ELN, una dinámica de participación social, política y ciudadana que se involucre a fondo en la solución de este conflicto, con energía y propuestas y un ELN que se decida, con firmeza, por el camino negociado para salir de un proyecto de resistencia armada que no trae nada bueno para las comunidades donde permanece ni para el país, que debe seguir trabajando por transformaciones en una acción social y política sin violencia.


«Este grupo se podría sintonizar y ganar respaldo en la sociedad, desafortunadamente eso no lo ve y se mantiene en su proyecto de fuerza y resistencia lo cual lo aleja de una sociedad con la que podría trabajar por un proceso de paz, no ahora, pero sí con un gobierno interesado en resolver este conflicto armado, con transformaciones que son necesarias en los 120 municipios donde permanecen y extensivos a una Colombia que requiere nuevos acuerdos y derroteros de acción social y política», sentencia el experto.