Del Naya al Mataje: pacífico nariñense

Por: Alejandro Restrepo, Naryi Vargas, Carlos Montoya Cely y Ariel Ávila – Pares


En la costa Pacífica de Nariño, especialmente en Tumaco, la disputa entre grupos armados ilegales por hacerse al control territorial y a la cadena del narcotráfico, tras la salida de las FARC, ha construido lógicas rurales y urbanas signadas por la violencia. Según fuentes locales, desde Llorente, La Guayacana y hacia el sur, atravesando el Consejo Comunitario de Alto Mira y Frontera hasta el Río Mataje, el Frente Óliver Sinisterra es quien manda. Sin embargo, en medios de comunicación se ha reiterado que esa zona está bajo el mando de alias ‘Guacho’, particularmente desde el señalamiento del Ministerio de Defensa como responsable de la masacre de El Tandil. Lo cierto es que en Tumaco, al ‘Guacho’ lo consideran un testaferro del Cartel de Sinaloa, quienes ejercen el poder sobre el narcotráfico y el cultivo.

Por otra parte, las fuentes en territorio coinciden en que ‘Guacho’ y otros hombres del Frente Óliver Sinisterra asesinan de manera indiscriminada sin “razón alguna”. Incluso, se asegura que el exceso de licor en las fiestas de los grupos armados ha derivado en el asesinato de personas que cruzaban por los lugares o que corrieron con la mala suerte de encontrarse en el mismo espacio. Esta información fue recolectada durante los primeros seis meses de 2018. Recientemente, habitantes de la región coinciden en que ‘Guacho’ ha estado desplazándose hacia el norte y que fue visto en Timbiquí.

Si bien el accionar violento del Frente Óliver Sinisterra muchas veces es impredecible, algunas acciones parecen tener altos grados de sofisticación, coordinación e inteligencia. Por ejemplo, el asesinato de los tres funcionarios del CTI a principios del mes de julio de 2018 en la vía a la altura de La Guayacana, parece indicar que el grupo armado había hecho labor de inteligencia y que sabía exactamente quiénes estaban en las camionetas. De hecho, se presume que el objetivo de esta emboscada era un fiscal que estaba trabajando sobre investigaciones relacionadas con las acciones de esta estructura criminal.

Mientras tanto, en la cabecera municipal de Tumaco, combos y pandillas se disputan el control de l