• Laura Natali Cano Murillo

De nuevo, el debate sobre la legalización del aborto quedó en veremos

Por: Laura Cano

Periodista Pares


Desde finales del 2021, hay un vaivén en la Sala Plena de la Corte Constitucional respecto a una conversación y decisión que urge: la despenaliación del aborto. Se esperaba que hoy jueves, 03 de febrero, se retomara el debate. Sin embargo, de nuevo este quedó aplazado. Esta vez el motivo fue por las recusaciones presentadas contra el conjuez Juan Carlos Henao, pues se ha pedido que este togado se aparte de la discusión, de hecho Henao tiene más de 50 recusaciones que estiman lo mismo.


Henao fue uno de los conjueces que salió elegido luego de que el pasado 20 de enero, en la Sala Plena de la Corte Constitucional, se presentara un empate de los togados que votaron en esta discusión. Por ello, el mencionado conjuez y Julio Andrés Ossa resultaron como las personas que hoy definirían el asunto ante la misma sala.


También puedes leer: La paridad de mujeres en la Corte Constitucional no ayudó a la despenalización del aborto


Sin embargo, Henao se ha visto enfrentado a recusaciones por parte de movimientos religiosos. Uno de ellos, y el que más pronto llegó luego que fuera designado como conjuez, fue de Vilma Graciela Martínez Rivera, quien firmó como investigadora del Proyecto Católico Tejedores de Amor con Dios. En el documento, ella afirmó que el conjuez debía retirarse de la discusión, pues él ya se había pronunciado sobre el tema en el año 2019 en el Semanario Voz.


“Creo que hay una posición ideológica en cada ser humano. Yo estoy a favor del aborto, no creo en imposiciones de la religión, no creo que el Estado tenga que ser confesional, que se limite la dosis mínima. Quienes estamos en contra de esta visión que se impone en el mundo, cuyo ejemplo más visible es Donald Trump, tenemos que seguir luchando por la libertad”, decía Henao en la entrevista, como fue citado en El Tiempo.


Por su parte, el movimiento Causa Justa se pronunció en su momento al respecto, y anotaron que: “Sería desproporcionado considerar, únicamente a partir de las afirmaciones de las recusantes y de las notas en prensa, que el conjuez Henao no fallará con base en el respeto al derecho y en cumplimiento de su deber de imparcialidad (...) Por el contrario, y dada la importancia de las funciones que ejercen, se exige de dichos funcionarios conocimientos sólidos y rigurosos sobre los asuntos que serán sometidos a su consideración”, plantean estas organizaciones”, se mencionó.


No obstante, y a pesar de que se ha insistido en la urgencia de que la Sala tome una decisión, por ejemplo, tras el caso de Lorena Inmaculada Gelis Palomino, quien en enero de este año murió a raíz de un procedimiento mal hecho e irresponsable en un centro médico de Barranquilla; la Corte, de nuevo, aplazó este tema.





Los aplazamientos han sido una constante. El más reciente, como se mencionó más arriba,se dio a causa del empaté que hubo, en donde los magistrados Alberto Rojas, José Fdo. Reyes, Antonio J. Lizarazo y Diana Fajardo votaron a favor; mientras que Cristina Pardo, Paola Meneses, Jorge Ibáñez y Gloria Ortiz, decidieron ir en contra de la despenalización del aborto.


Antes de esto, en noviembre de 2021, cuando se iba a definir el tema, el magistrado Alejandro Linares se declaró impedido luego de haber dado declaraciones públicas sobre el tema en medios de comunicación. Tras esto, los magistrados debían definir si era aceptado o no el impedimento, sin embargo, esto no se logró resolver, pues resultaron 4 votos a favor del impedimento y 4 votos en contra, quedando suspendidos los términos para tomar la decisión frente a la despenalización.


Lea también: Quedó estancado el debate sobre la despenalización del aborto


Reacciones sobre este nuevo aplazamiento


Desde la Red Nacional de Mujeres, Beatriz Quintero, directora de esta organización, señaló que “esta estrategia de obstaculizacion viene de los grupos antiderechos y fundamentalistas para generar retrasos, pues desde este sector se está esperando que se dé el cambio de la presidencia de la Corte Constitucional, a donde llegará pronto la señora Cristina Pardo, una de las opositoras a despenalizar el aborto. Y es que, además, no se puede pedir que durante la vida de los magistrados estos no hayan opinado sobre ningún tema”.


Adicionó que: “despenalizar el aborto, además de urgente, es una causa justa con las mujeres. Nos preocupa que la señora Pardo se dedique a obstaculizar todavía más esta decisión”. Asimismo, concluyó que: “A las mujeres nos encargan de cuidar la familia, de los hijos, los discapacitados, los niños, pero no nos permiten decidir sobre nuestro cuerpo y sobre cuándo queremos o no tener hijos. Es una sociedad contradictoria. Por un lado, nos da una súper responsabilidad, pero en lo que tiene que ver con una decisión personal nuestra, ahí sí no lo permiten, y ponen a otras personas a decidir por cada una de las mujeres del país”.


Por su parte, María Isabel Niño, asesora juridica y de incidencia de la Mesa por la Vida y la Salud de las mujeres, se sumó a esta preocupación “pues es u hecho que todavía no se va a decidir de fondo las demandas presentadas que piden la elimicación del delito del aborto, y la consecuencia de esto es que ciento de mujeres en Colombia siguen enfrentando la amenaza de cárcel por decidir sobre su cuerpo, además, también muchas de nosotras siguen bajo los riesgos que significa realizarse un aborto fuera del sistema de salud”.


Hoy, de nuevo, se insiste en que se tome una decisón rápida, una decisón que además tenga presente todos los contextos que viven las mujeres que se enfrentan a abortos clandestinos. Además, en medio de un año electoral, se invita también a este debate en todos los escenarios, pues Colombia debe avanzar y garantizar el bienestar de las mujeres y las maternidades deseadas.