Buscar

«Cuba hizo bien al informar sobre planes del ELN»

Por: Laura Cano. Periodista Pares.


Este lunes el diario El Tiempo informó que el embajador de Cuba en Bogotá, José Luis Ponce envió una carta a la Cancillería de Colombia mencionando que se tuvo acceso a información sobre un supuesto ataque o acción militar del Frente de Guerra Oriental del ELN, el cual está al mando de Carlos Emilio Marín, conocido con el alias de Pablito, integrante del Comando Central del ELN, quien además lleva más de 40 años dentro de esta guerrilla, y a quien se le ha implicado en la planeación del atentado terrorista contra la Escuela de Cadetes General Santander.


“Nuestra Embajada en Colombia recibió una información, cuya verosimilitud no podemos evaluar, acerca de un supuesto ataque militar por parte del Frente Oriental de Guerra del ELN para los próximos días en Bogotá. Hemos advertido de dicha información a la Delegación de paz del ELN en La Habana, la cual expresó total desconocimiento y reiteró la garantía de que no tiene ningún involucramiento en las decisiones militares u operaciones de la organización”, se lee en la carta enviada el pasado 06 de febrero.


Esta información además de ser entregada a la Cancillería, también habría sido enviada a Carlos Ruiz Massieu, representante y jefe de la misión de verificación de Naciones Unidas en Colombia y a dos miembros de la Iglesia Católica. Adicionalmente, se indicó que también alertó a la delegación de paz del ELN en La Habana sobre la posible acción militar, a lo que dijeron que no sabían acerca de esta intención ni tenían injerencia con las decisiones militares.


En este contexto vale la pena traer a colación que el pasado 11 de enero el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, anunció que dicho país había tomado la decisión de agregar a Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo del gobierno de EE.UU.


“Cuba regresa a la lista luego de que incumpliera su compromiso de dejar de apoyar el terrorismo, como condición para su eliminación por parte de la administración anterior en 2015. El 13 de mayo de 2020, el Departamento de Estado notificó al Congreso que había certificado a Cuba bajo la Sección 40A(a) de la Ley de Control de Exportación de Armas por ‘no cooperar plenamente’ con los esfuerzos antiterroristas de Estados Unidos en 2019”, detalló Pompeo.


Hay que mencionar que esto se ha argumentado en reiteradas ocasiones en la supuesta negativa de Cuba de extraditar a miembros del ELN a Colombia tras el atentado en la Escuela de Cadetes General Santander, ocurrido el 17 de enero de 2019.


Una de las respuestas de funcionarios del Gobierno Nacional y políticos simpatizantes del partido de Gobierno, como el comisionado de Paz Miguel Ceballos, fue que se “esperaría que se extradite a los miembros del ELN que están en la isla. Esa extradición sí sería un hecho concreto de que Cuba quiere cumplir con sus responsabilidades internacionales”.

No obstante, de nuevo, como ha sucedido por lo menos desde mayo del año pasado, se sigue desconociendo que uno de los puntos a los que se llegó siendo Cuba el país que ha apoyado los diálogos que se venían realizando con el ELN desde el 07 de febrero de 2017, y que fueron suspendidos el 17 de enero de 2019, fue la creación y puesta en marcha de un protocolo en el que se dictaba que en caso de romperse los diálogos, como ocurrió, el regreso de la delegación guerrillera a Colombia debía ser seguro, este documento ha estado respaldado internacionalmente por su injerencia con la búsqueda de una solución negociada al conflicto armado colombiano.


Pares habló con Luis Eduardo Celis, analista del conflicto armado, quien también es asesor de la Redprodepaz y columnista de la Fundación Paz y Reconciliación.


Pares: ¿Cómo esta situación cambia o no el panorama de paz con el ELN?


Luis Eduardo Celis: Esto lo que hace es mantener ese panorama; mantiene las distancias entre el Gobierno y el ELN, las distancias para pensar en un proceso de paz. Esto no cambia sustancialmente nada, sino que profundiza ese escenario de distancia en el cual el Gobierno pide condicionamientos, entre ellos el cese de las acciones armadas por parte del ELN y la guerrilla mantiene su postura de bilateralidad, de que están dispuestos a discutir todo en una mesa. De esta forma, esto sigue acentuando esa desconfianza mutua.


Pares: Se ha mencionado la decisión de hace ya casi un año, y ratificada hace poco, de que Estados Unidos incluyó a Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo, ¿cómo este reciente hecho ayuda a interpretar también dicha decisión de Estados Unidos?


L.E.C: Lo que pasó ayer fue un hecho inédito, es decir; el Gobierno cubano le dice a otro gobierno que va a ser atacado, eso es algo que yo no creo que haya pasado antes en toda la historia, por lo menos de América Latina. Esta información fue recibida en Colombia, por lo que entiendo, y demuestra una situación muy complicada en la cual Cuba ha actuado de manera correcta anunciándole al Gobierno colombiano la situación. Esto, además, denota la seriedad y compromiso de Cuba con un esfuerzo de legalidad.


Pares: ¿Qué se puede decir del Frente Oriental de Guerra del ELN al que se implica con este anuncio?


L.E.C: Este es un frente muy importante, además siendo de Arauca esto le imprime una fuerza muy importante, con mucho poder. Además, todas las investigaciones dicen que ellos fueron los responsables del ataque a la Escuela General Santander. Así que eso hace que esta sea una situación muy delicada, y muy delicado que el ELN busque tensionar el conflicto en lugar de buscar la distensión.


Pares: La respuesta del Gobierno Nacional, entre otras cosas, fue seguir insistiendo en que sean extraditados los miembros del ELN que se encuentren en La Habana, ¿qué lectura se puede hacer de esta posición y petición, en la que además han sido insistentes?


L.E.C: Lo principal es que el protocolo hay que cumplirlo, pues este es un elemento central en ese esfuerzo de negociación. No solamente Cuba exige su cumplimiento, sino también Noruega y Alemania, porque sin esto ninguna negociación en el futuro podría ser viable, pues si los negociadores son extraditados, ¿cuál negociación va a ser creíble?


Pares: En una última lectura. Se ha hablado de una crisis en la que podría estar el ELN, atravesada además por un crítico escenario de violencia y degradación de la seguridad en el país. De ser esta información real, ¿qué implicaciones tendría este ataque terrorista en el contexto actual de esta guerrilla y del país?


L. E.C: Si es cierto lo del atentado es muy grave que el ELN siga tensionando el conflicto, además esa tensión vía terrorismo no es ninguna buena noticia. Segundo, le corresponde al Gobierno tomar las medidas de prevención y precaución ante una situación que es muy difícil, pues un ataque en una ciudad es muy complicado de controlar. Tercero, afortunadamente el Gobierno cubano se enteró, lo cual de ser verídico se puede estimar que el ELN tiene fugas en sus dinámicas internas.


Si es cierta esta información sobre que el ELN está preparando un ataque en la ciudad de Bogotá la pregunta es ¿por qué este tipo de acciones? Yo no tengo la respuesta, pero lo que se puede ver es esa filtración de la información afortunadamente. Esperemos que ese ataque no se dé. Lo segundo es que hay un conflicto en curso, no resuelto, y todo lo que signifique tensionarlo no ayuda.