top of page
  • Laura Natali Cano Murillo

Confirmado: Jennifer Arias sí plagió su tesis de maestría

Por: Laura Cano

Periodista Pares


Jennifer Arias llegó a la presidencia de la Cámara de Representantes en medio de cuestionamientos, denunciados por Pares, y aún, sin cumplir su primer semestre en el cargo ya varios sectores piden su renuncia a cuenta del escándalo desatado por el plagio en su tesis de maestría, información que el día de ayer fue confirmada por la Universidad Externado de Colombia.


Los ojos están puestos sobre en la funcionaria desde que a finales de octubre se hizo pública una denuncia del portal Plagio S.O.S en la que se advertía que en los fragmentos del trabajo de grado de Arias para optar por el título de magíster en Gobierno y Políticas Públicas, habían copias de fragmentos de otros autores que no habían sido citados en el trabajo.


Dicha denuncia estaba siendo analizada por la Universidad Externado, quien ayer emitieron un comunicado a la opinión pública informando que a través de una herramienta de detección de plagio, se encontró un importante número de coincidencias “con fuentes o documentos publicados en internet de diferentes autores a las señoras Arias Falla y Largo Alvarado”. Además, en el documento se cita al perito en derechos de autor contratado por la Universidad, quien expresó que “es ostensible la cantidad de textos reproducidos literalmente (plagio servil) o deliberadamente parafraseados en donde basta la simple lectura para deducir la forma en que tales fragmentos llegaron al trabajo de grado”.


Hay que traer a colación que en el texto enviado por la Universidad también se informa que el 7 y 8 de noviembre las autoras del texto se acercaron a las instalaciones de la institución llevando dos copias del mismo. No obstante, esas copias no coincidían por completo con el que había sido entregado por el director de la tesis.


“La Universidad acudirá ante lo contencioso administrativo para solicitarle al Consejo de Estado que anule los títulos referidos, y remitirá a la Sala Penal de la Corte Suprema y a la Fiscalía General de la Nación la documentación pertinente, para lo correspondiente. (...) La Universidad ha adoptado correctivos adicionales a los ya existente”, se agrega desde la institución.


En El Espectador se señaló que lo anterior significa que: el Externado busca que los magistrados anulen su propio acto administrativo mediante el cual le confirió el título de magister a Arias y su compañera. Es decir, la Universidad Externado demandaría su propio acto administrativo, porque encontró presuntas irregularidades y consideraría que uno de los requisitos para su expedición ya no es válido. En pocas palabras, que la tesis de grado tiene falencias y que éstas anulan el trabajo de grado, y por tanto su título de magister”. Respecto a lo penal se añadió que “Si la Corte encuentra culpable a Arias por el supuesto plagio, la congresista perdería su cargo. En caso de que renunciara al Congreso, la investigación de Arias la asumiría la Fiscalía”.


Luego de confirmarse este hecho de plagio las solicitudes de miembros de la Cámara de Representantes han solicitado la renuncia de Jennifer Arias, por su parte la funcionaría ha indicado que “Con la tranquilidad de siempre actuar bajo los preceptos de la Ley, manifiesto que NO he cometido plagio alguno. Solicito a la Universidad Externado que cumpla con el debido proceso y me permita ejercer el derecho de contradicción. Las autoridades judiciales esclarecerán estos hechos”.



Las advertencias de Pares sobre Jennifer Arias


Antes de que se conociera que Jennifer Arias iba a llegar a la presidencia de la Cámara de Representantes, desde la Fundación Paz & Reconciliación se había alertado que desde el 2018 se planeaba que el Centro Democratico se quedara con este cargo para el periodo 2021 - 2022, y su ficha era Jennifer Arias, quien se desempeñaba como representante a la Cámara por el Meta, quien es muy cercana a Álvaro Uribe Vélez, y además fue la coordinadora de la campaña a la presidencia de Iván Duque en los departamentos de Vaupés y Guaviare.


Arias sería el puente de Uribe y Duque con los pilotos David Niño Cataño y Juan Camilo Cardenas, quienes hacían parte de Llanera de Aviación, compañía investigada por lavado de activos, y encargada de transportar a Uribe y a Duque en las zonas donde Jennifer Arias estaba coordinando. Estos dos pilotos de la campaña del Centro Democrático aparecieron involucrados en operaciones de narcotráfico: una en Guatemala y otra en Providencia.


“El entonces candidato a la Presidencia de la República del Centro Democrático, Iván Duque Márquez, y un grupo de personas aspirantes al Congreso, lideradas por Álvaro Uribe Vélez, fueron transportadas, durante sus actos de campaña de 2018, en vuelos a los departamentos del llano colombiano por aeronaves de la empresa Llanera de Aviación. Esta compañía de transporte aéreo es investigada por la Dirección Especializada del Derecho de Dominio de la Fiscalía General de la Nación por lavado de activos. Asimismo, la empresa ha obtenido dos contratos con el Departamento Administrativo de Aeronáutica Civil de Colombia sin ningún mérito e incumpliendo los requisitos”, señala el informe.


Además, Jennifer Arias ha dicho abiertamente que es lobbista en el Congreso y ante el Gobierno Nacional de las empresas de aviación de los llanos, en donde estaban los pilotos vinculados al narcotráfico. Además, desde Pares se logró demostrar que la congresista actuaba como representante de los pilotos, articulando reuniones, favoreciendo los intereses, logrando incluso que fueran autorizados y elegidos para hacer vuelos humanitarios en medio de la pandemia, justamente una de estas avionetas que hacían este tipo de vuelos se cayó en Providencia con media tonelada de cocaína.


Ahora, se suma este nuevo escándalo en el que se implica Jennifer Arias, y llama la atención que en solo la mitad de un año ya haya dado los motivos suficientes para que se solicite su renuncia. Falta esperar si la presión será tal para que Arias deje el cargo, o si serán las instancias judiciales las que determinen cuál será el rumbo en la carrera política de Jennifer Arias.




bottom of page