Condenado por corrupción miembro del clan Gnecco

Por: Laura Cano, Periodista Pares.


Luis Alberto Monsalvo, parte del clan Gnecco, hijo de Cielo Gnecco, heredera del poder político de su hermano Jorge Gnecco, cuestionado por sus nexos con paramilitares, aliados en un principio y posteriores responsables de su muerte. También el encargado de volver a poner en el mapa político a este clan, luego que a principios de los 2000, perdieran parte de su poder cuando la justicia condenó a Lucas Gnecco por el delito de constreñimiento electoral, sumado a otras condenas que acumulaba en la Corte Suprema de Justicia por los delitos de celebración indebida de contratos y prevaricato cuando pasó por la Gobernación.


Este retorno fue en el 2011, cuando Luis Alberto Monsalvo, pese a investigaciones por corrupción al sufragante e invasión de tierras, llegó a la Gobernación del Cesar, puesto que ocupo durante 2012 y 2015, para luego ser reelegido en las elecciones pasadas -2019-.


Solo durante este tiempo de su segundo mandato y en época de pandemia, Monsalvo ha sido cuestionado por su manejo de recursos durante la crisis sanitaria, en donde se halló que habría realizado 32 contratos con irregularidades, las cuales se centrarían en sobrecostos y doble contabilidad de algunos de los productos.