Comunidades indígenas le ganan el pulso al Presidente

Por: Sergio Saavedra. Redacción Pares


Pasadas las 10 de la mañana, desde la sede de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), en la ciudad de Bogotá, se llevó a cabo una rueda de prensa en la que las comunidades convocaron a seguir de la Minga al Paro Nacional del 25 de abril.


Después de que la Minga por la Vida alcanzara unos acuerdos con el gobierno nacional, seguirá manteniéndose, porque, tal como lo dieron a conocer en la rueda de prensa; “la Minga no caduca con los acuerdos, sino que continúa con la búsqueda de la justicia social”.


Además de los acuerdos alcanzados, la Minga logró que el presidente Iván Duque cediera y dejara sus intervenciones por ‘telepronter’, para dirigirse al departamento del Cauca después de 27 días de evasivas enviadas desde la Casa de Nariño.


De esta forma, los acuerdos en el marco de la Minga en Mondomo, no se desligan de las proyecciones políticas que tiene el país, pues en la rueda de prensa se refirieron a la estigmatización que se viene adelantando por parte del gobierno nacional y un sector de los medios de comunicación, con respecto a la expresión popular de resistencia del movimiento indígena, campesino y afro.


«Cuente con nosotros para la paz y no para la guerra»


Tal como se refirieron los voceros en la rueda de prensa, la apuesta histórica, social y cultural es mucho más compleja que alcanzar unos acuerdos con el gobierno.


Es más, la lucha para que se garantice lo acordado en la Delfina dependerá que se mitigue el crítico estado de derechos humanos que hay en el suroccidente del país y, que ha sido una constante en los territorios a lo largo y ancho del país.


En la rueda de prensa se refirieron a que la lucha que adelanta las comunidades, están en el marco de la construcción de una paz estable y duradera.


De hecho, hubo espacio para que los voceros le expresaran a la opinión pública que el paro también parte sobre la base de exigir una implementación de los Acuerdos de Paz y el retorno del diálogo con el ELN, para configurar una paz completa.


Para las comunidades es justo velar por la garantía de no repetición, pues en los pueblos se ha recrudecido la violencia por parte de grupos armados para hacerse con el control territorial, lo que ha desencadenado masacres, desplazamientos, confinamientos, asesinatos y amenazas.


La minga en asamblea permanente


Según lo dieron a conocer, la asamblea permanente significa que la Minga se mantendrá y hará su transición al paro nacional del 25 de abril.


Asimismo, los voceros explicaron que las razones de mantener la asamblea, tiene que ver con consolidar y garantizar los acuerdos de orden reivindicativo y de orden político. La disputa es de años, por eso recalcan que esa historicidad no puede ser menos, que un caminar de largo aliento.

Para Feliciano Valencia, senador del partido Mais, el acuerdo con la minga significa la búsqueda de acuerdos y consensos a pesar de las diferencias, la salida a los conflictos por medio del diálogo, la construcción colectiva de soluciones, la continua lucha por la superación de las deudas históricas que ha tenido el Estado colombiano con las comunidades indígenas, afrocolombianas y campesinas.


Uribe y la anacrónica violencia


Polémica e incertidumbre han dejado las declaraciones del senador y jefe máximo del partido Centro Democrático, Álvaro Uribe Vélez, quien después de conocer lo acordado en la Minga, aseguró que “Si la autoridad, serena, firme y con criterio social implica una masacre es porque del otro lado hay violencia y terror más que protesta”.


Las declaraciones violentas de Uribe inqueita a las comunidades en los territorios, pues tal como lo dio a conocer PARES, en los primeros 3 meses de 2019 han sido perpetradas al siete masacres. De hecho, en los meses de gobierno de Iván Duque, se han perpetrado 11 masacre en el territorio nacional.


A propósito del malestar causado por el senador del Centro Democrático, los voceros de la Minga denunciaron que “hay 118 compañeros indígenas asesinados después de la firma del acuerdo, esta movilización busca frenar la masacre contra las comunidades indígenas”.


Duque llega un mes tarde al Cauca


Según lo acordado, se harán entrega 805.000 millones para el mejoramiento de condiciones sociales y económicas de las comunidades.


De esta forma, 232.000 millones de pesos están destinados al sector de vivienda, 129.000 millones se priorizarán para la realización de proyectos productivos e infraestructura rural y 90.000 millones de pesos para tierras, 116.00 para educación, 114.900 para salud; estos fueron los temas de urgencia.

Sin embargo, también hay rubros que consagran vías y lo correspondiente a la Unidad de Protección.


Según lo dio a conocer el presidente Duque, una vez que se aprueben los rubros, serán posteriormente ejecutados con la responsabilidad de las instituciones del Estado a nivel municipal, departamental y a nivel nacional.


En este proceso, para las comunidades resulta de vital importancia que haya un seguimiento y auditoría permanente, no solo de los organismos de control; sino también de los garantes. Esa comisión que se creó es la encargada de velar por la implementación de lo acordado para inversión y la implementación de lo acordado.


Así las cosas, restan horas para el encuentro del presidente con las comunidades en el Cauca. Ahora, a 17 días del Paro nacional del 2019, Duque empieza a ceder, porque en este año la protesta social ha tenido en aprietos su gobierno.