• Redacción Pares

Colombia y Venezuela abren su frontera luego de 7 años de cierre

Por: Katerin Erazo, Periodista


Tras el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y de comercio entre Colombia y Venezuela, y después de siete años de permanecer cerrada al transporte vehicular y al comercio, se dio la reapertura de la frontera colombo–venezolana en horas de la mañana de este lunes 26 de septiembre, aproximadamente sobre las 10:00 a.m.


Por parte de ambos países hay expectativas positivas con que se mejore el comercio, la seguridad y las relaciones.




Durante la reapertura, los ministros de Transporte, Comercio, el Canciller de Colombia y el presidente, Gustavo Petro, confirmaron su asistencia. El mandatario llegó a Cúcuta a las 10:30 a.m. y a las 11:10 a.m. llegó al Puente Internacional Simón Bolívar, donde saludó a los asistentes de la ceremonia y dijo que: “este puente de cemento sea el inicio (…) la vía por la cual se construya el progreso de estas dos regiones”, otro punto que mencionó Petro fue que aún no hay una fecha de reunión con su homólogo venezolano, Nicolás Maduro.


El Instituto Nacional de Vías (Invías), anunció los horarios en los que se habilitó el tránsito peatonal en la frontera.



Se espera que el comercio bilateral entre Bogotá y Caracas llegue a los US$1.200 millones para cierre de año, un repunte considerable frente a los años recientes, en los que no superó los US$500 millones.


Según el ministro de Transporte de Colombia, Germán Reyes, este proceso será gradual, empezando a funcionar con el transporte de carga y los vuelos directos. "Estamos en un proceso de una implementación gradual (…) esto hay que hacerlo con mucho cuidado para no tener contratiempos, pero lo más importante es que el 26 de este mes empezará la hermandad otra vez entre nuestros países sin fronteras", dijo Reyes.


El 26 de septiembre también inició la reactivación de los vuelos directos. La aerolínea venezolana Turpial Airlines operó un primer viaje entre Caracas y Bogotá, así lo confirmó el embajador de Colombia ante Venezuela, Armando Benedetti.



Además, la aerolínea Wingo anunció que hará su primer vuelo conectando estos dos países el próximo 4 de octubre. Otras aerolíneas como Avianca, adelantan gestiones para reanudar sus vuelos directos.


Esta frontera fue cerrada a la circulación de vehículos en agosto de 2015 por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, que después rompió relaciones diplomáticas con Colombia, en febrero de 2019.


La frontera colombo-venezolana tiene una extensión de 2.219 kilómetros y concentra tres pasos fronterizos: Cúcuta-San Antonio de Táchira, Maicao-Zulia y Arauca-Apure. Tras la ruptura de las relaciones en 2019, hubo un incremento del flujo migratorio de venezolanos hacia Colombia.


Además de la reactivación del comercio entre ambos países, otro objetivo de la reapertura es cerrar los pasos ilegales que miles de migrantes han usado como alternativa para cruzar a ambos territorios.


En todo el mundo aproximadamente hay 6,8 millones de venezolanos refugiados y migrantes, de los cuales unos 5,7 millones están en América Latina, y en Colombia hay 2,5 millones aproximadamente, de los cuales 1,2 millones estarían en el proceso de obtener el Estatus Temporal de Protección, el cual es una medida que implementó el expresidente Iván Duque, que tendría como objetivo la regularización de inmigrantes que les permite trabajar legalmente, ser atendidos en el sistema de salud, acceder a la justicia, entre otros beneficios.


Otro de los temas en los que se espera mejoría con la apertura de la frontera, es la seguridad o la disminución de la presencia de grupos armados ilegales en esta región, como el Ejército de Liberación Nacional (ELN), el Clan del Golfo o las disidencias de las FARC, debido a que esta zona se encuentra bajo control de estos grupo y también de otras estructuras ilegales.


Según Nataly Triana Guerrero, asistente de investigación de la Línea Democracia y Gobernabilidad de la Fundación Paz & Reconciliación (Pares), esta reapertura es uno de los primeros pasos para que posiblemente se evidencie una reducción de pasos de cruces ilegales, que posiblemente pueden disminuir las violaciones del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos, dado que implicaría obligatoriamente una colaboración policial y judicial entre ambos países.


Después de esta jornada, tras su reapertura, el horario para el paso peatonal por los puentes internacionales será de 6 a.m. a 7 p.m., mientras que el transporte de carga podrá circular de 7 p.m. a 6 a.m.


Tanto la población fronteriza como entidades gubernamentales, esperan con esperanzas que esta reapertura ayude en el marco de la Paz Total por la que se está trabajando y así mismo que la actividad económica de ambos países se reactive.