top of page

Colombia introduce el Primer Bus de Hidrógeno ¿Es este un proyecto rentable para los próximos años?

Por: Isabela Puyana


Foto tomada de: Infobae


Buscando un avance hacia la sostenibilidad ambiental y la innovación tecnológica, Colombia introdujo el primer bus de hidrógeno. Este proyecto, según afirman sus inversores, Ecopetrol, Fanalca, la Federación Nacional de Gestores Energéticos (Fenoge) y Green Móvil, busca marcar un hito en el camino hacia la descarbonización del transporte público en el país, al tiempo que demostrar un compromiso con la adopción de energías limpias y renovables.


El bus de hidrógeno funciona mediante la conversión de energía química en electricidad a través de una reacción electroquímica entre el hidrógeno y el oxígeno, produciendo como único subproducto vapor de agua. Esta tecnología busca ofrecer una alternativa limpia, a diferencia de los vehículos convencionales que funcionan con combustibles fósiles.


Aunque el proyecto del primer bus de hidrógeno representa un avance significativo hacia la sostenibilidad en términos de planeación y diseño, también plantea desafíos y consideraciones.

“Este proyecto costó alrededor de 7 millones de dólares. Desde el montaje, el electrolizador, el bus, el parque solar de donde va a provenir la energía y la generación del hidrógeno. Ha sido un proyecto costoso, pero adicional a eso, si uno quiere masificar los buses, necesitaría un suministro de hidrógeno permanente con el cual no se cuenta en este momento en Bogotá.” Afirma Fernando Cardona, experto en Hidrógeno Verde y Minería, Asesor del Centro de Pensamiento de Transición Energética de Pares.


Cardona, quien analizó las condiciones actuales del bus y quien ha formulado distintos proyectos a base de hidrógeno verde en otras zonas del país, asegura que el bus no cuenta con las condiciones naturales más prácticas para la generación hidrógeno o para la producción de energía renovable que alimente el electrolizador.


Los inversores de los buses de hidrógeno aseguran que tienen costos iniciales altos debido a la infraestructura necesaria para su producción, almacenamiento y distribución y argumentan que los costos operativos a largo plazo podrían ser más bajos, especialmente si se tienen en cuenta los beneficios ambientales y la posibilidad de utilizar fuentes de energía renovable para producir el hidrógeno.



 


 


El éxito a largo plazo del proyecto dependerá de la disponibilidad de una infraestructura adecuada de hidrógeno, incluida la capacidad de producir y almacenar hidrógeno de manera segura y eficiente, así como la instalación de estaciones de carga adecuadas en todo el país, sin embargo, es un proyecto que, por sus condiciones se prolongará en el tiempo.

Otro desafío importante es la capacitación y la adaptación de los operadores y técnicos de mantenimiento para trabajar con esta nueva tecnología, así como la educación y concienciación del público sobre los beneficios de los vehículos de hidrógeno y la necesidad de adoptar un enfoque más sostenible hacia el transporte.


Así mismo, Santiago Aldana, Experto en Hidrógeno verde de la Fundación Polen Transiciones Justas, quien ha analizado el sector en países como Alemania, asegura:“Si bien el transporte es un sector muy chiquito, no es tan fácil que en términos de instalaciones o mantenimiento sobre la tecnología actual, no cualquier persona domina, todos los vehículos. Ni siquiera Alemania que tiene grandes ingenieros tendría esta capacidad”.


A pesar de estos desafíos, el lanzamiento del primer bus de hidrógeno en Colombia representa un paso importante hacia un futuro más limpio y sostenible. Aún así, existen otros escenarios que se consideran viables para el uso de hidrógeno verde que según estos expertos, pueden ser más rentables y que podrían llevarse a cabo más rápidamente.


“Otro sector que eventualmente podría ser interesante para la implementación de hidrógeno verde son los trenes, aprovechando que en Colombia actualmente está en auge revivir estas líneas y construir nuevas alrededor de las ciudades principales en cercanías, todo esto podría ser interesante de contemplar para hacer la implementación del hidrógeno a partir de diferentes fuentes”. explica Cardona.


También argumenta que de acuerdo a las condiciones económicas que tenemos en Colombia, a la infraestructura y la tecnología, podría iniciarse un proceso de dualización para la movilización en el que haya reemplazo parcial de Diesel por hidrógeno. Esto se trata de tener la opción de implementar el hidrógeno con un vehículo, pero en si se necesita que haya repostaje con combustible Diésel, poder hacerlo.

Comments


bottom of page