• Línea de Investigación de Jóvenes

Colegio Santa Librada: mil firmas por la recuperación de un patrimonio cultural y educativo

Por: Miguel Ángel Rubio

Coordinador

Escuelas de Liderazgo Juvenil

Línea Jóvenes en Riesgo y Participación Juvenil


“En Santa Librada se puede evidenciar el abandono del patrimonio público y cultural por parte de la administración pública. Por eso se hace necesario implementar instrumentos como los planes especiales de manejo y protección de un bien de interés cultural, la transferencia de derechos de construcción en tratamiento de conservación y el plan de manejo ambiental para Santa Librada, bosque municipal”


Julián Bonilla, Abogado experto en derecho de ciudad, egresado del Colegio Santa Librada.


****


Conversación con Juana Peláez, Economista y Magíster en Derechos Humanos y Cultura de Paz, egresada del colegio Santa Librada de Cali, Valle del Cauca.


Fundación Paz & Reconciliación (Pares): gracias, Juana, por aceptar este diálogo con Pares. Desde la Línea Jóvenes en Riesgo y Participación Juvenil estamos convencidos de que los temas de conservación del patrimonio cultural y el valor histórico son, y deben ser, de interés superlativo para los jóvenes del país. En este sentido, me gustaría que comenzáramos contándole a los lectores del portal ¿por qué es importante el colegio Santa Librada de Cali, no sólo para la ciudad y el departamento del Valle del Cauca, sino para el conjunto de la sociedad colombiana?


Juana Peláez: durante 199 años de historia Santa Librada ha sido parte primordial del desarrollo político, social y cultural, no solo de Cali y del suroccidente del país, sino de toda Colombia, principalmente desde 3 pilares:


Primero, Santa Librada fue cuna de la fundación del departamento del Valle del Cauca, así como de la Universidad del Valle. Se graduaron importantes personajes que dirigieron la región y el país como los expresidentes de la república: Carlos Holguín, Jorge Holguín, Eliseo Payan, Manuel María Mallarino; entre otros personajes ilustres como los artistas y escritores: Eustaquio Palacios, Ricardo Nieto, Mario Carvajal, Enrique Buenaventura, Octavio Gamboa, Antonio María Valencia y Jota Mario Arbeláez. Otras personalidades como monseñor Anuar Ilian Botero, el científico Evaristo García, entre otros políticos, científicos y deportistas también se graduaron de este colegio. En procesos juveniles más recientes, como en las dos últimas elecciones populares que se han realizado para elegir los Consejos Municipales de Juventudes (CMJ) se encuentran dos egresados: Juan Carlos Tandioy, en las pasadas elecciones, y en las más recientes (2021) Giovanny Jurado.

Colegio Santa Librada de Cali. Imagen cortesía de: Juana Peláez

Segundo, este es un centro educativo de referencia en la construcción de la ciudadanía e identidad caleña, con su modelo educativo incluyente y vanguardista para la solución de problemas de contexto y la construcción de paz. En su proyecto educativo institucional el colegio incluye programas como la Oferta Bilingüe Intercultural para Sordos y el Programa de Resocialización Para el Habitante de Calle.


Tercero, la estratégica geolocalización de Santa Librada en el centro de Cali hace que haya representación de toda la sociedad caleña. Hay estudiantes del 95% de las comunas, del 50% de los corregimientos e incluso de los municipios aledaños a la ciudad. Es la segunda institución educativa de Cali con la mayor diversidad étnica, permitiendo una interacción social y cultural que promueve escenarios de construcción y movilidad social.


Pares: ¿desde cuándo presenta el colegio Santa Librada estos problemas estructurales y cuáles han sido las acciones tomadas al respecto por esta y anteriores administraciones de la ciudad para salvar el colegio?


Juana Peláez: Santa Librada lleva Casi 200 años haciendo historia en Cali, el Valle del Cauca y el país, y lastimosamente lleva varias décadas esperando la voluntad política que lo salve de la ruina. Muchas de las administraciones que han pasado por el distrito de Santiago de Cali han prometido intervenir el colegio y garantizar su conservación, pero dichas promesas no se han materializado. Hace 7 años aproximadamente la administración de turno realizó un contrato de “reforzamiento” de la torre del reloj, torre que en este momento es la que se encuentra en peor estado y que sólo un año después de la intervención empezó a mostrar fallas estructurales. Esta situación genera muchos cuestionamientos sobre la idoneidad de los estudios, la obra y las condiciones técnicas de la misma.


Deterioros estructurales. Imagen cortesía de: Juana Peláez

Deterioros estructurales 2. Imagen cortesía de: Juana Peláez


Pares: ¿en qué consiste la demanda interpuesta por usted y por el abogado Julián Bonilla ante la justicia respecto al Colegio Santa Librada, por qué “busca salvar al colegio Santa Librada”, como lo dice literalmente el auto del boletín jurídico?


Juana Peláez: como ciudadanos, al ver la falta de voluntad política, la negligencia, la omisión e incluso posible corrupción de la administración distrital, la gobernación y la nación, decidimos interponer esta acción popular para salvar Santa Librada


La acción popular es un mecanismo de participación ciudadana que nos ha dotado la constitución del 91 para la defensa y protección de derechos colectivos. En este caso buscamos proteger los derechos colectivos al bien de interés cultural, el medio ambiente, el orden urbanístico y por supuesto el derecho a la educación.


Y para continuar con el espíritu ciudadano, estamos haciendo uso del mecanismo de la coadyuvancia en la acción popular, permitiendo que cien mil ciudadanos apoyen y hagan parte de la acción popular, ya que la única forma de tener el colegio republicano de Santa Librada para la posteridad es que la ciudadanía y la caleñidad hagan su parte. Por esta razón empezamos a recorrer la ciudad haciendo la pedagogía y andragogía sobre Santa Librada y el mecanismo de participación ciudadana.


Juana Peláez (izquierda) recoge firmas para interponer acción popular por el colegio Santa Librada en Cali. Imagen cortesía de: Juana Peláez


Pares: el 26 de abril hubo un cabildo abierto en las instalaciones del colegio, con presencia de los concejales de Cali, los secretarios de despacho y el alcalde Jorge Iván Ospina. ¿Cómo fue el desarrollo de este cabildo?


Juana Peláez: el cabildo abierto fue convocado por el Concejo de Cali, nosotros lo apoyamos y participamos, aunque, debo decirlo, sin mucha esperanza de parte de algunos por los cuestionamientos al carácter vinculante de este mecanismo.


Celebro este espacio en el que la comunidad educativa pudo alzar su voz y expresar su inconformidad y su dolor frente a la violación de los derechos colectivos que genera el estado actual del colegio. También aplaudo la participación masiva de la ciudadanía, del Concejo y de la administración municipal, así también como de otras instituciones: Personería, Indervalle, el Ministerio de Cultura, entre otras. No obstante, nos deja con unas preocupaciones incluso más profundas, pues, como lo auguramos, el alcalde, aunque dice comprometerse con el colegio, lo condiciona a que el concejo de Cali le autorice aforar un recurso de $50.000 millones de pesos para invertir en el colegio y a su vez el Concejo le devuelve la pelota, solicitándole que no deje condicionados los recursos a un proyecto de acuerdo y aprobación del Concejo de Cali y que se financie de los recursos del empréstito. Concluye el cabildo dejando de nuevo al colegio en el limbo, o mejor en manos de las acciones ciudadanas y la Acción popular. Vamos por esas 100mil firmas.


****


Desde este espacio periodístico estaremos pendientes del desarrollo de esta iniciativa y de las respuestas de la administración municipal, departamental y, ¿por qué no?, nacional a la necesidad de recuperar el colegio Santa Librada de Cali. No sólo porque el Estado y sus instituciones están en la obligación de garantizar el derecho a la educación de su población, sino porque como estructura arquitectónica de valor histórico y patrimonial, su conservación, reforzamiento y manutención permite más salones y cupos, y evita que, como sucede actualmente, algunos estudiantes sean reubicados en otras sedes educativas.


#salvemosasantalibrada