CIDH: una visita incómoda para el Gobierno

Por: Germán Valencia

Instituto de Estudios Políticos de la Universidad de Antioquia


El jueves 10 de junio se despidió de Colombia la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Se marchó luego de una visita relámpago que duró tan solo tres días –desde el martes 8– y que sirvió para conocer la situación actual de violación de derechos humanos en el marco del paro nacional que vive el país desde el 28 de abril.


Quien nos visitó es un organismo internacional creado hace mas de 60 años (1959) por la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuya labor es la de fortalecer la paz, la justicia, la libertad y la defensa de los derechos humanos en el hemisferio occidental.


La visita surgió como respuesta a la petición que varias organizaciones de la sociedad civil le hicieron para conocer de primera mano –en el lugar de los hechos– la tragedia por la que está pasando el país. A la Comisión se le hicieron llegar una serie de informes, audios e imágenes con las que evidenciaba la grave violación de derechos humanos –asesinatos, lesiones personales, desapariciones y abusos sexuales– que estaba cometiendo la fuerza pública en el último mes y medio en el país.