top of page
  • Nataly Triana

¿Cómo va el proyecto de ley del Ministerio de la Igualdad?

Por: Nataly Triana Guerrero, Asistente de Investigación

Línea Democracia y Gobernabilidad


El Proyecto de Ley No. 222 del Senado y 261 de la Cámara de 2022, por medio del cual se creará el Ministerio de Igualdad y Equidad, es una de las deudas más grandes del mandatario Gustavo Petro en sus primeros 100 días de gobierno. Esto teniendo en cuenta que parte de su éxito electoral se lo debe a distintos colectivos feministas que confiaron su voto en su fórmula vicepresidencial, Francia Márquez, quien representa la llegada al poder de las excluidas y marginadas.

Aunque no se esperaba la aprobación y sanción del proyecto de ley del Ministerio de la Igualdad antes de finalizar este año, debido a la prioridad de otros proyectos como la reforma tributaria, el Presupuesto General de la Nación y los propios trámites legislativos de la creación de una cartera; es cuestionable que la bancada de gobierno se haya caracterizado por lograr ponerse de acuerdo para priorizar y tramitar otros proyectos de ley con mayor unidad.

A pesar de esto, es importante resaltar que luego de que este proyecto de ley inicialmente se frustró por falta de quórum en las comisiones primeras de Senado y Cámara de Representantes, el pasado 28 de noviembre fue aprobado, siendo el siguiente paso su debate en plenaria en cada corporación.

¿Cuál es la relevancia de este ministerio en Colombia?

La creación de carteras de este tipo en gran parte de países de la región latinoamericana reside en la importancia de poner como prioridad al interior de los gobiernos el derecho de las poblaciones minorizadas y empobrecidas a una vida digna y libre de violencias.

Estos derechos, en el caso colombiano, han sido vulnerados, incluso cuando existen entidades que de manera dispersa se dedican a la garantía de los derechos básicos y fundamentales de las poblaciones vulnerables, como lo son el Departamento de Prosperidad Social (DPS), la Consejería Presidencial para la equidad de la Mujer, la Consejería Presidencial para la Discapacidad o la Consejería Presidencial para la Niñez y la Adolescencia, entre otras.

La insuficiencia de estas entidades se debe a una falta de coordinación, pero en particular a una debilidad institucional para la implementación de políticas en favor de estas poblaciones, lo que permite que existan programas mal focalizados, duplicados e incluso desarticulados entre sí, lo que al final significa una mayor pérdida de recursos y un desgaste administrativo.

Esto sin mencionar que la falta de un enfoque integral y articulado permite la ignorancia de políticas e instrumentos que reconocen poblaciones y sectores que han sido invisibilizados, como por ejemplo el desconocimiento de la infraestructura del cuidado en el país. De acuerdo con las investigaciones del grupo Quanta - Cuidado y Género, en Colombia no se detectó de manera oficial una crisis del sector ‘cuidado remunerado’ en el país durante la pandemia del Covid-19 debido a que entre las 14 ramas económicas del DANE no existe un sector dedicado a estas actividades, por el contrario estas se encuentran dispersas. De esta manera, Colombia no ha reconocido al día de hoy que el sector económico más impactado por la pandemia no fue la ‘economía naranja’, sino el sector del ‘cuidado remunerado’, en el que las mujeres fueron quienes presentaron mayores caídas de ocupación entre 2019 y 2020. En la actualidad, este sector se encuentra desatendido en toda su complejidad.

Objetivos de Ministerio de la Igualdad

Conforme al informe de ponencia del primer debate en Cámara, el Ministerio de la Igualdad tendrá el objetivo de ser un espacio de formulación, articulación y concertación de políticas públicas. Siendo así, este ministerio podrá presentar proyectos de ley a nombre del gobierno y participar en la formulación del CONPES.

Para lograr estos objetivos, este proyecto se propone su financiación a partir del presupuesto destinado a ciertas dependencias del Estado, esto en consonancia con la política de austeridad del Gobierno Nacional. Aunque se desconocen los costos de la creación de un ministerio de tal magnitud, este gobierno asume que, de ser aprobado, tendrían una disposición presupuestal para el sector administrativo de alrededor de 14 mil millones de pesos provenientes de los sectores de Equidad de la Mujer y Construcción de Paz.

Tabla No. 1. Presupuestos Transversalizados por sectores. Vigencia 2023.

Fuente: MHCP, DNP - Sistema Unificado de Inversiones y Finanzas Públicas. (Cifras en millones de pesos). Retomado del Proyecto de Ley No. 261 Cámara de 2022.

¿Qué falta por discutirse?

El articulado que podrá generar mayor debate en las plenarias de cada corporación es aquél que permite facultades extraordinarias al presidente para la conformación de esta cartera. Es decir, la autorización al mandatario para poder decidir cuáles entidades administrativas van a componer este ministerio, sin previa autorización del Congreso de la República.


Fuente: Proyecto de Ley No. 222 de 2022 Senado, 261 de 2022 Cámara

Este articulado presenta varias críticas por parte de partidos de gobierno y de oposición, ya que lo consideran un cheque en blanco, no solo para fusionar entidades del Estado, sino en particular para formular la política social del país. Siendo así, a la fecha, de este articulado se desconocen las entidades y departamentos administrativos que compondrán esta nueva cartera, lo que imposibilita conocer el verdadero alcance presupuestal de este ministerio y en particular se desconoce la magnitud de la transformación que tendrá en la organización del Estado Colombiano.

bottom of page