Bogotá amaneció de luto: la masacre del #9S

Por: Laura Cano. Periodista Pares.


El 9 de septiembre, siendo el Día de los Derechos Humanos, se conoció que en la noche del día anterior había sido asesinado por miembros de la Policía Nacional, Javier Ordoñez, quien recibió varias descargas eléctricas por parte de uniformados con una pistola Teaser. Javier Ordoñez, de 44 años, era padre de dos hijos, uno de 15 años y otro de 11, además estaba a poco de recibir su diploma como abogado. Por él la rabia y el estallido se levantó en la noche del 9 de septiembre.


Las calles de zonas como Villa Luz, en Engativá; La Gaitana, en Suba; El Tintal, en Kennedy y el Verbenal, en Usaquén, fueron el escenario para mostrar la rabia no solo que produjo el asesinato de Javier, sino también de una serie de ataques por parte de la Fuerza Pública en distintas zonas del país, abusos de fuerza que, hasta ese momento, y solo durante el 2020, les había costado la vida a 10 personas.


Así la gente fue saliendo a las calles, porque, por lo menos en Bogotá, es a esa misma gente de los barrios populares a la que están asesinando, a la que criminalizan, y a su vez la que reclama, la que acompaña cuando las balas de la Policía dejan en esas mismas call