Buscar

Batalla por la memoria

Por: Daniela Quintero. Redacción Pares

A una semana de haberse conocido que el historiador y profesor emérito de la Universidad Nacional, Rubén Darío Acevedo, acérrimo opositor al acuerdo de paz, ocuparía el cargo como nuevo director del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH), varios sectores de la sociedad han manifestado su oposición. Ahora, en la Universidad Nacional de Medellín, también lo acusan de intentar censurar cursos a algunos profesores por razones ideológicas.


Este viernes, un importante grupo de académicos y estudiantes universitarios de la Universidad Nacional de Colombia, sede Medellín, rechazaron el eventual nombramiento de Rubén Acevedo en el CNMH, debido a que, en repetidas ocasiones, ha desconocido la existencia del conflicto armado interno colombiano.


Los firmantes del comunicado expresaron dos preocupaciones. La primera acerca del desconocimiento que Acevedo le da al conflicto armado, y la segunda que durante su proceso como directivo en la Facultad de Ciencias Humanas y Económicas (FCHE) de la UN, en el cargo de vicedecano académico, intentó censurar el desarrollo de cursos de algunos docentes por discrepancias ideológicas.


En ese sentido, “nos unimos al llamado de la Red colombiana de Lugares de Memoria y exigimos criterios de idoneidad académica y respeto por la memoria de las víctimas del conflicto armado en Colombia”, concluyeron.


“Como parte íntegra de la academia colombiana y conociendo de primera mano la gestión del señor Rubén Darío Acevedo Carmona en el ámbito universitario, consideramos que su designación como encargado del CNMH pone en peligro la multiplicidad de voces que busca integrar la memoria del conflicto armado”, reza la carta firmada por alrededor de 20 docentes, 50 estudiantes y egresados y 5 de los representantes estudiantiles, así como otras 10 organizaciones pertenecientes a la Facultad de Ciencias Humanas y Económicas, sede Medellín.


En contravía del CNMH


Partidario del Centro Democrático, una serie de columnas de opinión en contra de los mecanismos creados tras el acuerdo de paz entre el gobierno anterior y la exguerrilla Farc, más la seguidilla de trinos en su cuenta personal de Twitter, le han costado caro. Su posición frente a lo sucedido durante los más de 50 años de guerra va en contravía con los trabajos que ha venido desarrollando esa institución.


Acevedo también ha dicho que la Comisión de la Verdad es fruto del interés político de las guerrillas por imponer una explicación justificadora de sus aventuras y crímenes en ropaje académico”. De tal magnitud han sido sus comentarios que personalidades de la sociedad civil, políticos y analistas han pedido su salida.


Sin embargo, para el docente “una cosa es cuando uno como ciudadano expresa sus opiniones eso esta estipulado en la constitución la libertad de opinión y otra cosa es cuando está desempeñando un oficio especial donde la opinión política o la ideología no tienen por qué ser inmiscuidas”.


El CNMH, fundado en 2011 bajo los principios de la Ley 1448, ha llevado a cabo informes y trabajos de investigación extensos en los que se expresa el reconocimiento del conflicto armado. En la naturaleza del organismo está la validación de la conflagración entre guerrilleros, paramilitares ya agentes estatales.


“Rubén Darío Acevedo Carmona, por el contrario, se ha caracterizado por negar la existencia del conflicto armado y desprestigiar la institucionalidad que se ha creado a partir del proceso de paz con la antigua guerrilla FARC-EP”, indicó el texto.


Acevedo ha sido el tercer intento realizado por el gobierno para ocupar ese cargo. El primer postulado fue el periodista Mario Javier Pacheco, pero fue rechazado por sus posiciones políticas e ideológicas. Luego, el docente Vicente Torrijos, pero renunció a su designación por un escándalo debido a irregularidades en sus títulos académicos.


“Es incongruente e ilegal dirigir el CNMH negando el conflicto”


En los últimos días, Acevedo y el jurista Rodrigo Uprimny han tenido opiniones encontradas. Tanto así que el primero lo acusó de ser un jurista de izquierda y no haberse declarado impedido para ocupar un cargo en el pasado.


Sin embargo, Uprimny le respondió vía twitter: “mi objeción a que usted dirija la CNMH no es por sus posturas políticas sino porque es incongruente, incluso ilegal, que alguien que niega el conflicto armado dirija una institución que tiene, por ley, que documentar las atrocidades ocurridas con ocasión del conflicto armado”.


Luego planteó que los rectores de las principales universidades acreditadas le propongan al presidente Iván Duque un nombre o una terna para director del CNMH. Aún no se sabe con certeza si Duque definitivamente va a ratificar a Acevedo como el nuevo director, pues tras la serie de rechazos el gobierno volvió a quedar en silencio.