top of page

Barranquilla y su alarmante número de homicidios en 2023

Por: Katerin Erazo, Periodista


Barranquilla llegó a una cifra preliminar de 30 homicidios en lo que va este año, cinco más que en enero del año pasado. Los últimos homicidios reportados ocurrieron el pasado 29 de enero, cuando se registró una masacre en el barrio El Santuario, en donde cuatro personas fueron asesinadas por hombres que llegaron en moto a un establecimiento en el que las víctimas se encontraban viendo un partido.


Además de los cuatro muertos resultaron heridas seis personas quienes fueron trasladadas a un centro médico. Los cuatro hombres asesinados fueron identificados como el policía Reinaldo Javier Orozco Picalúa, Hanner Andrés Guevara, Ever José Lizama Melgarejo y Ronald José Zabala Sarmiento.


En respuesta a esta masacre las autoridades realizaron un consejo extraordinario de seguridad en el que el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, dijo que este hecho tendría que ver con una disputa por una ruta de cobradiarios entre bandas delincuenciales. Posteriormente, la Policía Metropolitana empezó a recibir un refuerzo de 1.700 hombres con el fin de evitar hechos violentos como este, además, la administración distrital informó que solicitó apoyo a la Presidencia para combatir la delincuencia en la ciudad. Por esta razón, pidieron acompañamiento del ministro de Defensa y del fiscal general.


Para Isaac Morales, coordinador de la Línea Convivencia y Seguridad Ciudadana de la Fundación Paz & Reconciliación (Pares), lo que está pasando en Barranquilla está relacionado con ajustes de cuentas entre organizaciones delincuenciales, las cuales estarían subcontratando a otras organizaciones más pequeñas para ejecutar el control de las economías ilícitas, extorsionando y asesinando, lo que ha generado fuertes tensiones por al interior de las estructuras.


Cabe añadir que este hecho se suma a los múltiples homicidios que se han presentado no solo en este año, sino también en el pasado. Recordemos que en octubre de 2022 hubo un intercambio de disparos que dejó a dos personas muertas, y en septiembre de ese mismo año hubo una masacre en la que seis personas fueron asesinadas a tiros.


Por esta razón se cuestiona si a la administración del alcalde Pumarejo le ha quedado grande la situación de seguridad en Barranquilla, pues, según Isaac Morales, cada vez que ocurren este tipo de masacres el alcalde cita un consejo de seguridad luego del cual no hay resultados concretos, “sobre las investigaciones que deberían estar orientadas a la inteligencia y contrainteligencia de estos grupos delincuenciales organizados en Barranquilla”, dice Morales.


Janiel Melamed, doctor en Seguridad Internacional y director del Observatorio de Seguridad Ciudadana de la Universidad del Norte, le dijo a Pares que el mayor desafío para la seguridad ciudadana en esta ciudad gira alrededor de la complejidad de entender las diversas modalidades de actuación de estas estructuras criminales, dado que algunas tienen mayor connotación a nivel subregional. “Es importante destacar que esto requiere de la armoniosa articulación con las capacidades de apoyo desde el nivel central, especialmente en materia de investigación y judicialización”, puntualizó Melamed.


Barranquilla es uno de los puntos geográficamente estratégicos más importantes de la Costa Caribe para las economías ilegales. El coordinador de seguridad de Pares mencionó que durante los últimos años han surgido nuevas organizaciones delincuenciales que están intentando apoderarse de los mercados ilegales de esta región. En este territorio se registra gran presencia de organizaciones ilegales como Los Rastrojos Costeños, Los Costeños y el Clan del Golfo.


Cabe añadir que las localidades más complejas de Barranquilla son: Metropolitana, Sur oriente y Sur occidente, esto debido a que los grupos ilegales hacen una mayor presencia allí.


Finalmente, Arturo García Medrano, ex personero distrital, abogado y analista en temas de violencia urbana y criminalidad, le dijo a Pares que la situación que vive el Atlántico es producto de un proceso histórico, debido a la evolución de la criminalidad violenta que no ha cesado en más de 40 años. García mencionó que estos hechos violentos muy probablemente no van a parar, ya que hay numerosas micro organizaciones posicionadas en el territorio, tanto en barrios como en municipios, las cuales en estos momentos muchas ni siquiera están del todo mapeadas por las autoridades. Por tal motivo, el panorama que ve García no es el mejor para este año.

Comments


bottom of page