Balance sobre la violencia basada en género en Colombia

Por: Laura Vanesa Prieto

Investigadora Nacional

Línea de Convivencia y Seguridad Urbana


A propósito del 8M, fecha en la que se conmemora la resistencia y la lucha de las mujeres, desde la Línea de Convivencia y Seguridad Ciudadana de la Fundación Paz & Reconciliación (Pares) queremos presentar un balance de la violencia basada en género en Colombia.


Feminicidios


En primer lugar, los feminicidios, entendidos, según la UNICEF, como los homicidios intencionados a mujeres por el hecho de serlo, los cuales suponen la culminación de un proceso de abusos, amenazas o intimidación constante, y son cometidos en su mayoría por parejas o ex parejas, presentan un panorama desalentador en el país.


De acuerdo con los datos publicados por el Observatorio de Feminicidios en Colombia, el número de casos en los últimos tres años fue de 1.881, de los cuales 574 se presentaron en 2019; 630, en 2020; 622, en 2021; y 55, en enero del 2022. Los departamentos con la mayor concentración de este delito son: Antioquia (342 casos), Valle del Cauca (259), Cauca (130), Atlántico (120) y Bogotá (119)[1].


A pesar de este dato, según la Fiscalía, sólo se han denunciado penalmente 677 casos entre 2019 y 2021; de los cuales se han producido 378 capturas y tan solo 140 condenas. Esta cifra indica un alto grado de impunidad que está lejos de resolver esta problemática. Si bien Colombia es uno de los países de la región con el mayor avance legislativo en materia de violencia basada en género (con 26 leyes sobre prevención y sanción de la violencia de género, 26 sobre derechos reproductivos y de maternidad, 1 sobre matrimonio infantil[2]). Las altas cifras de los delitos asociados a este tipo de violencia contra mujeres y niñas muestran un panorama preocupante, esto, en un país donde el que el 51,2% de la población son mujeres.


Un caso muy preocupante es el de Miguel Parra, que el 17 de octubre de 2020 atacó con un hacha a su ex pareja, Ángela Ferro, provocándole cerca de siete heridas contundentes en la cabeza. Parra quedó en libertad este año luego de que se aplazara cuatro veces la audiencia preparatoria. Al igual que este, muchos otros casos de tentativa de feminicidio no han logrado resolverse, lo que expone a las víctimas a un feminicidio real y exculpa a los victimarios.


Delitos sexuales


En segunda medida, los delitos sexuales. Estos corresponden a aquellos que abarcan desde acoso verbal hasta penetración forzada y una variedad de tipos de coacción, como la presión social y la intimidación por medio de la fuerza (Observatorio de igualdad de género CEPAL). Estos delitos se constituyen como un mecanismo para la violencia basada en género; radican en las manifestaciones de poder históricamente desiguales entre hombres y mujeres, que corresponden a factores culturales (definición de roles, tradiciones, institución familiar); económicos (dependencia económica, restricciones de acceso al empleo y la educación); legales (definiciones jurídicas de los delitos de violencia y abusos) y políticos (representación insuficiente en las esferas de poder y restricciones en la participación política) (UNICEF, 2000, pp. 1-7).


Casos como el denunciado por una mujer en Bogotá, agredida sexualmente después tomar un bus del SITP hacía su casa el 1 de marzo, o la violación grupal contra una joven reportada en Pijao - Quindío en ese mismo día, son solo algunos de los muchos delitos sexuales contra mujeres que se registran a diario en el país.


Según datos del SIEDCO, entre enero de 2019 y enero del 2022 se denunciaron 97.237 casos de violencia sexual. De ese total, el 85% (82.873) se cometieron contra mujeres, mientras que el 15% (14.364) contra hombres. Si bien existe un subregistro debido a que muchos hombres no denuncian por temor o por vergüenza, la diferencia entre la proporción de denuncias entre un género y otro es alarmante.


Frente a los rangos etarios de las víctimas, en este periodo se registra un total de 56.172 (67%) casos contra menores de edad, de los cuales 33.877 (40%) fueron perpetrados contra niñas (menores) entre los 0 y los 12 años; mientras que 22.295 (27%) contra adolescentes entre los 13 y los 17 años. El porcentaje restante (32%) se reportó contra mujeres adultas.

Durante el año pasado, el registro fue de 25.159 casos, de los cuales 16,420 (62%) ocurrieron contra niñas y adolescentes; hasta enero 2022 se han registrado 1.189 denuncias por abusos sexuales, siendo 711 (59%) contra menores edad y 478 contra mujeres adultas[3].





Porcentaje de víctimas de delitos sexuales por género (enero 2019 - enero 2022)

Elaborado por: Fundación Paz & Reconciliación. Fuente: SIEDCO.

Porcentaje de víctimas de delitos sexuales por rango etario (enero 2019 - enero 2022)

Elaborado por: Fundación Paz & Reconciliación. Fuente: SIEDCO.

Porcentaje de víctimas de delitos sexuales por rango etario (2021)

Elaborado por: Fundación Paz & Reconciliación. Fuente: SIEDCO.

Porcentaje de víctimas de delitos sexuales por rango etario (enero 2022)

Elaborado por: Fundación Paz & Reconciliación. Fuente: SIEDCO.

Elaborado por: Fundación Paz & Reconciliación. Fuente: SIEDCO.

De acuerdo con el observatorio de igualdad de género de la CEPAL, este tipo de violencia es ejercida por personas cercanas a la víctima en las que se encuentran parejas, ex parejas, familiares, amigos y conocidos. En el caso puntual de las niñas y adolescentes, según el ICBF, la vivienda es el espacio en donde más ocurren estos abusos, lo que indica que existe una convivencia con los perpetradores, cuestión que dificulta la denuncia de los mismos.


Durante el 2020 en Latinoamérica, como lo señala la ONG Te Protejo, debido a la pandemia por COVID-19 se incrementaron en un 200% los casos de delitos sexuales asociados al contenido digital de pornografía infantil, mientras que para el 2021 ese incremento fue del 60%. En Colombia, en ese mismo periodo este delito aumentó un 22% (21.864 en 2020 y 28.000 en 2021). Lo anterior, de cara a un incremento de las denuncias por explotación sexual infantil con fines comerciales a través de plataformas digitales como TikTok e Instagram.


Uno de los casos más desgarradores que retrata esta realidad es el de Sarai Colmenares, una niña migrante que fue asesinada y torturada como consecuencia de la explotación sexual de la cual era víctima en Santa Rosa de Cabal - Risaralda. Si bien el presunto feminicida ya fue capturado, aún no se tiene certeza de quiénes estarían detrás de este caso y si existen más víctimas como ella.


En Colombia, el 80% de las víctimas de la explotación sexual corresponde a mujeres y niñas en condición de vulnerabilidad, quienes son instrumentalizadas por estructuras de delincuencia organizada que se lucran de este tipo de explotación. Estas aprovechan dichas condiciones para obligar a las víctimas -mediante engaños- a someterse a este tipo de delitos. Considerando esto, vale le pena preguntarse quiénes se lucran de la explotación sexual infantil en el país, y, sobre todo, quiénes pagan por abusar sexualmente de menores de edad.


Violencia Intrafamiliar


Finalmente, la violencia doméstica o intrafamiliar contra mujeres y niñas. De acuerdo con la UNICEF, es un delito que afecta numerosos campos de la sociedad, tales como la sanidad, la justicia, la economía, la educación, el desarrollo y, sobre todo, los derechos humanos. Este afecta en mayor proporción a mujeres y niñas quienes, debido a las causas históricas de desigualdad previamente señaladas, se encuentran en condiciones de vulnerabilidad que implican un mayor riesgo a ser víctimas de la violencia basada en género.


Según datos del SIEDCO, entre enero 2019 y enero de 2022 se registraron 354.832 denuncias en el país, de este total, el 77% (275.218) corresponden a casos en los que mujeres y niñas fueron víctimas. Para el 2021 las cifras son de 89.908 mujeres y niñas violentadas, 2,3% (2.105 casos más) que en el 2020.


Solamente en enero del 2022 se reportaron 5.781 denuncias; las ciudades en las que se observan la mayor cantidad de casos son: Bogotá con 1.437, Medellín con 395, Cali con 364, Cartagena con 189 y Barranquilla con 130[4].



Porcentaje de víctimas de violencia intrafamiliar por género (enero 2019 - enero 2022)

Elaborado por: Fundación Paz & Reconciliación. Fuente: SIEDCO.

Mapeo de la violencia intrafamiliar contra las mujeres en Colombia - 2021

Elaborado por: Fundación Paz & Reconciliación. Fuente: SIEDCO.


Es por esto que desde la Fundación Paz & Reconciliación alertamos los altos riesgos que estos delitos representan para la vida y seguridad de las niñas y mujeres del país, por lo que clamamos justicia para todas las víctimas de violencias basadas en género y extendemos un abrazo fraterno a las mujeres y organizaciones que luchan para denunciar este flagelo; porque en el país la violencia contra las mujeres y niñas no cesa, porque en Colombia nos queremos vivas.



 

Referencias


[1] Información disponible en los siguientes links: http://www.observatoriofeminicidioscolombia.org/attachments/article/479/Bolet%C3%ADn%20Vivas%20nos%20queremos%20Colombia%20enero%202022.pdf https://www.observatoriofeminicidioscolombia.org/index.php/reportes [2] Disponible en: https://oig.cepal.org/es/leyes [3] Los datos pueden consultarse en el siguiente link: https://public.tableau.com/views/D_16465385242100/Dashboard1?:language=es-ES&:display_count=n&:origin=viz_share_link [4] Los datos están disponibles en el siguiente link: https://public.tableau.com/views/Violenciaintrafamiliar2019-2022/Dashboard1?:language=es-ES&:retry=yes&:display_count=n&:origin=viz_share_link