Avanzada de la sociedad civil para salvar negociaciones con el ELN

Por: Sergio Saavedra, Redacción Pares


Han pasado 45 días desde la decisión del nuevo gobierno de retirar a la comitiva negociadora del proceso de paz con el ELN. En el aire continua la duda de si el gobierno uribista va a conformar un nuevo equipo o recrudece el abandono perentorio de la mesa y, con ella, la posibilidad de paz con la guerrilla. Es importante precisar que esta decisión afectó el Comité Técnico para el Diseño del Cese al Fuego.

La voluntad del gobierno preocupa, puesto que hay una visible dilatación en la asignación de negociadores después de que el presidente Iván Duque Márquez, por medio de la resolución 237 el 18 de septiembre de 2018, retiró la designación como representantes del gobierno a Gustavo Bell (jefe de la mesa), Beatriz Rettberg, Luz del Socorro Ramírez, Freddy José Padilla de León, Carlos Alonso Rojas, Alberto Fergusson, José Noé Ríos y Edgar Reyes, quienes constituían el equipo negociador.

Según las declaraciones de La Iniciativa Unión por la Paz, el fracaso de la mesa de negociaciones entre ELN y Gobierno implicaría un retroceso para la consolidación de una paz completa en el territorio. Así mismo, implicaría una agudización de la violencia entre las partes en más de 100 municipios en donde hoy tiene presencia la guerrilla. Además, se perdería la metodología de negociación que permitiría el cese bilateral del fuego, la desestabilización está a la vuelta de la esquina.

La declaración hace especial énfasis en el papel de la sociedad civil para que continúe y se logren acuerdos sobre lo fundamental y estructural del ELN en La Habana. A propósito de esa presión de la sociedad civil, la encuesta sobre la viabilidad del dialogo para la sociedad civil, elaborada por Gallup, arrojó los siguientes resultados: