Atentados y denuncias internas, los líos de la UNP

Por: Sergio Saavedra. Redacción Pares


Crece la polémica tras las versiones que arrojó el Ejército de Colombia acerca del suceso, en el que estuvieron implicados uniformados en el departamento de Norte de Santander, y que cobró la vida de Ezequiel Méndez Rivero, escolta de la Unidad Nacional de Protección (UNP) y dejó herida a la líder política Yolanda González García, del partido ASI. Además, con la llegada de un audio que contradice la versión oficial, un rifirrafe interno entre el sindicato de la UNP y la directiva y, una presunta fuga y robo de información de base de datos que llevó a la inspección por parte de la Fiscalía General de la Nación, enlodan el panorama y mantienen en la incertidumbre la protección en las regiones del país pues, paralelamente, la violencia no cesa.


Muchas dudas por la versión entregada


En su momento, el Ejército señaló que las características de la camioneta en la que se transportaba González García correspondían a las “las mismas características reportadas en un caso de posible secuestro” y que —a la altura del sector conocido como el Alto de la Virgen donde estaba dispuesto un puesto de control—; el vehículo en el que se transportaba González García habría ignorado la señal de alto y, supuestamente,