• Laura Natali Cano Murillo

Atentado de Ciudad Bolivar: una localidad donde los hechos violentos y criminales no cesan

Por: Laura Cano

Periodista Pares


El pasado sábado se conoció que en la localidad de Ciudad Bolívar, más específicamente en Arborizadora Alta, había sido cometido un atentado terrorista en inmediaciones del CAI de la zona. Este es un punto de constante tránsito de personas, pues cerca quedan viviendas, establecimientos comerciales, un parque, el Centro Educativo Distrital Gimnasio Sabio Caldas, y paradas del Sistema Integrado de Transporte (SITP).


Luego de la detonación se informó que el CAI, en efecto, sufrió daños en su estructura, pero además, que cerca de 60 viviendas también se vieron afectadas. Asimismo, según se informó en medios de comunicación, once personas quedaron heridas, entre las que había un policía, cinco adultos y cinco niños; dos de ellos graves, quienes fallecieron. Se trata de Daniel Duque y Salomé Rangel, de 12 y 5 años, respectivamente.


El asesinato de estos dos niños ha generado un claro rechazo, pues esta situación es una radiografía de cómo los niños y niñas se están viendo afectados en los hechos violentos que constantemente suceden en el país, y que de diversas formas ha vulnerado los derechos de las y los menores.


Ante lo sucedido, la alcaldesa de Bogotá Claudia López, dijo que :”Honraremos la memoria de Daniel y Salomé trabajando en conjunto con las autoridades nacionales y distritales para dar con los responsables y llevarlos ante la justicia. Permanezcamos unidos y abracemos a estas familias que hoy pasan por esta situación dolorosa”. Tras esto también se dio a conocer que este 29 de marzo se realizará un Consejo de Seguridad en el que se reunirá la mandataria con el presidente Iván Duque. Hay que decir que en la capital también se declararon tres días de luto y duelo distrital.


Por otra parte, en las últimas horas se conoció que el Frente 33 de las disidencias de las Farc, que opera en la subregión del Catatumbo, se habían atribuido el hecho. “Un comandante del frente guerrillero, que opera en el Norte de Santander, asegura en un video compartido a medios locales, que el ataque haría parte de una serie de acciones como celebración de la muerte de Manuel Marulanda Vélez, alias Tirofijo”, se lee en El Espectador.


Vale la pena recordar que el pasado 5 de marzo, frente a la estación de Policía del barrio Sierra Morena, en el sur de Bogotá, se presentó una explosión similar. De hecho, el caso también se presentó luego de que fue dejada un maleta cerca al lugar, que posteriormente estalló, afectando cerca de 44 viviendas y a una persona.



¿Qué hay detrás de este hecho?


Hay que iniciar diciendo, según el análisis de Isaac Morales, coordinador de la Línea de Seguridad y Democracia, que este hecho hace más evidente la presencia de guerrillas bajo células urbanas, las cuales permiten que este tipo de acciones se realicen. Adicionalmente, vale la pena señalar que en Ciudad Bolívar, además de haber una posible presencia de las disidencias de las Farc, también habría del ELN y el Clan del Golfo, según investigaciones de la Fundación. Adicionalmente, hay otro tipo de Grupos Armados Organizados (GAO’s) como Los Paisas y Los Costeños, quienes han estado en la zona, por lo menos, desde 2019.


Estas estructuras han llegado hasta esta zona del sur de Bogotá, principalmente, para manejar y controlar las rutas del narcotráfico y microtráfico, así como de otras economías ilegales, como la del tráfico de armas. Esto se da por su cercanía tanto con la Comuna 4 de Soacha, Cazucá, donde también se ha profundizado la problemática de presencia y control de grupos al margen de la ley y economías ilegales, como con el Páramo de Sumapaz, donde habría una presencia más fuerte de las disidencias de las Farc. Sin embargo, como apunta Isaac Morales, el hecho reciente en Ciudad Bolívar también podría leerse como un ataque directo contra la Fuerza Pública por algún tipo de incautación o golpe a estas organizaciones. “Este hecho más que estratégico es mediático, pues se pone en la agenda pública, además en medio de una época preelectoral, el hecho de que tienen una capacidad de acción en zonas urbanas como Bogotá”, señala Morales.


Con esto, afirma Isaac Morales, que “tanto las autoridades civiles, como de Policía, deberían apuntar al fortalecimiento de las capacidades de prevención, inteligencia y contrainteligencia para mitigar este tipo de hechos”. Asimismo, agrega que “es la población civil la que está viéndose expuesta en este tipo de hechos,y justamente en ese marco, las y los menores, son la población aún con mayores riesgos por este tipo de hechos”.