Asesinato de Álvaro Gómez: venganza histórica de las Farc

Por: Fredy Chaverra. Colaborador Pares.


Un discurso proferido el 25 de octubre de 1961 sellaría el destino de Álvaro Gómez Hurtado 34 años después. A tres años del primer gobierno del frente nacional y ante un Congreso controlado por el bipartidismo, Gómez profirió un discurso esencial en la historia del conflicto y catalizador del mito fundacional de las Farc; habló del surgimiento de ciertas “repúblicas independientes” en Sumapaz, Riochiquito y Vichada e instó al gobierno a tomar acciones contra los campesinos herederos del bandolerismo de la Violencia.


Álvaro Gómez era la voz más autorizada de la facción laureanista que había sellado con la élite del liberalismo el pacto frentenacionalista; su voz tenía el peso suficiente para motivar al Alberto Lleras y a Guillermo Valencia a iniciar (con el respaldo de los Estados Unidos) una agresiva ofensiva militar contra esas supuestas repúblicas controladas por campesinos. Para finales de 1962 fueron disueltas y con el bombardeo a Marquetalia se abrió un conflicto armado que tardaría 50 años en cerrarse y que a la postre le costaría la vida al mismo Gómez Hurtado la tarde del 2 de noviembre de 1995.


Con el reconocimiento de su participación en ese asesinato,